radar

Domingo, 7 de agosto de 2011

FENOMENOS > WACHITURROS, LA BOY BAND CUMBIERA DEL MOMENTO

Wachi wow

Coparon la televisión, las redes sociales y YouTube. Ya se fue el cantante con polémica y ya lo reemplazaron. Amados y odiados, los Wachiturros, la banda teen de la cumbia que hace furor a caballo de un solo tema, viven en dos meses lo que algunos grupos tardaron décadas en alcanzar. ¿Cuánto van a durar? ¿Cómo los vamos a recordar? Puede que la respuesta esté en 1989.

 Por Javier Alcacer

El reloj empezó a correr en mayo en Pasión de sábado, inmediatamente después de la presentación de Hernán Caire, el eterno padrino de la música tropical que ha visto nacer a todas las promesas y grandes bandas del género. En su debut en la televisión, los Wachiturros, el grupo de adolescentes sensación de la cumbia, presentaron su única canción “Tirate un paso” (y no “un faso” o “a un pozo”), tan pegadiza que podemos decir que es infecciosa: claramente un producto post-reggaetón. Aparecieron vistiendo camisas con los cuellos asomando prolijamente por encima de los pulóveres, pantalones holgados y zapatillas de lona. “Tenés la cola grande y estás pa’ comerte / muévelo, muévelo, mueve el cachete”, cantaban, con acento caribeño. En la pista mostraron el borrador de una coreografía: cuatro bailarines visiblemente nerviosos trataban de mantener la coordinación mientras, delante suyo, el frontman hacía lo imposible para sincronizar el movimiento de su boca con la pista de audio. En cambio, en el fondo y atrincherado detrás de una consola de fantasía, el DJ sólo tenía que sacudirse un poco. Lo frenético de los pasos que tiraban –una combinación eléctrica de pisadas al costado y revoleo de los brazos– y el look elegante sport de estos pibes de barrio (wachines) amantes de la cumbia (como se definieron) pegaron fuerte. Más tarde, Caire recordaría que nunca había visto una reacción tan efusiva del público desde la aparición de Volcán.

Desde ese bautismo de fuego, Simón, Leito, Brian, Gonza, Kaká y Matías recorrieron los boliches del país, pidiéndole al público de cada ciudad que tiraran un paso, terminaron de darle forma al bailecito característico, grabaron videos que rápidamente fueron viralizados y pasaron por todos los programas de televisión para presentar su hit e intentar, sin suerte, enseñarle su baile al conductor/a de turno. Menos de dos meses bastaron para que tuvieran también su primer conflicto: la salida de la banda de Simón, el cantante, por circunstancias que no quedaron del todo claras. Este sigue haciendo presentaciones por su cuenta, mientras los fanáticos piden que regrese y, en su lugar, ingresó MC Caquito.

Desde su página oficial de Facebook, los Wachiturros invitan al visitante a que suba su video, haciendo el pasito turro. Ahí uno puede enterarse de que la banda es un producto original (sic) de Hamster Records, el sello al que pertenecen MC Caco y El Dipy, artistas que se alejan de la temática tumba de la cumbia villera post-2000 representada por los Pibes Chorros y Supermerk2, pero también de la influencia de la balada latina que tenían grupos como Red, Green y Volcán que tuvieron su momento en la segunda mitad de los ’90 para retomar el costado hedonista, festivo, más pop del género, con ritmos pegajosos y arreglos importados del hip-hop del sur de Estados Unidos, que los emparientan con estrellas de YouTube y MySpace como Lil B y Soulja Boy. Como antes de ser Wachiturros, algunos de los integrantes de la banda trabajaron como bailarines para las presentaciones y los videos de los músicos del sello, y hay quienes los acusan de ser una banda hecha por casting: los Monkees de la cumbia. Por eso en su perfil Facebook, además de ofrecer el contacto para contrataciones y anunciar futuras presentaciones tanto en boliches como en televisión, puede leerse la siguiente frase en el apartado biográfico: “Quien te lastima, te hace fuerte.... Quien te critica, te hace más importante; quien te envidia, te hace más valioso; y a veces es divertido saber que aquellos que te desean lo peor, tienen que soportar que te vaya bien!!!!!”. Es que no todos se divierten con el pasito turro: en los videos que Hamster Records sube a YouTube, los comentarios están desactivados.

En 1989, Young MC, un rapper criado en Queens, la rompió con su primer single, una canción que si bien tiene un sonido distinto a “Tirate un paso”, su título es el equivalente en inglés a la expresión wachiturra y su letra también es una invitación al baile (aunque bastante más cortés): “Bust a Move”. Pasados sus quince minutos, no se supo demasiado de Young, pero su canción fue elegida por VH1 como una de las mejores de los ’80. A pesar de lo concentrada e intensa que ha sido hasta ahora la carrera de los Wachiturros, todavía es demasiado pronto para aventurar cómo recordaremos su fugacidad. Algo quedará de todo esos videos, de toda esta gente intentando tirar un paso.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared