radar

Domingo, 12 de abril de 2015

VALE DECIR

NEVERMIND...

Seth Casteel dice ser fanático del auto retrofuturista De Lorean y de la música de los 80. Aunque, de cara a sus piezas fotográficas, se intuya que su más grande afición sea el agua. Después de todo, fue capturando imágenes de cachorros y canes sumergidos que el joven fotógrafo estadounidense, residente de California, logró hacerse de una famita viral, editar libro temático, llenarse los bolsillos con billetes de curso legal. De hecho, tan bien funcionó la fórmula que ahora ha vuelto a emularla, aunque –en esta ocasión– disparada por un fin social. Para su nueva serie, explicativamente intitulada Underwater Babies, el muchacho reemplazó perritos por bebés y, haciendo uso de su equipo subacuático, procedió a retratarlos en pleno pataleo iniciático. Acompañados los más de 750 purretes de diferentes estados norteamericanos por padres y supervisores, no vaya a ser cosa, amén de posar involuntariamente para las más de 10 mil imágenes logradas. De ellas, sin embargo, solo 70 darán forma a un venidero –y homónimo– libro, cuya intención será concientizar acerca de la importancia de los programas de nado a temprana edad, que permiten que chiquilines aprendan y desarrollen técnicas e instintos de supervivencia en dicho medio natural. Chapotear, aguantar la respiración bajo el agua, flotar; “una celebración de los niños, con un giro que requiere seriedad”, dice el don que motorizó la idea tras conocer un dato alarmante: una de las principales causas de muerte entre niños de 1 a 4 años en Estados Unidos es el ahogamiento no intencionado. Con todo, más allá del toque serio, están las fotos: lúdicas, simpatiquísimas y ocurrentes, repletas de mini Aquaman.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.