radar

Domingo, 14 de octubre de 2012

TEATRO > DENNIS SMITH REESTRENA NEGRA

QUIEN ES ESE CHICO

Los domingos, Dennis Smith compite en La Voz Argentina, el reality de talentos musicales de Telefe, y su coach es nada menos que El Puma Rodríguez. Pero los sábados se sube al escenario del teatro off para su unipersonal Negra, una pieza en la que mezcla humor negro, biodrama y canciones pop. Cantante, actor y también cineasta (en 2009 estrenó su película indie Roud muvi y en 2011 le siguió El ayuno), el chico que arrancó su carrera en Festilindo va en camino de convertirse en una estrella masiva e independiente al mismo tiempo, a pura actitud y talento.

 Por Mercedes Halfon

¿Quién es Dennis Smith? Viéndolo en la pantalla de Telefe el domingo, tan rubio y con ese nombre tan anglo, cantar “Somebody to Love” de Queen, con una voz poderosa y perfecta, es muy fácil pensar que nació para estar bajo las grandes luces, en los grandes escenarios. Sin embargo, también se lo puede ver fuera del prime time, lejos del centro y las miradas clasificatorias. Y ahí también brilla. Es que Dennis Smith es una de esas raras figuras que logran atravesar centro y periferia del campo cultural sin agitarse. Es finalista en La voz argentina, el nuevo reality cazatalentos de la música, donde tiene de coach nada menos que al Puma Rodríguez y, a la vez, acaba de reestrenar Negra, el íntimo y rarísimo unipersonal que escribió y protagoniza en ElKafka. Por eso, las preguntas no dejan de sucederse. ¿Quién es?, ¿de dónde viene?, ¿a dónde va?

Hay que decir que Dennis comenzó su carrera en la tierna infancia, en el mismísimo Festilindo (esa suerte de Mickey Mouse Club local, que también fue semillero de artistas, así como del norteamericano salieron Justin Timberlake, Britney Spears y Ryan Gosling). El lo recuerda así: “Me acuerdo de mi primer show con ellos, que fue para el Día del Niño, en la UOM, ¡ante 25 mil personas! Fue bastante inconsciente todo, pero una linda experiencia. Viajé por el país, conocí a gente talentosísima como a Ivanna Rossi, una de las divas de nuestra comedia musical. Igual, al final terminó todo mal: tenía una grabación y pedí no ir, porque era el cumple de quince de mi prima Paty, que poco tiempo antes había estado al borde de la muerte, ¡así que no podía faltar! Pero no vieron con ojos muy comprensivos mis compromisos emotivos y me dijeron ‘No vuelvas’, a lo que yo respondí ‘Ok, feliz Navidad’”.

CANTANDO BAJO LAS LUCES BAJAS

Negra es un unipersonal, si bien Dennis está acompañado en la guitarra y en el teclado por Agustín Buquete y Fernando Losada, quienes además de tocar hacen pequeñas intervenciones actorales. La historia podría resumirse más o menos así. Un chico se encuentra en una sala de espera de un espacio llamado Esparcimientos de luxe. No sabemos mucho de qué se trata este lugar, sólo que él está esperando la llegada de un tal Winston, quien realizará el esparcimiento con una avioneta. En ese lapso, el chico recordará y contará una serie de escenas de su pasado, en un diálogo imaginario con un personaje llamado Negra, que irá grabando en un cassette. Todo huele a biodrama. Y lo es. Pero uno muy intervenido por el baile, por el canto y por la ficción.

Porque –dato muy relevante– todo transcurre en Miami. Y tanto este espacio –que se menciona reiteradamente como fantástico– como el aspecto del chico –Dennis, qué otro iba a ser–, rubio y con un flamante conjunto Converse blanco y dorado, nos convocan a una estética liviana y glam. Pero, rápidamente deberemos modificar esas hipótesis iniciales. El mundo que irá desplegando esta voz en sus apariciones, detallista y extraño, en un código muy íntimo de familia numerosa, cambiará todo. De pronto vemos a la abuela revoleando por el aire de una cachetada al nene que insinuó que tenía un romance con el que arreglaba la pileta; luego al nieto bañando a la abuela con un duchador; luego a todos los hermanos reunidos, maquillando a los muertos que se van sucediendo en la familia. Estamos presenciando una despedida. De un chico, ya grande, a su abuela. Un chico que se hizo adulto y una abuela que hizo el camino contrario. Una relación inversamente proporcional, como dice Dennis en la obra.

Los recuerdos se mezclan con canciones. Acompañado por el piano y la guitarra, la voz de Dennis Smith se luce en hitos de ayer y de hoy, desde “Todo cambia” a “Sólo un momento”, pasando por “Sólo Dios sabe nuestros destinos”. Humor negro, biodrama y canciones pop.

CIRCUITOS OPUESTOS COMPLEMENTARIOS

Y todo esto ocurre nada menos que en uno de los teatros más prestigiosos del circuito teatral independiente de la ciudad. Porque si bien Dennis participa de La voz argentina e incluso ha participado de algunas de esas polémicas que alimentan los programas de chimentos de la tarde, él viene de la autogestión. Ha dirigido dos películas que se estrenaron fuera del circuito comercial (Roud muvi, en el 2009 y El ayuno, en 2011) que fueron muy elogiadas. Estas dos vertientes en su vida, la autogestión y el mainstream, estuvieron siempre y él las explica así: “Ser cantante no es algo muy fácil: no hay un camino muy claro, parece que la única solución es ‘ser famoso’, y la verdad es que la forma de abrirse camino es algo muy personal. Siento que haberme mandado desde tan chico y haber hecho tantas cosas, hizo que toda mi energía estuviese canalizada en conseguir trabajo, ante el miedo ese que está en el inconsciente colectivo de ‘sos artista, te vas a morir de hambre’. En un momento, quizá cansado de hacer en automático, y probablemente por la influencia de haber estudiado teatro con Agustín Alezzo y cine con Martínez Suárez, que conmovieron mis bases y se convirtieron en modelos para mí, empecé a entender que la única forma de trascender, en un sentido muy profundo, era generando mis propios espacios, mis propios lenguajes. Fue una decisión que sucedió, un día empecé a preocuparme por qué quería contar y dejé de trabajar para otra gente”.

De esta búsqueda nace Negra. Uno de los espectáculos más singulares que regaló nuestra cartelera porteña en el último tiempo. De la mezcla de lugares, disciplinas y culturas que condensa Dennis Smith. Por eso, cuando lo veamos cantar los domingos que vengan en el show mega, o en su pequeña pieza para bola de espejos y voz, vamos a poder seguir preguntándonos ¿de dónde viene?, ¿a dónde va?

Sábados a las 21, en ElKafka Espacio Teatral, Lambaré 866, Entrada: $ 60.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.