radar

Domingo, 8 de enero de 2012

VALE DECIR

Esta tarde vi llover

El pasado 12 de diciembre, después de una serie de alertas meteorológicos, los habitantes de Coventry, Inglaterra, estaban preparados para todo. Bueno, para casi todo: jamás imaginaron que podría empezar a llover manzanas.

“Comenzaron a caer de la nada. Eran pequeñas, verdes y golpeaban fuerte el capó. Todos tuvimos que dejar de manejar”, contó una automovilista que viajaba con su marido. Para Brian Meakins, de 63 años, grande fue la sorpresa al abrir la puerta de su casa y encontrar su jardín lleno de frutas. “Supuse que fue la broma de unos niños”, explicó el hombre. Pero no, ninguna humorada.

Según los especialistas, el fenómeno debería sus causas a un minitornado que tocó tierra en otro lugar, absorbiendo manzanas de árboles como una poderosa aspiradora, y viajó muchos kilómetros antes de disiparse y lanzar las frutas. Otra teoría, sin embargo, no descarta que hayan caído de la bodega de un avión que pasaba. “Todos hemos oído acerca de peces y ranas que caen del cielo; lo de las manzanas es ciertamente inusual, pero no está fuera del reino de las posibilidades”, ofreció Jim Dale, meteorólogo del British Weather Services.

En algo tiene razón: no es la primera vez que se registra un hecho así. El 5 de octubre de 1967, miles de gusanos cayeron como lluvia sobre Acapulco, México, después de una fuerte tormenta. En 1996 ocurrió algo similar con docenas de ranas en Gales y en 1998, en Croydon, Londres. En 2004 llovieron peces en la aldea de Knighton, en Powys y, tres años más tarde, volvían a caer aleteando en las calles de Great Yarmouth, Norfolk, después de un minitornado en el mar.

Compartir: 

Twitter

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.