radar

Domingo, 16 de mayo de 2010

SALI

Japones

 Por Julieta Goldman

Sushi casero

Centro Daiwa: un curso completísimo para hacerse la tabla propia

En el Centro Integral Daiwa se dictan clases desde 1993. Curso de origami, japonés y sushi, entre otros. Alicia Yafuso es quien se ocupa de las clases de cocina, ya que viene de una tradición de siglos donde se cocinaba mucho para agasajar a los mayores y ofrendar a los antepasados.

Hace más de diez años comenzó a enseñar, dictando mensualmente dos clases intensivas de seis horas cada una (sí, más larga que una clase del secundario). Al principio el programa incluía la cocina tradicional japonesa con platos como el sukiyaki, el yakitori, las gyozas o el tempura. Dado el éxito de los cursos y la aceptación que en Argentina empezaba a tener el sushi optó encarar las clases exclusivas de sushi. Sus primeros alumnos fueron chefs de hoteles y restaurantes, azafatas y auxiliares de vuelo que conocían el sushi gracias a sus viajes, y profesores de otro tipo de cocinas. Hoy en día vienen personas de todo tipo, a quienes les encanta el sushi y quieren aprender a prepararlo en sus casas para familiares y amigos.

El objetivo de este curso apunta a fomentar el uso correcto de los insumos y de los ingredientes, respetando los procesos de cocción. Alicia insiste en aclarar un punto: “Es muy común escuchar que cuando se habla de sushi muchas personas dicen que no les gusta comer pescado crudo, como si el sushi fuera sinónimo de lo crudo. Pero en realidad, el sushi es arroz avinagrado preparado con diferentes combinaciones de ingredientes. Si quieren comer pescado crudo, entonces deberán pedir sashimi”.

Lo más importante a la hora de preparar sushi es conocer y cocinar el arroz. Después aprender bien la técnica del enrollado del maki (roll). La dinámica de las clases es bastante ligera. En la primera clase se comenta algo de historia, se van conociendo los ingredientes, sus orígenes y los procesos de elaboración de los diferentes rolls (haciendo tres variedades de sushi). La segunda clase finaliza con la inclusión de cuatro variedades más, desde el armado tradicional hasta las versiones más modernas.

Quienes quieran tomar clases consultar en www.centrodaiwa.com.ar


Japón-Nueva York-Buenos Aires

Uno Más Uno: viandas de comida japonesa desde Recoleta

De la unión de un argentino y una japonesa surgió Uno Más Uno: comida japonesa cocinada con amor. Esta joven pareja se conoció en un curso de inglés en la ciudad de Nueva York. Tres años más tarde armaron un original emprendimiento a base de la clásica comida japonesa: bento, lunch box o, en la versión local, viandas.

A Nina siempre le encantó comer, cocinar y hacer feliz a la gente con sus manjares. Un día le contó a Eugenio su sueño de cocinar para otros y él la ayudó a hacerlo realidad. Desde entonces, él es su ayudante y fan número uno.

El nombre también tiene historia. Uno es el apellido de Nina y ya que son dos los que llevan adelante el tema de las viandas, quedó Uno Más Uno. Empezaron el emprendimiento a fines del año pasado, al principio sólo para conocidos, alrededor de diez clientes por día. Con ayuda de amigos y familia, comenzaron a volantear y a hacer delivery en Recoleta para ampliar el negocio.

Vivir en diferentes países los llevó a la conclusión de que muy pocas personas saben cuál es la comida japonesa que se come en Japón. Todos caen en la trampa de creer que es el sushi. Pero no, tiene mucho más para ofrecer y algunas comidas son similares a las argentinas, como la ensalada rusa, souflé de huevos, vegetales salteados, croquetas de papa, pollo frito. Y todo se sirve en prácticas bandejitas descartables, con un costo de $ 15 y unas hermosas grullas de regalo.

