SANTA FE › EL GOBIERNO PROVINCIAL LANZA LA LICITACIóN DE DOS ACUEDUCTOS

La obra corregida y aumentada

El 20 de agosto se reinicia el proceso para la obra que mejorará la provisión de agua en el Gran Rosario y el centro oeste provincial. Retoman así un proyecto de Obeid, que la actual gestión había suspendido por imprecisiones en los pliegos.

 Por Guillermo Zysman

En dos semanas el gobierno de Hermes Binner relanzará una licitación emblemática, ideada durante la gestión de Jorge Obeid y suspendida el año pasado: dos grandes acueductos sobre un total de diez, para lo cual se invertirán más de 200 millones de dólares. El primero de ellos se construirá en el Gran Rosario e incluso contempla la creación de una nueva planta potabilizadora de agua en Granadero Baigorria para mejorar la provisión a la ciudad y su área metropolitana. El otro proyecto permitirá unir las localidades de Santo Tomé y Rafaela. "El gobierno anterior había lanzado la licitación sin proyecto definitivo, con muchas imprecisiones en cuanto a los materiales y los montos, dejando mucho margen para discrecionalidades. Hicimos los retoques necesarios y el 20 de agosto volvemos a poner en marcha el proceso", confió a este diario el ministro de Aguas y Servicios Públicos de Santa Fe, Antonio Ciancio en alusión al proyecto que ya despertó el interés de tres grupos económicos que adquirieron los pliegos y que por el monto a invertir se trata de la obra pública más significativa de la actual administración. Los restantes ocho tramos del plan pensado para dotar de agua potable a todos los santafesinos deberán aguardar la confirmación de un millonario crédito del Banco Mundial gestionado por la Casa Gris.

El proceso licitatorio lo había pergeñado el entonces ministro de Asuntos Hídricos, Alberto Joaquín. Mediante el Sistema de Grandes Acueductos se pretendía abastecer de agua potable inicialmente a 974 mil habitantes con una proyección al año 2033 que contemplaba satisfacer la demanda de 1.700.000 habitantes de la provincia.

El sistema se componía de tres acueductos (Centro, Norte y Sur) que toman agua del Hidrosistema del río Paraná. Durante la transición, los equipos técnicos del Frente Progresista habían planteado objeciones técnicas por "lo superficial del proyecto, su amplio margen para modificaciones discrecionales y además porque no solucionaba los problemas estructurales de la provincia", según se argumentó oportunamente

Por esa razón, el actual Ministerio de Aguas y Servicios Públicos repensó aquella idea y decidió llevar adelante diez acueductos, que ahora según pudo saber Rosario/12 podrían terminar siendo once. "Los acueductos tendrán tomas distintas porque eso va a permitir tener más posibilidades de interconexión y de suplir una situación con otro acueducto. Además, al partir de secciones menores de cañerías, lo que se invierte por un lado en más tomas, se recupera por el otro utilizando caños de menor diámetro", aseveró Ciancio.

Introducidas las reformas del caso se retomó el proyecto. Para la mayoría de los acueductos la administración socialista está gestionando un crédito de 2000 millones de dólares ante el Banco Mundial bajo la lógica que el agua es un derecho inalienable. Para los primeros dos acueductos, el que abastecerá al Gran Rosario y al centro-oeste provincial (Santo Tomé-Rafaela), el gobierno tiene pensado relanzar la licitación el próximo miércoles 20 de agosto.

"La Legislatura sancionó hace unos meses una ley que autoriza al gobierno a destinar hasta 200 millones de dólares para los Grandes Acueductos. Esos recursos se utilizarán en estos dos primeros tramos, aunque seguramente será necesario que el Tesoro provincial también haga un aporte extra porque los precios subieron", precisó el secretario de Aguas de la provincia, el ingeniero Hugo Orsolini. Se estima que en total los dos primeros acueductos demandarán una inversión superior a los 750 millones de pesos, lo que la constituye en la obra pública más significativa que encarará el actual gobierno.

Orsolini indicó además que para el caso del Gran Rosario, una opción es emplazar una nueva planta potabilizadora en cercanías a la cabecera del puente a Victoria, en el límite con Granadero Baigorria. En ese marco, el viernes pasado el intendente Miguel Lifschitz y su par Alejandro Ramos avanzaron en la concreción del parque y mirador que se proyecta levantar en la zona.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Servicios Públicos, Antonio Ciancio, condujo la revisión de las condiciones.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.