radar

Domingo, 26 de octubre de 2014

ROLINGA Y FATAL

PERSONAJES Este año estuvo nominada a los Premios Gardel como mejor artista femenina y su primer disco, Caprichosa, lo produjo Jimmy Rip, guitarrista de Television y ex productor de Mick Jagger. A los 25 años, Militta Bora, la rocker más glamorosa del ambiente, ya tocó con Ratones Paranoicos en el Luna Park y con La 25 en Tecnópolis y acá habla de su romance con John Cusack y de su admiración por Tita Merello, mientras mantiene su misterio nocturno y stone.

 Por Santiago Rial Ungaro

Jimmy Rip, ex productor de Mick Jagger y actual violero de Television, la recomendaba a ella, a Militta Bora, hace tiempo: decía que era la artista local más interesante. Después le produjo su disco debut. Ahora el momento es otro: Militta Bora ya fue nominada para los premios Carlos Gardel y cuando se la ve saliendo de su departamento enfundada en su campera de cuero con tachas y con los inevitables anteojos negros, es imposible no confirmar lo que ya sabemos:: esta chica neuquina, de apenas 25 años, evidentemente tiene muchos recursos. Militta Bora llega tarde, pero hay chicas que vale la pena esperarlas. ¿No es al fin de cuentas Militta Bora una femme fatale rolinga? “Eso es lo que yo aparento. Uno tiene una imagen que aparenta y después está lo que uno es. No me propuse armar este personaje, más bien es un resumen y un diseño de lo que soy y lo que me ha pasado.”

Aunque haya una construcción de un “personaje”, Militta Bora canta sobre lo que le pasa, y si suena creíble es porque es su vida. “¿Si me sucedieron las cosas que canto en el disco? ¡Claro! Lo único que todavía no me sucedió es ser millonaria.” Aunque sea difícil lograrlo en estas latitudes, uno apostaría a que ella, con aires de diva pero actitud cálida y cercana, parece destinada a cumplir todos sus sueños. Los suyos y los de los demás, aunque eso genere recelos (de parte de ellos) y envidias (de parte de ellas), MB parece dispuesta a pagar el precio de ser quien es: una chica sensible, pero también súper poderosa: “Llegar hasta acá fue arriesgarme. Pasé por mucho sufrimiento, mucho stress. No sé si la palabra es ‘caprichosa’, pero cuando quiero algo no paro, sigo hasta el final. Yo me vine a vivir a Buenos Aires a los 17 años y no tenía a nadie. ‘Sé que me voy a arriesgar, pero te voy a encontrar’ (cita la letra de ‘Caprichosa’, tema que le da nombre al disco). Muchas veces abro los shows con este tema”. La eficacia de MB se basa en su ductilidad para darles fuerza a ciertos clichés (imagen de mujer fatal + actitud rockstar + fraseo rolinga), la neuquina dice tener sus límites. “Tengo un tema con el alcohol. El año pasado dejé, pero ayer tomé vino (risas). Yo empecé a tomar alcohol a los 13, de muy muy chica. Y tomaba muchísimo alcohol. Tuve momentos en los que bebía sin límites, pero ahora sólo tomo bourbon o champagne que no sea malo, si no me cae mal. Abierta entonces a la exportación de bebidas etílicas de calidad, MB tiene sus reservas hacia la Dama Blanca, otrora musa más o menos encubierta de muchos (¡demasiados!) temas del rock nacional: “La cocaína me da asco, la he probado, pero veo que todos mis amigos que siguen consumiendo ahora están en rehabilitación. No le cae bien a nadie, y los que creen que les pega bien lo creen solamente ellos, ¡para los demás son insoportables! Yo era muy amiga de Jazmín De Grazia, como en esa época (la actriz falleció en el 2012) andaba mucho con ella a veces también tomaba y me había acostumbrado, pero justo por esa época empecé una relación con un actor americano, y él no tomaba absolutamente nada, sólo fumaba habanos. Estar con él me sacó las ganas de mantener ese ritmo. No tengo aguante con las drogas: no me pegan bien, soy muy sensible”.

Basta escucharla hablar sobre la reseña que le hizo una revista sobre su disco para entender que Militta Bora es caprichosa incluso cuando la elogian: “Me da la impresión de que no escuchó el disco, que quizás escribió según lo que googleó: me comparó con los Stones, y yo soy súper fan, pero me comparó con Exile on Main Street o Some Girls... y ¡Caprichosa no tiene nada que ver con esos discos!”, dice sobre un comentario salido en RS de su disco debut. Con todo, MB es casi una fantasía surgida del imaginario rolinga del país más stone del mundo, y a mucha honra: “Sé que a mucha gente no le cabe la palabra rolinga, pero a mí la verdad es que me encanta. El público rolinga me quiere mucho: la gente que me sorprende con la buena onda que me tira, o que me viene a ver a los shows es de ese ambiente. Dentro del ambiente cool y careta no me dan tanta bola. ¿Viste que la gente cool escucha cosas chotas musicalmente? Parece que lo que importa es escuchar algo que no lo conozca nadie, o que sea algo musicalmente raro o aburrido. Qué sé yo, a mí me interesa llegar a la mayor cantidad de gente posible”. Militta comenta que, entre las nominaciones al Carlos Gardel (como mejor artista femenina y como mejor artista nuevo pop) y las fechas con su banda está bastante tranquila y así se la ve. Se siente cómoda cantando con La 25 en Tecnópolis ante 30.000 personas y también se siente cómoda en la alfombra roja. Sus canciones son dramáticas, fatales y cinematográficas. Pero aunque cite a Luchino Visconti, Luis Buñuel, Girl on a Motorcycle (1968 de Jack Cardiff , basada en la novela de André Pieyre de Mandiargues, con Marianne Faithfull y Alain Delon), una de sus principales influencias es “la” Morocha Argentina: “Me encanta Tita Merello. Me gusta por su actitud y por sus letras, que sea tan agresiva con los hombres. Canta siempre desde una postura superada”. La charla transcurre y Militta se siente cómoda: estira sus largas piernas, se saca las gafas negras y comparte una confidencia: “John No Sé”, el segundo tema del disco se lo hizo a “una ex pareja mía que es actor. Es americano y lo hice mientras salía con él. Como él trabaja en Hollywood se la pasaba viajando: hace como siete películas por año, nunca se casó ni tiene hijos ni nada”. John, el actor, en cuestión, es John Cusack. “Cuando lo conocí no sabía quién era. ¡De hecho pensé que era Tom Hanks! Cuando le conté a él eso se quería matar porque me decía que Tom Hanks era gordo. Capaz que me prestaba una campera y me decía: ‘Uy, te la presto pero cuidámela porque la usé en High Fidelity’. Al final me mandó a verla porque yo ni la conocía.” Aunque la relación se haya terminado hace ya un par de años MB aún no descarta hacer un video con su célebre ex. “Es algo pendiente, creo que en algún momento lo vamos a hacer porque nos separamos en buenos términos. Yo siempre termino bien, pero después de un tiempo. Soy muy apasionada y muy transparente en todo, y mucho más si estoy enamorada. Al principio hay un momento de heridas, de odio, de desconfianza. Y a veces puedo excederme, pero la persona que te juzga para siempre y no te puede perdonar es porque en realidad no te quiere: no te sirve. Mis ex parejas me quieren mucho como amiga: siempre quieren volver conmigo.”

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Catalina Bartolome
 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared