radar

Domingo, 19 de mayo de 2013

VALE DECIR

Dejar el vicio

Pareciera ser que ni parches o grupos de abstinencia, ni gotas o aerosoles de nicotina y grandes, grandes cantidades de goma de mascar ayudaron a que la norteamericana Etta Lopez dejara de fumar. Entonces, frente a la incontrolable necesidad de prenderse un cigarrillo y la decidida intención de no caer en la tentación, la mujer de 31 años pensó una posible —y extrema— solución y la llevó a cabo. Así nomás se aprestó frente a una estación de policía, esperó que un oficial saliese y, cuando finalmente ocurrió, le pegó al hombre de la ley tremenda bofetada. ¿La idea? Que el agredido no tuviese más opción que encarcelarla y, rejas mediante, alejarla de los puchos.

“Otro de los peligros de fumar”, anota el Huffington Post a la hora de relatar la historia, que ocurrió recientemente en California, como relató la WPTV. Según se ha informado, la desesperada agresora detuvo al agente Matt Campoy de la Oficina del Sheriff del Condado de Sacramento a las 4.20 am de un martes de principios de mayo. El intentó esquivarla por la izquierda, pero Lopez imitó sus movimientos y bloqueó su caminata; volvió a probar por la derecha y recibió la misma reacción. “Cuando volví a probar por la izquierda, me golpeó en la cara”, relató el policía.

Una vez privada de su libertad, Etta pidió a los investigadores que no le permitieran tener acceso a cigarrillos. También contó que había estado horas frente a la estación, esperando que un uniformado saliera a la calle. Apuntan algunos medios que, si la mujer realmente quiere apartarse del vicio, debería intentar patear al juez que la procesará por atentar contra un oficial. Veremos qué ocurre. Por lo pronto, quedan las palabras de Roger Spearman, un vecino de la enviciada treintañera: “Tiene que haber maneras más sencillas para dejar de fumar”.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.