radar

Domingo, 9 de diciembre de 2007

SALí

Hoy: de viaje

 Por Natali Schejtman

Pican los mosquitos

Antes de partir a la aventura, vacuna contra la fiebre amarilla

No es la vuelta de Soda Stereo, no es la victoria del PRO en la ciudad de Buenos Aires, ni tampoco la película de los Simpson. Esta es la fiebre amarilla de verdad, y porque hacia el final de este texto vamos a servirle la solución en bandeja, detallamos aquí sus tenebrosas características: enfermedad virósica, de alta mortandad, causada por el mosquito Aedes aegypti, que trae dolencias como fiebre alta, náuseas y vómitos (y la tonalidad que le da el nombre, en un estadio grave). Este mosquito existe en Capital y Gran Buenos Aires pero no así la enfermedad, según explica el Dr. Jorge Macías, jefe de Departamento de la Dirección Nacional de Sanidad de Fronteras, ya que para transmitirla se necesita también de portadores. Por eso es una vacuna que se aconseja especialmente a los viajeros, sobre todos a los que eligen como destino la selva tropical, el Sudeste Asiático y Africa o zonas fronterizas como Brasil, Paraguay y Bolivia. Algunos, incluso, consideran la vacuna obligatoria para el ingreso.

El lugar en el que la vacuna se aplica es la Dirección Nacional de Sanidad de Frontera, el estamento de salud más antiguo, que existe desde 1880, cuando arrancó con el nombre Departamento Nacional de Higiene para el control del puerto de Buenos Aires en época de fluida inmigración. Hoy, la Dirección se ocupa del control sanitario en todos los pasos fronterizos, para transporte internacional aéreo o terrestre.

Excepto para embarazadas y menores de un año, para todo el que quiera la vacuna –con certificado internacional– es gratuita, cubriendo 10 años de viajes y sin daños colaterales ni contraindicaciones. También, en la Dirección se asesora a los viajeros. Porque tal como diría alguna abuela: una cosa es aventura y otra es negligencia.

Dirección Nacional de Sanidad de Fronteras: Ing. Huergo 690. De lunes a viernes de 11 a 12, con DNI. Teléfono 4343-1190

Cartografía total

Mapas a pedido, de cualquier sitio del mundo.

Pocos lo habrán pensado, pero verán que no es una mala idea en absoluto. Pongámosle que de repente se les ocurra un destino no tan conocido, o demasiado focalizado. Algún país de Africa, por ejem-plo. Y quieran recorrerlo incisivamente. Hay un lugar en el que usted puede encargar un mapa de ese país o región, y le será confeccionado. Se trata de Cartobaires, estudio que lleva más de 10 años en el rubro y se dedica tanto a las cartografías para empresas como a la confección a pedido y a la edición de Atlas y demás materiales, de variadísimas escalas y tamaños. Si hubiera que armar un mapa de cero, explica Eduardo Alvarez, el modus operandi es el siguiente: “Primero se compra una imagen satelital del lugar en cuestión. Una vez que la tenemos, trabajamos sobre esa imagen para relevar costas, ríos con su curso. Esa es la parte física, que es lo primero. Después viene la parte civil: ciudades, rutas y caminos. Una vez que tenés eso después hay que llevarlo a la escala que se pida y ponerle los nombres”, explica. Pero a no confundirse: Google Earth no es una herramienta para ellos, debido a que la información que brinda no es homogénea ni actualizada. Además, se buscan los datos de los censos de estos países, para saber el tamaño de las fuentes de las distintas ciudades. Según asume, este trabajo requiere de dos características: ser muy metódico y muy prolijo... “Y eso que ahora se hace todo por computadora, no se dibuja más a mano. Un mapa que ahora me lleva 25 días, antes llevaba 4 meses.”

Cartobaires queda en Pasaje Baltazar de Unquera 1838
Teléfono: 4115-9335

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.