m2

Sábado, 6 de noviembre de 2004

Ampliación en La Matanza

 Por Matías Gigli

En La Matanza se llevó a cabo un concurso de ideas para la ampliación de la sede municipal. La iniciativa generó un concurso provincial desde el Distrito III de la Provincia de Buenos Aires que ganó el equipo integrado por Edgardo López Albarellos y Daniel Cufari, junto con los colaboradores Juan Magno, Patricia Volonino, Solange Maldonado, Erica Mraz, Julieta Dóllera, Lucía Rentería, Leticia Antoine y Alejandra Pradelli.
El trabajo premiado consta de las imágenes y documentación gráfica completa indispensables para entender correctamente una propuesta arquitectónica de compleja intervención urbana. Sin duda, esto fue mucho más que una “idea”, fue sin más un anteproyecto avanzado. Es importante destacar que desde nuestra propia matrícula se desvirtúan los nombres de las encomiendas, lo que lleva sine qua non a una merma en los honorarios de los profesionales. Por ejemplo, en este concurso de “ideas”, el jurado critica las presentaciones diciendo que no son “integrales” y afirma que sólo rescata “interesantes propuestas que permitirán desarrollar el proyecto definitivo”. Esto, más que una queja, debería ser la misma definición de un concurso de “ideas” y no de “anteproyectos”, que sí tienen el deber de ser más “integrales”.
El tema convocante esta vez fue la remodelación del palacio municipal local, que tiene interés patrimonial, y al cual se le adosará un nuevo volumen, centralizando las actividades que hoy se desarrollan en edificios cercanos.
La propuesta que responde al programa de necesidades planteada en las bases se basa en la creación de una calle interior cubierta, que comunica las calles Entre Ríos y Almafuerte. La idea es que el espacio urbano organice las diversas actividades del nuevo edificio municipal.
Esta calle remata en una plaza cívica –la Almafuerte–, lugar de reuniones y actos de la comunidad. La creación de esa plaza lateral permite volver a ubicar el histórico edificio de la municipalidad como centro de la composición, alineado con la iglesia, el monumento a San Martín y el mástil de la plaza.
La cubierta de la calle propuesta es a la vez terraza jardín y actúa como elemento de control climático y como mirador. El acceso de público será seguramente menor en ese espacio y se lo propone como posible lugar de expansión de los empleados del edificio del municipio.
El edificio responde por una parte como un sistema cerrado en cuanto a su relación y respuesta a las condiciones particulares del entorno y del antiguo edificio municipal y como un sistema abierto en cuanto a las posibilidades de cambio.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.