radar

Domingo, 15 de julio de 2012

VALE DECIR

El abrazo detenido

Un norteamericano logró lo impensado: convertir los abrazos en crímenes. Bautizado por la prensa estadounidense como “Jack The Gripper”, el hombre –cuyo nombre no ha sido develado– tenía un modus operandi sencillo: detener a mujeres por la calle, hacerse pasar por un viejo conocido y abrazarlas, sin darles tiempo de reacción. Frente a los “ataques” seriales, la Justicia ha accionado y, ahora, fiscales del estado de Missouri están intentando determinar si las acusaciones contra el cariñoso de 44 años catalogan como delito penal. Considerando que 36 mujeres fueron víctimas de sus apretujones, su situación es, por lo menos, delicada.

“Les decía: ‘Hola, ¿te acuerdas de mí? Yo solía vivir en esta calle, a la vuelta de la esquina. ¿Cómo has estado?’”, explicó el detective Marshall Broughton. Y continuó su angustioso relato: “Obviamente ellas no lo recordaban, pero él las saludaba de manera tan rápida y era tan convincente en su relato que se sentían avergonzadas de no saber quién era”. Por suerte, no todas fueron tan inocentes. En pleno abrazo, una le robó la licencia de conducir y avisó a la policía, que –inmediatamente– solicitó las cintas de seguridad del supermercado donde el “hombre del abrazo serial” había expresado varias de sus cuestionables muestras de cariño.

¿Será que la delgada línea entre ser amable y volverse un acosador lo salvará del aprieto? Habrá que esperar la sentencia para enterarse.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.