radar

Domingo, 8 de abril de 2012

VALE DECIR

El charco en la silla

En toda compañía hay un encargado técnico que mantiene las computadoras a tope y un grupillo de empleados paranoicos que cree que éste los espía, leyéndoles los e-mails o entrando a sus redes sociales. Si la fama está bien puesta o es mera leyenda urbana, poco importa en Iowa, donde algunos técnicos de PC hacen cosas peores, mucho peores. Tal es el caso de Raymond Charles Foley, de 59 años, administrador IT de la empresa Farm Bureau Financial Services, que fue arrestado la semana pasada tras descubrirse que, en los últimos cinco meses, el hombre les orinaba la silla a cinco compañeras de trabajo.

Después de que en octubre del año pasado varias mujeres se quejasen de sospechosas manchas en sus asientos, la firma finalmente instaló cámaras de seguridad y, el sábado pasado a las 11.30 am, pescó al cincuentón haciendo travesuras. Al parecer, el norteamericano habría investigado la base de datos del lugar para dar con el perfil adecuado de quienes serían sus víctimas. “Eligió muchachas atractivas para, luego, en horas extralaborales, volver al sitio, ir a sus escritorios y mear sus sillas”, escribió el agente de seguridad que llenó el reporte del caso.

Según el jefe de Foley, éste habría admitido “hacer cosas inapropiadas que no debería”. Confesión mediante, fue despedido y, con una causa abierta, tuvo que entregarse a la policía, donde fue acusado de comportamiento criminal en segundo grado. ¿Lo más inquietante? El hecho de que la compañía informase que el daño que causó a las sillas ronda los 4500 dólares. “Si arruinó mobiliario por ese costo, debía ser un gran bebedor de café”, apuestan algunos medios online.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.