SANTA FE

Cumbre para analizar el estado de las cárceles

El recientemente designado secretario de Asuntos Penales recibe hoy a los integrantes de la Coordinadora de Trabajo Carcelario, que emitió un duro informe la semana pasada.

Una semana después de haber emitido un duro documento alertando sobre la situación que se vive en las cárceles de la provincia, los integrantes de la Coordinadora de Trabajo Carcelario se reunirán hoy en Santa Fe con el recientemente designado secretario de Asuntos Penitenciarios, Leandro Corti. El escrito advertía sobre "el deterioro, la inestabilidad en las condiciones de detención y el recrudecimiento de hechos de violencia creciente" en los penales, durante los últimos meses de 2007. La organización confesó su preocupación por la muerte de siete internos alojados en diversas unidades, registrados desde el 27 de diciembre pasado a la fecha, cifra que no reconoce el director del Servicio Penitenciario, Mariano Buffarini.

Teniendo presente la masacre de Coronda en abril de 2005, la CTC advirtió sobre nuevos "hechos de provocación, amenazas y hostigamiento psicológico hacia la población penal, en un claro intento de condicionar a las nuevas autoridades y reinstalar viejas prácticas violatorias de los derechos humanos y de trato inhumano a la población penal".

Cuestionaron, por otra parte, que no se haya designado a directores civiles en las unidades de detención; que se mantuviese en servicio a los funcionarios penitenciarios sumariados por la masacre de Coronda, y que no se haya generado un canal de diálogo formal y directo con el nuevo director general del Servicio. Frente a los planteos, exigieron "la urgente adopción de medidas" para revertir la situación que podría desencadenar hechos de mayor gravedad.

A una semana de conocido el informe y consultado por El Litoral, Antonio Tesollini, miembro de la CTC, valoró el llamado de Corti para invitarlos a conversar y contó que, según pudieron constatar a partir de una nueva visita que realizaron días pasados al penal de Coronda, se restablecieron algunas actividades, como el acceso a la sala de informática. De todas maneras, advirtió que volvieron a detectar "graves insinuaciones" hacia algunos internos (un recluso de Coronda denunció que entre sus pertenencias aparecieron llaves de las celdas).

Aclaró que, si bien coinciden "en el plano discursivo" con el actual gobierno, lamentan que la gestión de Hermes Binner no haya propiciado una mesa de diálogo durante el período de transición para que no se interrumpiera el trabajo. "Eso fue un error porque, durante ese tiempo, otros sectores, los más duros, avanzaron y recuperaron posiciones. Nosotros valoramos algunos aportes de gobiernos anteriores, y creíamos que eso debía seguir sin interrupciones como una cuestión de Estado. No decimos que exista una cuestión deliberada de este gobierno de actuar así; simplemente, que se perdió tiempo valioso", opinó.

El director del Servicio Penitenciario, discrepó con el informe de la Coordinadora, sobre todo, cuando se alude a la falta de conversación. "En lo poco que va de la gestión, mantuvimos y profundizamos la política de diálogo porque ampliamos la participación de actores y creamos espacios en Las Flores y en la cárcel de mujeres", dijo Buffarini.

El funcionario aclaró que este nivel de participación que se intentó propiciar "poco tiene que ver con ausencia de diálogo o con una política de mano dura". Y, respecto de las críticas sobre la transición, aclaró que "poco podía hacer en lo personal cuando ni siquiera había sido designado". Buffarini reconoció las muertes enumeradas por la Coordinadora, al igual que otras falencias y problemas que se denuncian, pero consideró que muchos de los datos difundidos "son intrínsecos a una realidad carcelaria que no se puede modificar en dos meses". Asimismo, negó haber encontrado "indicios o sospechas" sobre un eventual resurgimiento de sectores duros en el Servicio o de una actitud de mayor violencia, y aclaró que "ninguno de los agentes exonerados por la masacre de Coronda presta hoy funciones en el Servicio.

"No debemos limitar la polémica o el discurso carcelario a una sola persona; tiene que haber otros actores. La Coordinadora ﷓expresó﷓ es un actor muy importante en la gestión de la cuestión penitenciaria. En general, hace un trabajo importante en las unidades, pero eso no quita que tengamos algunas discrepancias", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Mariano Buffarini, director del Servicio Penitenciario dice estar abierto al diálogo
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.