radar

Domingo, 25 de octubre de 2015

VALE DECIR

SEX BOMB

Si Donald Trump continúa compartiendo sus reaccionarios pareceres respecto a la inmigración, pronto habrá secciones especialmente dedicadas a él en todos los sex shops de Estados Unidos. Después de todo, pocos meses atrás, esta sección se ¿ruborizaba? al presentar los tapones anales del artista chicano Fernando Sosa que, moldeados con la formita del presidenciable megamillonario en reprimenda por llamar a los mexicanos “narcotraficantes, criminales y violadores”, probablemente hayan conjurado más carcajadas que gritos de placer. Pues ahora es otro el artista (sirio, en esta ocasión) el que, iluminado por recientes declaraciones de Trump, decidió dedicar su más reciente pieza triple X al don. “Si gano las elecciones, mandaré a los refugiados sirios de regreso a su país (…) Podrían ser parte de ISIS. Todo esto podría ser parte de uno de los estratagemas tácticos más grandes de todos los tiempos”, fueron las ¿paranoides?, ¿desafortunadas?, ¿extremistas? palabras que enfurecieron a Saint Hoax, seudónimo con el que el hombre en cuestión firma obra, en general políticamente incorrecta y de claro contenido activista. La más reciente: un blondo muñeco inflable (el famoso sex doll) de Donald, listo para explotar de pasión en la cama de más de un republicano. “Visto y considerando que Trump piensa que todos los sirios somos miembros encubiertos de ISIS, probablemente espera que una persona como yo responda aterrorizándolo, a pura amenaza, rabia, odio. Por el contrario, mi respuesta es la sátira, el arte y los muñecos. Muñecos que, al igual que este señor, están llenos de aire. Sin aire, este producto es tan vacío como las declaraciones de Trump”.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared