radar

Domingo, 9 de enero de 2011

INEVITABLES

TEATRO

Pezones Mariposas

Protagonizada por Fernando De Rosa, Darío Levy y Lorenzo Quinteros, con dirección de Bernardo Cappa. En el buffet de un club de barrio, un hombre que en tiempos pasados fue una gloria y a quien ahora le han permitido que atienda aquel espacio abandonado, está esperando respuestas de Bolivia para llevar a la “promesa” y salvarse. Mientras tanto, prepara la fiesta de patín de las chicas del club y sueña con la escribana del mismo. Esa mañana entra al barsucho un integrante de la comisión directiva que tiene la orden de comunicarle que el buffet se ha dado en concesión y que, por tal motivo, debe irse. Los sueños enloquecidos de uno y la cobardía del otro complican las cosas.

Viernes a las 23, en el Camarín de las Musas, Mario Bravo 960. Entrada: $ 50.

El descenso del Monte Morgan

Lyman (Oscar Martínez) es un agente de seguros que lleva una doble vida: es un bígamo que mantiene dos familias. Perdido en su propio narcisismo, es rico, ambicioso, egoísta y demasiado temeroso de su propia muerte como para preocuparse por las repercusiones de sus actos. Su peor pesadilla se materializa cuando es hospitalizado luego de un accidente casi fatal. Ambas esposas irán al hospital: con Leah (Carola Reyna) lleva más de treinta años de matrimonio y comparte una hija adolescente. Con la otra, Theo (Eleonora Wexler) lleva nueve años de matrimonio y un hijo de ocho. Sin mostrar un mínimo de arrepentimiento, Lyman se niega a aceptar responsabilidades, ya que cada una de sus ellas y sus familias tuvieron una vida mucho mejor y feliz que la que hubieran logrado tener sin él. Como todas las obras de Arthur Miller, ésta también es una crítica al modo de vida burgués.

Domingo a las 20.30, jueves y viernes a las 21, sábado a las 20.15 y 22.30, en el Teatro Metropolitan, Corrientes 1343. Entrada: desde $ 100.

MÚSICA

La gran estafa del tropipunk

Con un guiño a los Sex Pistols desde su título, el segundo álbum de las Kumbia Queers continúa la desprejuiciada apuesta musical de su debut, Kumbia nena! (2007), que mezclaba sin prejuicios Madonna, Black Sabbath, Ramones y The Cure. Sexteto argentino-mexicano, el grupo se formó con la unión del histórico grupo punk She Devils con la ascendente solista Juana Chang y la cantante mexicana Ali Gua-Gua, de las Ultrasónicas, con la intención de –como ellas mismas precisan– incorporar a la cumbia un giro menos formal, menos estricto y, especialmente, menos misógino. Este esperado segundo opus está producido por Pablo Lescano, el líder de Damas Gratis. Toy Hernández (Control Machete) produjo los temas “Celosa” y “Linda Argentina”. Destacan, además, las participaciones de Quique Rangel de Café Tacuba (“Daniela”), Flavio Cianciarullo de Los Fabulosos Cadillacs (“Te Quiero un Chingo”) y Mariano Tomassi. La cereza sobre la torta es la versión de “Lucifer Sam”, de Pink Floyd (convertida en “Lucy, Fer y Sam”), y la gran decepción es la ausencia en el disco de “Mal Carácter”, formidable versión de un tema de Serge Gainsbourg, cuya inclusión fue vedada por los herederos del francés.

Personalidad

Tres años después de su debut Mi sentimiento (2007), el rosarino Julio Franchi se termina de consagrar como el sucesor de su coterráneo Coki con la flamante edición del sorprendente Personalidad. Después de diez años de haber formado parte del grupo Hermosos Perdedores, Franchi dedica su segundo disco a Charly García, y cuenta con Guillermo Vadalá y Adrián Abonizio como invitados, entre tantos otros. El contundente tema que abre y bautiza al disco, el melancólico y burrito “Swift” y el pegadizo “Uno contra uno” apenas si son el comienzo de un disco extenso, y que merece ser descubierto fuera de su Rosario natal.

DVD

Agente Salt

A pesar de todas las veces que se zambulle de cabeza en el ridículo –que no son pocas– y contra todo pronóstico (o todo prejuicio, fundado en la insoportable saga de Lara Croft y la apenas digna Se busca), este regreso de Angelina Jolie al cine de acción es un entretenimiento potente. Y original, al menos en la manera en que combina cosas ya vistas: su personaje, el agente de la CIA Evelyn Salt (escrito, se dice, para Tom Cruise, y cambiado de sexo casi sin reescrituras ni sutilezas) es, o podría ser, un espía ruso entrenado e infiltrado desde su infancia, una peligrosa célula dormida. Con esos resabios de berretada de súper acción de los años de la Guerra Fría, sin sufrir jamás un ataque de conciencia o corrección política, el director Philip Noyce (Juego de patriotas) arma un artefacto explosivo, que lamentablemente decae un poco hacia el final. Como compensación, Angelina consigue por momentos volver a encender su mecha como ícono sexual, que una serie de malas elecciones parecía haber extinguido. Era mejor en cine, pero para quien se la perdió, es una opción inmejorable para una noche de verano en casa.

