radar

Domingo, 2 de febrero de 2014

VALE DECIR

FUTURAMA

“La conquista del lector también incluye batallas desde la tecnología, combinadas con las modalidades clásicas”, subrayó Carolina Ethel desde su blog del diario español El País al momento de introducir una curiosa noticia: el Media Lab del reconocido Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) presentó recientemente el prototipo de un libro que se viste e induce en el leedor las mismas sensaciones de los personajes de la historia que se está leyendo. Porque, al parecer, ya no alcanza con la imaginación y los ojitos; ahora el cuerpo también necesita estar estimulado para una experiencia total y abarcadora.

Así, a través de una tapa con luces LED que cambian de color a medida que avanza la trama y un chaleco futurista que vibra, presiona con bolsas de aire o cambia de temperatura en ciertos sitios específicos, el invento, el “libro”, incluye un “toque de realidad” que acentúa el argumento. Y, por qué no decirlo, las emociones.

Bautizado Sensory Fiction, la culpa parece tenerla la ciencia ficción (cuándo no). Al menos, eso señalan los investigadores Felix Heibeck, Alexis Hope y Julie Legault,responsables del asunto, que reconocieron haberse inspirado en The Girl Who Was Plugged in (1973), un relato premiado de James Tiptree Jr (seudónimo de la autora norteamericana Alice Sheldon), acerca de una chica con distrofia pituitaria que experimenta la vida a través de un avatar. Evidentemente, el futuro ya llegó; y planea instalarse en cuanto espacio encuentre.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.