radar

Domingo, 25 de octubre de 2015

FOTOGRAFIA > ARI SETH COHEN

SETENTA AÑOS NO ES NADA

La moda y la vejez van de la mano en Advanced Style, el exitoso blog que ya se convirtió en libro y en documental de Netflix. En esta entrevista su creador, el fotógrafo Ari Seth Cohen, que estuvo hace unos meses en Buenos Aires para encontrar nuevas musas, explica cómo muchas de sus modelos se convirtieron en caras de campañas o trendsetters famosas, al punto de que grandes marcas eligen con frecuencia a señoras como chicas de tapa.

 Por Cecilia Boullosa

Una vez le preguntaron a Ari Seth Cohen qué era exactamente lo que buscaba cuando retrataba mujeres de más de 60 años en las calles de Nueva York. “Busco un gran turbante, brazos llenos de pulseras, un tapado que alguien estuvo usando durante los últimos 50 años, pero que se ve tan maravilloso como el primer día. Un sentido personal del estilo. Más que un estilo, una cierta chispa, una pasión por la vida y por expresarse. Creo que lo que las une a todas es su vitalidad”. Rendido ante ellas, con una reverencia y fascinación similar a la que Truman Capote manifestaba por sus Cisnes –damas de la alta sociedad neoyorquina– o Manuel Puig por sus divas del viejo Hollywood, Cohen habla de las mujeres que comenzó a fotografiar para su blog Advanced Syle y que en muchos casos terminaron volviéndose famosas: hoy son la cara de campañas de moda, protagonizan avisos de cosméticos, supermercados, tienen sus propias líneas de crema o son reconocidas como trendsetters.

Cohen comenzó con su proyecto en 2008, apenas se mudó a Nueva York, desde San Diego. Lo novedoso no fue que se dedicara a fotografiar el estilismo urbano eso ya lo había hecho el sitio The Sartorialist y mucho antes, desde 1978, el fotógrafo Bill Cunningham en su famosa columna On the Street, del New York Times– sino que apuntara sus flashes a un target invisibilizado en las revistas de moda. “La sola idea de dar protagonismo a mujeres mayores fue anárquica y provocadora”, dice el comentarista de moda Simon Doonan. El blog inicial se fue ramificando por otros canales: videos en Youtube, un libro (que va por su séptima edición) y un documental (con el mismo nombre del blog y disponible desde hace algunas semanas en Netflix).

Entre las musas maduras de Cohen –siete de ellas comparten cartel en la película– hay una gran variedad de historias y estilos: está, por ejemplo, Jacquie Murdoch, una ex bailarina del Teatro Apollo de Harlem que disimula por coquetería su ceguera y termina, a los 82 años, como modelo de una campaña de Lanvin. O Debra Rapoport, una freegana de la moda que se construye brazaletes con rollos de papel higiénico y afirma que su estilo está inspirado por la ciudad, la basura y la posibilidad de reciclar cosas. Son mujeres que se asumen libres para jugar con las texturas, con los colores estridentes: que no usan beige ni tonos pasteles, que no se tapan, que no se esconden. “Empecé a sentirme libre recién a partir de los 80 –dice la profesora de arte Ilona Royce Smithkin, que ahora tiene 95–. Antes no quería decir mi edad: a mis alumnos les decía que estaba en algún punto entre los 50 y la muerte”. Royce Smithkin se convirtió en un suceso tras el estreno del documental, en 2014. Canta en teatros y cabarets, es modelo publicitaria y tiene entre sus fans a Dita Von Teese. La socialité Zelda Kaplan, otra de las retratadas por Cohen, en cambio no llegó a ver el documental terminado: a los 95 años tuvo una muerte a la altura de su leyenda; cayó desplomada de un infarto masivo en la primera fila de un desfile durante la semana de la moda de Nueva York en 2012.

En Vogue Italia definieron a Advanced Style más como un tratado sobre la identidad y el paso del tiempo que como un blog de moda. Tras la avanzada de Cohen, ciertas marcas de ropa fueron a explorar la misma cantera: esta temporada la marca francesa Céline eligió a la escritora Joan Didion, 80 recién cumplidos, para ser la cara de su campaña. Marc Jacobs contrató a Cher, que orilla los 70, y YSL a Marianne Faithfull, de 68. Dolce & Gabbana puso a tres abuelas en sus gráficas y las gemelas Mary-Kate y Ashley Olsen eligieron a la bellísima y atemporal Linda Rodin –de 67 años– para que luzca la ropa canchera de su marca The Row. La decoradora de interiores Iris Apfel, que, a los 93 años, también se convirtió en un ícono tardío de la moda (este año se estrenó un documental sobre su vida, Iris, dirigido por Albert Maysles, el mismo del inolvidable Grey Gardens) se ríe de sí misma definiéndose como “una estrella geriátrica”.

Hace unos meses a Ari Seth Cohen le llamó la atención una entre muchas notificaciones en su Facebook. Era un mensaje privado que llegaba desde Buenos Aires y había sido escrito por una mujer de 93 años, fanática de Dior y con doble apellido. “Esta maravillosa y elegante señora, Manuela Muguerza y García Moreno, me decía que había visto el documental y me agradecía por mostrar mujeres mayores que todavía se preocuparan por arreglarse y expresarse de manera creativa”, cuenta. Después de ver algunas fotos en el muro de Manuela –posando con sus ropas de gala, las que usa para ir al Colón, en su recargado departamento de Recoleta– Cohen supo que tenía que venir a Buenos Aires para fotografiarla. Durante su estadía, además, retrató a otras mujeres –y a algunos hombres– para incluirlos en su próximo libro, que publicará el año que viene.

Cohen, quien de no tener Advanced Style, “trabajaría en un hogar de ancianos”, dice que tiene empatía con la gente mayor desde chico. En lugar de salir a jugar con amigos recuerda que pasaba las tardes con su abuela Bluma, una bibliotecaria retirada, mirando películas en blanco y negro, revisando su armario y buscando fotos y cartas viejas. “Estaba fascinando con su pasado. Fue la mujer más sabia y maravillosa que conocí y la responsable de que hoy vea el paso del tiempo de la manera en que lo veo”. ¿Su propia vejez? Cohen la imagina como una versión de sí mismo mejorada: más sabio, menos ansioso, un poco más excéntrico y aplicando una máxima que le regaló Ilona, una de sus musas favoritas: “No busques la perfección. Hay mucha belleza en lo imperfecto. Si tratás de imitar a alguien demasiado, te convertís en nadie”.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared