radar

Domingo, 3 de septiembre de 2006

VALE DECIR › VALE REIR

Siempre Judas

Hay un chiste sobre Judas que anda dando vueltas por Internet en formato PowerPoint, y que merece ser reproducido. Dice así:

“Estaba Jesús en el cielo reunido con todos sus discípulos, y se encontraban analizando la problemática de la droga en el mundo, y el modo en que ésta destruía la vida de muchas personas y familias. Pero como ellos nunca habían probado, no sabían realmente lo que producía. Fue así como Jesús decidió mandar a todos sus discípulos a distintas partes del mundo para que trajeran distintas clases de drogas y analizarlas...

El hijo de Dios pasó cinco días esperando. Finalmente, tocaron a su puerta.

Toc-toc-toc.

—¿Quién es? —preguntó Jesús.

—Soy Juan.

Jesús abre la puerta rápidamente y le dice:

—¿Qué trajiste, Juan?

—Cocaína de Colombia, maestro.

—Muy bien, pasá, dejala ahí.

Al rato, vuelve a sonar la puerta.

Toc-toc-toc.

—¿Quién es? —pregunta Jesús.

—Soy Pedro.

Jesús abre la puerta y le dice:

—¿Qué trajiste, Pedro?

—Marihuana de Jamaica, maestro.

—Muy bien, Pedro, pasá y dejala ahí...

Al rato, toc-toc-toc.

—¿Quién es? —pregunta Jesús.

—Soy Mateo.

Jesús abre la puerta y le dice:

—¿Qué trajiste, Mateo?

—Crack del Bronx, maestro.

—Muy bien, pasá y dejalo ahí...

Y así sucesivamente iban llegando los discípulos con heroína de Afganistán, anfetaminas de una farmacia, LSD de Holanda, éxtasis de Manchester, hachís de Marruecos, opio de China, ketamina de una veterinaria y cucumelo de Misiones. Sólo faltaba un discípulo. En eso se oyó la puerta:

Toc-toc-toc.

—¿Quién es? —pregunta Jesús.

—Soy yo, Judas.

—¿Qué trajiste, Judas?

—A la DEA, cabrones... ¡¡¡Todos contra la pared!!! Ese de barba es el jefe...

Un judío en el cielo

Otro chiste que anda circulando de boca en boca últimamente, y que tiene como protagonista a Dios, también merece ser reproducido. Dice así:

“Un judío se muere y va al cielo. Mientras camina por ahí, se cruza con Dios. Absorto en sus pensamientos, en eso escucha que el Señor le chista:

—Che, Isaac, ¿qué te pasa? ¿Qué es esa cara de culo? Estás en el cielo...

Isaac, compungido, le responde:

—Tenés razón, disculpame. Pero no sabés lo que me pasó antes de salir para acá...

—No, ¿qué? —le dice Dios.

—Un bajón: allá en la Tierra, el boludo de mi hijo se me hizo católico.

—Ah, pero no te preocupes —le responde Dios—. A mí me pasó lo mismo.

—¿Y qué hiciste?

—Nada, un nuevo testamento.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.