radar

Domingo, 8 de julio de 2012

VALE DECIR

Cerveza en cuatro patas

“En años-perro, ¿cuál es la edad legal para beber?”, es lo que debería preguntarse aquel que se tope con una botella de Bowser, la cerveza artesanal especialmente preparada para la clientela canina. Por suerte, informa la cadena ABC, no hay motivo por el cual preocuparse, en tanto estas bebidas no tienen graduación alcohólica. Evitando usar lúpulo (tóxico para los perros), las Bowser son mezclas no carbonatadas de caldo de carne y malta de cebada, con dosis de glucosamina. Riquísimo.

A Jenny Brown, creadora de la bebida, se le prendió la lamparita en 2007, cuando preparó pretzels para algunos perros. Entonces se detuvo a pensar cuál era el mejor acompañamiento para el snack y la respuesta fue evidente: cerveza. Comenzó a probar recetas y, de las cuatro que inventó, una resultó la ganadora, dando como resultado la Bowser Beer.

“Las personas tienen un lazo emocional fuertísimo con sus perros; es natural que quieran incluirlos y decir: ‘Mi perro también puede tomarse una cerveza’”, explicó con ¿lógica inapelable? la mujer norteamericana cuya firma tiene sede en Seattle, produce para todo Estados Unidos y vende –vía Internet– al resto del mundo. Ojo, también se comercializa en las tiendas Harrod’s de Londres y aspira a aparecer en los menús de los bares yanquis.

Es que, acorde a la empresa, una “fría” es la mejor manera de mantener a la mascota hidratada. Y, preocupada por no aburrir sus paladares, ofrece dos variedades: suave (con sabor a pollo) y fuerte (con gusto a carne roja). El pack de seis sale 20 dólares y viene con la opción de personalizar la etiqueta (con el rostro del perro de los compradores, de más está aclarar).

Según informa Diane Ludwig, dueña de una boutique canina que ofrece el producto, las ventas de Bowser alcanzan sus picos los viernes, “cuando los clientes se abastecen para las fiestas del fin de semana”. “Sea porque se reúne para ver un partido de fútbol o se junta con amigos, la gente quiere una botella para su cuatro patas”, aseguró la muchacha.

Así, aunque el negocio de Brown crece a ritmo estable, ella busca ser cuidadosa y no añadir nuevos sabores demasiado rápido. Sin embargo, su inventiva puede más y ya investiga nuevas opciones. ¿Algunas de ellas? Birra de pescados y mariscos, hígado o tocino. Sobre cuál es la mejor manera de servirla, también tiene opinión: con cubitos de hielo o directamente de la botella. Al estilo humano.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.