Un hombre solitario

Unos meses atrás, mientras el mundo se enteraba de que Michael Douglas tiene cáncer, por todos lados se estrenaba esta película en la que hace un poco de sí mismo –o de una amalgama de distintos personajes que interpretó antes– y en la que está gravemente enfermo. Algo cretino, depredador sexual de pocos escrúpulos, tras cumplir una condena por estafa, el protagonista asiste al triste espectáculo de una vida deteriorada: quebrado en los negocios, separado de la mujer de su vida (Susan Sarandon), metiéndose en relaciones complicadas con mujeres mucho menores que él, todo tiende hacia la fábula de redención, aunque saludablemente sin moralina. Con Danny DeVito, Jesse Eisenberg (el protagonista de Red Social), la muy eficaz Jenna Fisher y un reparto de secundarios perfecto.

CINE

La epidemia

Remake libre de un film de bajísimo presupuesto filmado por George A. Romero a principios de los ‘70, The Crazies ya fue recomendada en estas páginas unas semanas atrás, ante el anuncio de un estreno que no se concretó. Por eso, ahora que, superada la saturación de films de terror en los salas locales, finalmente se la puede ver, vale destacarla de nuevo: porque es muy divertida, por el rigor que aplica al desarrollo de su argumento –el enloquecimiento de todo un pueblo accidentalmente envenenado por una sustancia experimental del ejército–, y porque vuelve sobre el tema de la paranoia y la desconfianza en el gobierno que tenía fuertes resonancias en el film original, creado en plena guerra de Vietnam, y que se abre a nuevas y temibles lecturas en el presente. Dirigida por Brek Eisner y protagonizada con eficacia por Timothy Olyphant y Radha Mitchell, hay que verla en una pantalla grande para disfrutarla mejor.

Enredados

Votada por Quentin Tarantino –valga decir para quien le interese el dato– como la quinta mejor película del año que acaba de terminar, el nuevo largo de animación de Disney para estas vacaciones no es otra cosa que el cuento clásico de Rapunzel, la doncella del cabello infinito de los hermanos Grimm, pero con una vuelta posmoderna, como les ha tocado sufrir a todos los clásicos animados desde por lo menos Shrek. Llevada adelante con ritmo perfecto y mucho humor y gracia, la película funciona especialmente bien en los momentos que abordan el “drama materno filial”, entre la protagonista y su captora. Obscenamente caro para un film de animación (el más caro en esta categoría), todo indica que con Enredados la compañía del Ratón aspira a recuperar la gloria de los años de La Bella y la Bestia, y tiene con qué.

TELEVISIÓN

Democracia 2.0

Tres películas sobre las nuevas formas, las nuevas posibilidades y los nuevos problemas que debe asimilar y enfrentar la política en la “era digital”: o en otras palabras, un terceto de documentales complementarios sobre Internet, los blogs y las redes sociales y sus efectos sobre la dinámica y el funcionamiento de un principio básico de la democracia occidental. El ciclo abre con Nosotros hoy (2009), sobre cómo algunos modelos de organización on line amenazan las formas de jerarquía actuales, proponiendo nuevos modos de representatividad y tomas de decisión. Y sigue la semana próxima con Hacking Democracy, que examina nuevas y peligrosas formas de manipulación y fraude electoral. El tercer documental, Guerra de blogs, observa de cerca el papel que ha jugado la blogósfera en la política electoral de 2004 para acá. Un gran seleccionado conspiranoico.

Domingos 9, 16 y 23 de enero a las 20, por Infinito.

Faye Dunaway cumple 70

Casi nadie conocía a Faye Dunaway cuando interpretó a Bonnie Parker en la magistral Bonnie & Clyde, de Arthur Penn (1967). El enorme éxito de esta película que se anticipó a la renovación del cine norteamericano de los ‘70, la convirtió en una estrella, que hoy no brilla demasiado pero a la que se recuerda por un puñado de films imperdibles. Entre ellos, aparte de la saga de la pareja de gangsters con Warren Beatty, los otros dos con los que el canal de los clásicos la homenajea en su septuagésimo cumpleaños: Network, que se adelanta con una truculencia incomparable a Gran Hermano y The Truman Show; y El campeón, con Jon Voigt.

Poder que mata (Network), el viernes 14 de enero a las 22; Bonnie & Clyde, el sábado 15 de enero a la 0.15; y El campeón, el sábado 15 de enero a las 2.25, por TCM.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.