radar

Domingo, 24 de marzo de 2013

> GOOGLE, ARBITRO DE LA VERDAD

Buscando una visión del mundo

Antes, el significado sólo estaba en la mente humana. Ahora, también está en la mente de las herramientas que nos traen la información. De ahora en adelante, los motores de búsqueda tendrán un punto de vista editorial, y los resultados de la búsqueda reflejarán ese punto de vista.

 Por W. Daniel Hillis

El año pasado, Google hizo un cambio fundamental en su forma de buscar. Antes, cuando se buscaba, por ejemplo, “Museos de Nueva York”, devolvía páginas con secuencias de letras que coincidían con los términos de tu búsqueda, como M-U-S-E-O. Ahora, aparte de la búsqueda tradicional por palabras clave, Google también realiza una “búsqueda semántica”, usando una base de datos de conocimientos sobre el mundo.

En este caso, buscará entes que sabe que son museos y que están ubicadas dentro de la región geográfica llamada Nueva York. Para hacer esto, la computadora que realiza la búsqueda debe tener alguna noción de lo que es un museo, de qué es Nueva York, y cómo están relacionados. Las computadoras deben representar esta información y usarla para emitir un juicio.

Los juicios del motor de búsqueda están basados en la información sobre entes específicos: lugares, organizaciones, canciones, productos, acontecimientos históricos e incluso sujetos. A veces estos entes se muestran a la derecha de los resultados, que combinan los resultados de ambos métodos de búsqueda. Google maneja en este momento unos cientos de millones de entes específicos. En comparación, la mayor fuente de referencia legible para seres humanos, Wikipedia, tiene menos de diez millones de entradas. Este es un ejemplo temprano de búsqueda semántica. Al final, todos los grandes motores de búsqueda usarán métodos similares. La semántica sustituirá a las tradicionales palabras claves como principal método de búsqueda.

Puede surgir un problema si cambiamos el ejemplo de “Museos de Nueva York” a “Provincias de China”. ¿Es Taiwan una de esas provincias? Esta es una pregunta controvertida. Con la búsqueda semántica, la computadora o el curador de la información tendrá que tomar una decisión. Los editores de los contenidos publicados han emitido durante mucho tiempo esos juicios; ahora, el motor de búsqueda emite estos juicios al seleccionar sus resultados. Con la búsqueda semántica, estas decisiones no se basan en la estadística, sino en un modelo del mundo.

¿Y una búsqueda sobre “dictadores del mundo”? Acá los resultados, que incluyen una lista de dictadores famosos, no solo son el juicio sobre si una persona en concreto es un dictador, sino que también implica un juicio, en la colección de ejemplos individuales, del propio concepto de dictador. Al integrar un conocimiento de conceptos como “dictador” en nuestros medios compartidos de descubrir información, estamos aceptando implícitamente un conjunto de supuestos.

Los motores de búsqueda han juzgado durante mucho tiempo qué es importante; ahora también son árbitros de la verdad. Los diferentes motores de búsqueda, o las diferentes colecciones de información, podrían evolucionar para servir a distintas circunscripciones: un territorio para China, y otro para Taiwan; uno para los liberales, y otro para los conservadores. O, siendo más optimistas, los motores de búsqueda podrían evolucionar para presentarnos puntos de vista desconocidos, desafiándonos con nuevas perspectivas. En cualquier caso, sus juicios invisibles enmarcarán nuestra conciencia.

Antes, el significado sólo estaba en la mente humana. Ahora, también está en la mente de las herramientas que nos traen la información. De ahora en adelante, los motores de búsqueda tendrán un punto de vista editorial y los resultados de la búsqueda reflejarán ese punto de vista. No podemos seguir ignorando los supuestos que hay tras los resultados.

Ingeniero estadounidense. Autor de The Pattern on the Stone:

The Simple Ideas That Make Computers Work.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.