radar

Domingo, 28 de noviembre de 2010

VALE DECIR

Toqueteo en los aeropuertos

La paranoia terrorista ya no conoce límites. Debido al terrorista que, las navidades pasadas, subió a un avión con explosivos en su ropa interior, la administración de seguridad del transporte norteamericana (TSA) instauró dos nuevas medidas, una más polémica que la otra.

La primera medida es lo que muchos blogs llaman el “pornoscanner”: un aparato que toma una gran radiografía de cuerpo entero, dando una imagen de cómo se ve la persona debajo de la ropa. La TSA jura y perjura que esas imágenes nunca verán la luz del día, pero un caso judicial en Florida ya demostró que la TSA almacena y difunde las imágenes internamente. Ni hablar del caso en el que uno de los empleados de la TSA la emprendió a golpes contra sus compañeros; pasó por el “pornoscanner” para hacer una prueba y lo volvieron loco porque parece que bajo la ropa no había gran cosa.

La segunda medida, para los que rechacen el “pornoscanner”, es algo que llaman una “palpación mejorada”. ¿En qué consiste la mejora? Antes los oficiales de seguridad palpaban con cierto recato, usando el dorso de la mano para tocar los pechos de las mujeres y sin ir mucho más allá de lo que resulta educado. En este nuevo protocolo han tirado todo eso por la ventana: a los hombres les tocan la entrepierna como si la estuvieran pesando y a las mujeres les aprietan las tetas sin resquemores. El examen siempre lo realiza una persona del mismo sexo que la víctima, lo cual resulta al mismo tiempo tranquilizador y perturbador: qué ingenuidad cultural la que presupone que el toqueteo sexual está ausente dentro del propio sexo.

Por suerte sólo pasa en Estados Unidos, pero se sabe que desde allá se establecen reglas de juego que luego se usan en todas partes. Resultará gracioso si una de las naciones más puritanas del mundo termina imponiendo el toqueteo obligatorio para viajar en avión.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared