SANTA FE › EL MINISTRO DE LA PRODUCCIóN SUMó DRAMATISMO AL LOCKOUT AGRARIO

Conflictos sociales con alto costo

El gobernador Hermes Binner alertó que deberán reprogramar obras, sin dar detalles. En cambio, Juan José Bertero habló de posibles despidos y rogó: "Dios quiera que no tengamos que lamentar la pérdida de vidas". Pidió diálogo.

Hermes Binner mandó ayer a su ministro de la Producción, Juan José Bertero, a decir cosas él no quiere o no puede decir sobre el lockout patronal agropecuario. El tándem debutó ayer en un acto oficial en la Granja La Esmeralda, donde la actividad pesquera se integró como cadena de valor. Binner mantuvo cierta cautela política, aunque advirtió sobre el impacto de la protesta en la economía regional, insistió con el corte en la cadena de pagos y hasta anticipó que analiza la reprogramación de obras públicas, aunque evitó los detalles. Mientras que Bertero agitó los viejos fantasmas. "Vamos a empezar a tener despidos (de trabajadores), como ya los tenemos en el sector frigorífico. Entonces, me gustaría saber cuando empecemos con los conflictos sociales en la provincia, ¿quién va a venir a atender esos casos?. Y Dios quiera que no tengamos ningún otro conflicto que implique lamentar vidas", se despachó el ministro. Bertero es el primer funcionario de Binner que se anima a alertar en público sobre una escalada de violencia. Y el gobernador no lo desmintió.

No obstante, Binner y su alter ego descartaron cualquier despropósito de los empresarios rurales. "No creo que haya un ánimo golpista en los productores, en absoluto. Los productores quieren soluciones. No veo ningún interés de ningún sector que sea golpista. Para nada, en absoluto", dijo el mandatario. Y Bertero coincidió. La protesta "está muy lejos" de las actitudes golpistas o desestabilizadoras, dijo el ministro. "Hay gente de la producción que quiere volver a sus lugares de trabajo, pero también hay gente que está manifestando un agotamiento de paciencia porque hay pruebas de acuerdos no cumplidos. Entonces, no es que estemos imaginando cosas. Las cosas existen. Por eso, exhortamos al diálogo", agregó.

Lo curioso es que 24 horas antes, Binner había vuelto a pedir respeto por "la institucionalidad" y "la democracia", cuando le preguntaron sobre el discurso del presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, que rompió el diálogo con el gobierno nacional. Buzzi había dicho en el Monumento a la Bandera que "el gobierno de los Kirchner es un obstáculo para el crecimiento del país".

"Estamos en un gobierno que recién se inicia. Vemos con mucha preocupación esta crisis porque otra sería la situación si fuera un gobierno que está terminando. Nosotros planteamos ante los ruralistas cuando nos visitaron (el 15 de mayo, en la Casa Gris) la defensa del sistema institucional porque toda vez que desconocimos la institucionalidad luego lamentamos pérdidas irreparables. Tenemos que pensar en el fortalecimiento de la democracia".

-¿Y por qué insiste tanto en el respeto a la institucionalidad. ¿Hay un clima de desestabilización o algunos sectores se suman a la protesta del campo con ese fin?

-No, lo digo desde la propia historia de nuestro país. Acá tuvimos una presidenta, había algunos calificativos alrededor de ella y festejábamos esos chistes. Y así nos fue a los argentinos no haber reconocido nuestra institucionalidad -contestó entonces Binner.

Ayer, le volvieron a preguntar si el lock out patronal podía asociarse con otros que ya hubo en la Argentina y Chile en los '70. "No, creo que no. Pienso que va a primar la cordura y en algún momento se van a sentar a dialogar las partes", respondió el gobernador.

-Pero alguien debe llamar al diálogo.

-El mayor responsable es el Estado, que tiene que llamar al diálogo.

Unos minutos después, Bertero redobló la advertencia. "El conflicto está cada vez más complejo. El diálogo es cada vez menos diálogo. Las instancias de salida son cada vez menos instancias de salida. Y a nosotros nos preocupa porque más allá de la cuestión productiva estamos pensando en lo social. Entonces, me gustaría saber cuando empecemos con los conflictos sociales en la provincia ¿quién van a venir a atender estos casos?", se preguntó.

"Vamos a empezar a tener despidos, como ya los tenemos en los frigoríficos. Y Dios quiera que no tengamos ningún otro conflicto que implique lamentar vidas".

Bertero fue más allá al decir que "el clima de no diálogo se enrarece. Los márgenes de maniobras que tenemos son cada vez menores. Por ejemplo, las provincias no tenemos márgenes de participación y al no participar somos espectadores de lujo, como lo que dije exactamente dos meses atrás, cuando empezó este conflicto. Y nosotros no somos espectadores. No estamos para atender cuestiones de seguridad en las rutas o los conflictos sociales que generen esto. Estamos para participar activamente en las negociaciones y sin embargo no somos convocados.

-¿Y quién debe dar el primer paso? ¿El gobierno o los ruralistas?

-No sé qué tan importante es quién da el primer paso, pero alguien lo tiene que dar. Para tener un diálogo en serio, los actores que están en esta negociación tendrían aislarse y no salir por los medios porque cada vez que hablan, parece que una coma o una palabra mal puesta es motivo para romper la mesa de diálogo. Y acá somos millones de personas las que estamos esperando que seis o siete se pongan de acuerdo. Esto no puede ser. Hemos llegado a un nivel no recomendable, a pesar de que hay muchos que con muy buena voluntad, con capacidad trabajo, como nosotros lo hacemos en el Ministerio de la Producción, desde el gobierno de Santa Fe, que queremos participar y no lo podemos hacer -concluyó Bertero.

Compartir: 

Twitter
 

Bertero quiere que la provincia esté en la negociación, para no ser espectadores de lujo
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.