radar

Domingo, 22 de febrero de 2015

VALE DECIR

MONEDA SIMBÓLICA

Menudo canje: dinero real por dinero... poético. O, en otras palabras, billetes ficticios con poesía impresa que habla acerca de dinero. Acaso la moneda oficial del universo Alejandro Jodorowsky (escritor, director, rey de la psicomagia, por mencionar unas pocas chapas). Ocurre que, para financiar su más reciente proyecto, en el film Poesía sin fin, que trata acerca de su adolescencia en Santiago de Chile, el artista y creador de cintas de culto como El topo o La Montaña Sagrada, ha recurrido a la modalidad del momento: el crowdfunding. “¿Por qué a los 86 años tengo que luchar para hacer una película?”, se interroga quien, además, declara: “Yo no pienso en la industria, en los cines, en el productor. Pienso en mi necesidad expresiva”. Y aunque su necesidad expresiva requiera de 3 millones de dólares para ser filmada, el señor vanguardia sólo solicita 350 mil billetes a sus aficionados. Quienes –dicho sea de paso– ya han donado la mitad de la suma en unos pocos días y posiblemente superen la cifra total para cuando la campaña cierre, el 22 de marzo.

Entonces, como se decía, los premios que Jodorowsky ofrece, porque, a cambio de la ayuda monetaria, los contribuyentes recibirán algo más que la satisfacción de haber asistido a su héroe; también podrán llevarse la extraña recompensa de los mencionados billetes que, según el monto aportado, llevan leyendas varias: “El dinero es como el Buda, si no lo trabajas no lo obtienes. Si detienes su fluir, desaparece”; “El dinero da la luz a quien lo emplea para abrir la flora del mundo y aniquila a quien se endiosa confundiendo la riqueza con el alma”, o –una favorita– “Para ser rico le doy un lanzazo a la Diosa y me baño en su sangre”. Por lo demás, Poesía sin fin se basará en la segunda mitad de su libro La Danza de la realidad, será coproducida por Francia, Chile y Japón, se grabará en Santiago en julio de este año y tiene estreno estipulado para febrero de 2016. Llenando, según Alejandro, un vacío ineludible: “Nuestro mundo sufre una carencia devastadora de poesía. Ingenuamente, soñamos con reconectar con ella a través del cine, pero la industria que ha colonizado este arte sublime ha hecho todo para despojarlo de su esencia poética”. A volver a la esencia, entonces.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.