SANTA FE › BINNER CONFIRMó QUE SE VA A PROTEGER A LOS ARREPENTIDOS CON CONTENCIóN PSICOLóGICA

"Ayudarlos a que puedan hablar"

Binner ratificó que el programa de protección a testigos también incluirá a los represores arrepentidos de la dictadura. "Fíjese lo que pasó en el juicio de Nuremberg, donde hubo mucha gente que cantó", puso como ejemplo el gobernador.

 Por Juan Carlos Tizziani

Hermes Binner ratificó ayer que el programa de protección a testigos y víctimas del terrorismo de estado incluirá también a los represores de la dictadura arrepentidos, a quienes ofrecerá custodia policial y hasta contención psicológica. "Hay que proteger a todos para que digan todo lo que saben porque esa es la forma de lograr la verdad", dijo el gobernador. Y sorprendió con un fuerte respaldo a la ex secretaria de Derechos Humanos, María Bressa, a quien la semana pasada reemplazó en el cargo por su amiga y abogada Rosa Acosta luego de una controversia con los organismos de derechos humanos de Rosario y Santa Fe. "Estamos muy conformes con todo lo que hizo la doctora Bressa. Ella forma parte de nuestro equipo, es una persona absolutamente idónea para el desarrollo de todas las tareas que se le han encomendado", explicó el mandatario.

Bressa desató la reacción de los organismos de derechos humanos cuando anunció -;en un diálogo con Rosario/12-; que la idea del gobierno era extender el programa de protección a testigos a los imputados por delitos de lesa humanidad. "Queremos garantizarles todos sus derechos, incluso la protección física y la atención psicológica", dijo. Y estalló el escándalo. Bressa no habló de arrepentidos. Pero al día siguiente de su renuncia, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Héctor Superti, salió a defenderla y ensayó una interpretación de las declaraciones que le costaron el cargo. El programa de protección a testigos -;que diseña su cartera-; también "se podría extender también a imputados (por crímenes de lesa humanidad) que transmitan la idea de declarar contra otros imputados. El típico caso de un arrepentido", dijo el ministro. "Hay un articulito (sic) que dice que a pedido de la justicia competente se podría extender este programa en casos de excepción" y con "la única finalidad de mejorar la calidad probatoria de los juicios", explicó.

El "articulito" que mencionó Superti es -;en realidad-; el tercer párrafo del artículo 5º de un decreto que está a la firma de Binner que dice: "La autoridad judicial competente podrá disponer fundadamente medidas de protección para otras personas". La norma no habla de imputados, ni de arrepentidos.

Y entonces, ¿por qué renunció Bressa?", le preguntó Rosario/12 al gobernador. "Ante las críticas, nos pareció que no era oportuno tener una actitud de dureza con los organismos de derechos humanos, al contrario, nos pareció que era necesario descomprimir y buscar una alternativa", explicó Binner.

"Estamos convencidos que los avances que se dan en estas imputaciones que pesan sobre estos seudo argentinos tienen que ver con la presencia de testigos. Y también tienen que ver con los arrepentidos, como ha ocurrido en la historia de la humanidad, sobre todo en el nazismo", agregó. "Lo que ha pasado con Scilingo es un caso que lo demuestra, si no hubiese sido por ese arrepentido, es muy probable que no se hubieran conocido muchos de los aspectos de los vuelos de la muerte".

"Nosotros creemos que hay que proteger a los testigos, ayudarlos a que puedan hablar y decir todo lo que saben. Tratar de que esto no tenga la menor crispación hacia afuera. Porque si nosotros ahuyentamos a los testigos, cosa que es total y absolutamente probable, vamos a llevar a vía muerta muchos de las investigaciones que queremos hacer".

"Además, que un imputado se arrepienta y quiera hablar es un hecho que está estudiado desde el punto de vista psicológico. Hay gente que necesita expresar lo que tiene adentro porque no puede seguir viviendo. Entonces, es importante que no se suicide y que hable y que diga todo lo que sabe. Eso no significa que va a dejar de estar imputado o que se le va a perdonar su pena, eso significa que hay que aprovechar a estos arrepentidos para que canten. Fíjese lo que pasó en el juicio de Nuremberg, donde hubo mucha gente que cantó. Muchos de los que cantaron terminaron con la pena capital, y sin embargo, fueron testimonios fundamentales para poder descubrir muchos hechos que de otra manera no se hubiesen descubiertos".

-;¿Cómo se va a proteger a los arrepentidos? ¿Con contención psicológica también? -;preguntó este diario.

-;Obviamente, es uno de los aspectos fundamentales. Pero ojalá pudiésemos hacer otro tipo de contención mucho más profunda. Cuando estuvo acá la embajadora suiza en la Argentina, Carla del Ponte, (ex fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia) nos comentó sobre un programa de Naciones Unidas que permitió trasladar los testigos y a los arrepentidos a Suecia y Noruega después de decir todo lo que sabían (sobre el genocidio en Bosnia). Ojalá, nosotros tuviéramos la posibilidad de tener la máxima protección a los testigos porque es la forma de poder llegar al esclarecimiento de los hechos -;concluyó Binner.

Compartir: 

Twitter
 

Binner señaló que la salida de Bressa quiso evitar una actitud de dureza con los organismos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.