Uno Más Uno recibe pedidos de 18 a 23, en el 4805-4186. Más info en www.unomasuno.jimdo.com


A la limeña

Osaka: cocina japonesa, china y tailandesa, pero siempre con base en Perú.

Osaka es un fenómeno que pese a sus abultados precios no para de crecer. Hace cinco años que abrió en Palermo, ahora acaba de aterrizar con sucursales en Chile, próximamente será el turno de México, estrenó nuevo servicio de delivery en su local porteño (Yuku) y tiene salones llenos cada noche. ¿Qué más puede pedir un emprendimiento gastronómico?

El secreto del éxito creciente de Osaka en diferentes países es su capacidad para trasladar el modelo que nació en Lima, pero que fue evolucionando y transformándose cada año. Cultura gastronómica peruana con aires orientales, audacia en las incitaciones al gusto, sabores fuertes que dejan huella. A la medida de quien busque novedades y bocados con todo tipo de combinaciones.

La carta, larga y abultada, incluye perlitas como el sushi en cono, cevichitos para degustación, picantes de todos los colores y una barra de tragos elaborados que amerita probar al menos uno: la chicha morada o la caipiroska Osaka o la de frutos rojos. Igual de entrada sirven un shot de pisco, imperdible.

Este equipo evolucionó en la cocina peruana, sumándole tradiciones chinas, japonesas, Nikkei y tailandesas, con algunos secretos argentinos y un constante trabajo de investigación de productos y técnicas. “Somos un equipo creativo que trabaja con los sentidos y la atmósfera de cada ciudad, con cartas decididas por los clientes y nunca por el capricho de un cocinero”, concluye Diego De La Puente, uno de los fundadores de Osaka. Se recomienda reservar sí o sí. Si no será imposible realizar el desafío Osaka. La mayoría de los clientes son turistas; en gran parte se debe a la originalidad de la comida y otro poco a sus precios salados, pero bien invertidos porque sólo se trata de probar manjares.

Osaka queda en Soler 5608. Abre todos los días, mediodía y noche. Teléfono: 4775-6964. Para comer en casa: www.osakayuku.com


Acá hay de todo

Casa japonesa: proveeduría especializada en el sur.

Un clásico para comprar productos japoneses sin tener que irse hasta el famoso Barrio Chino en Barrancas de Belgrano es Casa Japonesa. Una alternativa cerca del Congreso que los que vivan más al sur de la ciudad sabrán apreciar.

En este pequeño bazar hay de todo: desde producto para cucarachas hasta vajilla para celebrar la ceremonia del té. Es el mercado nipón por excelencia. De hecho casi todos los productos son traídos directamente de Japón. De ahí que los precios no sean del todo amigables. ¿Quién podría gastar $ 120 por un aceite? Además hay sake (la bebida alcohólica japonesa) de todos los tamaños y precios, harina dulce, sopas, semillas de chia, sésamo, mijo, fideos y hongos especiales, arroz para sushi en bolsas de 20 kilos y muchos productos frescos como el jengibre, tofu y verduras.

También venden comidas elaboradas como los Harumaki o más conocidos como arrolladitos primavera, gyozas, bandejitas de sushi con tamaño record por cada roll y pescados frescos fileteados.

Se oye a una señora japonesa que en un perfecto castellano dice “acá hay de todo”. Y sí hay de todo. Estantes llenos de productos, que algunos no tienen traducción y se hace difícil deducir su sentido. Tal es el caso de los snacks de pescaditos secos, especias típicamente japonesas y algunas semillas frescas.

Los que estén planeando aprender a preparar sushi casero, éste es el lugar para comprar todos los adminículos. Venden el arroz, las algas nori, la máquina para preparar el arroz a punto y los Wari Bashi (palitos). Debe ser uno de los mejores lugares para encontrar todo aquello que te gustaría traerte de Japón sin pasar por el aeropuerto.

Casa Japonesa queda en Venezuela 2132. Abre de Lunes a sábado de 9 a 19.30. Teléfono: 4942-6766.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared