radar

Domingo, 4 de julio de 2010

VALE DECIR

El mundo está loco, loco, loco

Aquella película de Stanley Kramer arrancaba con un ladrón que, agonizando tras salirse de la ruta a toda velocidad, revelaba su último secreto. Los cinco conductores que se habían detenido a ayudarlo se enteraban de dónde estaba enterrada una verdadera fortuna de aquellos tiempos: 350 mil dólares, debajo de una gran “W”.

En Austria está pasando algo similar. Cuenta el diario Austrian Times que un banquero de Munich, culpable de robarse cinco millones de euros, declaró a la policía que el dinero se lo quitó la mafia.

Nadie le creyó, por supuesto, y cuando lo liberaron en 2008 lo siguieron de cerca. Hasta que se fue a la provincia del Tirol, en Austria, a darse un paseo nocturno por un bosque, y luego apareció con 100 mil euros. El explicó que había convencido a los mafiosos para que le devolvieran una parte pero, nuevamente, nadie le cree.

Esto salió a la luz recientemente y ha provocado que cientos de cazadores de tesoros, ansiosos de aventura, se vayan a Austria a probar suerte.

El abogado Hermann Holzmann, de Innsbruck, advirtió a los enloquecidos que aquel que encuentre el dinero se verá obligado a devolverlo a los clientes del banco que fueron estafados. Sin embargo, el banco se hizo cargo y ofreció una recompensa de más de 600 mil euros. No deja de tener sentido: más caro les saldría ir a buscarlo ellos mismos.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.