radar

Domingo, 22 de marzo de 2015

VALE DECIR

VUELA, VUELA

“Taiwanés-franco-americano viviendo en Berlín; fotógrafo, bailarín, comilón” (sic) es la sucinta seguidilla de palabras que ha elegido el fotógrafo, bailarín y comilón taiwanés-franco-americano Mickael Jou para describirse a sí mismo. Y aunque no se muestre particularmente creativo al momento de las definiciones, al menos invierte los destellos de originalidad en lo que vale: sus imágenes. Porque durante los últimos tres años, el joven artista se ha embarcado en un proyecto que lo habilita a mixturar sus pasiones. Que, en otras palabras, sería el siguiente: autofotografiarse mientras baila. Con una particularidad, como no podía ser de otra manera. La de aparentar flotar en el aire en prácticamente todas las capturas. “Su ciclo de danza desafía la gravedad”, “Jou captura la esencia del ballet en pleno movimiento”, “¿Por qué nadie menciona la obra de la japonesa Natsumi Hayash y sus series levitando?”, han sido algunas de las variopintas reacciones de cara a su trabajo. Trabajo que, bajo el título 365 Self-portrait Project, lleva ya tres años en desarrollo, usa escenas cotidianas de telón de fondo y tiene a Mickael de punto focal, casi siempre suspendido y siempre grácil. “Lo que parece ser un trabajo de cables es la manipulación del propio cuerpo”, se sorprende el sitio arty Design Boom, no sin antes avisar que antes que complete los 365 autorretratos pasarán unos cuantos años. Volar alto, después de todo, puede dar un poquito de vértigo.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.