radar

Domingo, 24 de marzo de 2013

VALE DECIR

Olores inesperados

Dos estudiantes de secundaria han sorprendido al mundillo de los desodorantes con una invención un tanto muy especial: un ambientador hecho a base de estiércol de vaca que, creer o reventar, tiene fragancia herbal agradable. Las muchachas Dwi Nailul Izzah y Rintya Aprianti Miki presentaron su producto en las Olimpíadas de Proyectos de Ciencia de Indonesia (ISPO), llevada a cabo en Jakarta el pasado febrero, y, superando a otros mil participantes, ganaron la medalla de oro por su original desarrollo. Original desarrollo que, para colmo de bienes, no contiene ninguna sustancia química como ocurre en la mayoría de productos de su clase, y cuyo proceso de producción es más económico que el habitual: porque mientras un tubo convencional de 275 gramos cuesta unos cuatro dólares aproximadamente, el ambientador de desecho vacuno sale la mitad, apenas dos billetes. Tan bonachona es la idea que la dupla adolescente que la pergeñó ahora se prepara para mostrarla en las Olimpíadas de Proyectos Internacionales para el Medio Ambiente (Inepo), de Estambul. Además, ni lentas ni perezosas, las muchachas estarían presentando en breve la solicitud de patente. Sobre el proceso de fabricación, Dwi y Rintya cuentan que recogieron el abono necesario en una granja en Lamongam, en Java Oriental, y lo dejaron fermentar tres días. Luego, extrajeron el agua del estiércol fermentado y lo mezclaron con agua de coco. Finalmente, destilaron el líquido para eliminar todas las impurezas para dar con lo que buscaban: “Una fragancia pura que huele a las plantas naturales con que se alimentan las vacas”.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.