radar

Domingo, 27 de marzo de 2011

VALE DECIR

La nueva muralla china

Cuenta The New York Times que en las últimas semanas las autoridades chinas han redoblado sus esfuerzos censores: el aluvión revolucionario de los países árabes no debe llegar a China.

Un empresario de Beijing, hablando por celular con su novia para definir dónde irían a cenar, quiso citar la frase de Shakespeare: “La dama protesta demasiado”. A la segunda vez que dijo la palabra “protesta” se cortó la comunicación. Otras personas reportan el mismo incidente, ya sea hablando en inglés o en chino.

El domingo pasado, Google acusó al gobierno chino de interferir con Gmail, su servicio de correo electrónico gratuito. Según el gigante informático, la interferencia se hizo de tal modo que pareciera un problema técnico de Google.

No es la primera vez ni será la última; los censores de China no escatiman esfuerzos para que nadie pueda leer de la revolución en Egipto. De la misma forma, buscar la palabra “libertad” en Google desde China resulta imposible.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.