radar

Domingo, 20 de enero de 2013

VALE DECIR

Una birra cojonuda

Empezó como un chiste, pero terminó volviéndose una –inquietante– realidad. Para el pasado April Fool’s Day (el Día de los Inocentes norteamericano), la empresa Wynkoop Brewing Company, oriunda de Denver, Colorado, quiso hacerles una broma a sus clientes e informó la salida de un producto nuevo: cerveza a base de testículos de toro. Contra cualquier supuesto, el éxito del anuncio fue tal que la firma decidió empezar a producirla y, voilà, así nació Rocky Mountain Oyster Stout.

Además de siete maltas especiales, cebada tostada, lúpulo Styrian Goldings y un poco de sal marina para un extra de sabor y textura por barril, la bebida incorpora un kilo y medio de testículos de toro cortados cuidadosamente a mano y tostados. Y mientras el inaugural porrón pudo probarse el pasado octubre por primera vez, ahora la firma sale con una auténtica campaña promocional lanzando el producto con pitos y flautas, anunciando que, en breve, las latas estarán a disposición para todo Estados Unidos y se venderán –en honor a la materia prima utilizada– de a dos, por 7 dólares el par.

Mientras los voceros de la empresa aseguran que se trata de la cerveza más “cojonuda” que han hecho (y, sí), no dejan nada librado al azar y avisan con qué se encontrarán los valientes compradores: una cerveza de estilo robusto, ligeramente viscosa, de color marrón oscuro, con sabores profundos de chocolate y café, con nivel de alcohol palpable, seca, tostada, sabrosa. Y, a no olvidar, con testículos de un toro que arrolla la sed, cueste lo que cueste.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.