SANTA FE › 137 EMPRESAS EN LA PROVINCIA NO LLEGAN A PAGAR SUELDOS

Ayuda oficial ante la crisis

Son firmas beneficiarias del Programa de Reconstrucción Productiva que reciben 600 pesos por trabajador de parte del Estado Nacional. Las metalúrgicas son las más afectadas.

 Por Evelyn Arach

En crisis. Así está el sector productivo de la provincia de Santa Fe. Las cifras dan cuenta de ello: según informó el Ministerio de trabajo de la provincia actualmente hay unas 137 empresas que no pueden pagar los sueldos y forman parte del Programa de Reconstrucción Productiva (Prorepro) mediante el cual el estado nacional les otorga un subsidio de 600 pesos mensuales por empleado. Se trata de unos 13.132 trabajadores, de los cuales 7.819 ya están percibiendo esa ayuda. Por otra parte, otras 80 empresas están en Proceso Preventivo de Crisis (PPC), es decir, argumentan que necesitan despedir personal. "Estamos sumamente preocupados por el panorama laboral en toda la provincia y diseñando estrategias para que no haya despidos", aseguró a Rosario/12 la viceministra de trabajo Alicia Siciliani. Por otra parte Néstor Ferraza, titular local de la CGT, dejando a un lado las cifras del INDEC afirmó que "la desocupación volvió a los dos dígitos". Y disparó: "Estamos expectantes, si hay despidos también habrá protestas". Mientras, algunos industriales amenazan con cerrar las puertas si no hay reactivación.

En algunos lugares del centro de la ciudad la solicitud de empleo volvió a generar colas. "Es comprensible porque por un lado muchos trabajadores de la economía informal perdieron su trabajo. Y por otra parte aquellos que siguen activos gracias a la ayuda estatal, ya no realizan horas extras ni reciben bonificaciones y al reducirse el ingreso, otros miembros de la familia como la esposa o los hijos salen a buscar trabajo", explicó. Y agregó que el sector más afectado es el de la industria metalmecánica: "El 70% de las empresas que participan del Prorepro son metalúrgicas, están vinculadas al sector automotriz y a la maquinaria agrícola". En ese sentido llama la atención el abrupto crecimiento de empresas en conflicto: al 13 de febrero el ministerio registraba 59 en proceso preventivo de crisis, y al 6 de marzo ya sumaban 80.

Por su parte Miguel Conde, presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos aseguró que la paralización de la actividad que se ve en la localidad santafesina de Las Parejas y que esta semana motivó una masiva movilización es la misma que viven el resto de las empresas y talleres del sector, de los cuales unos 800 pertenecen a Rosario. "Ya no podemos aguantar más. Desde noviembre estamos terminando de entregar las órdenes de compra pero no hay demanda y el trabajo es cero. En cuatro meses pasamos de no dar abasto a facturar un 80 por ciento menos. Hay lugares que fabricaban 40 cosechadoras por mes y ahora fabrican cuatro o ninguna, por eso algunas empresas estudian trabajar sólo tres días a la semana a partir de abril", advirtió. En ese marco, el metalúrgico sostuvo que las estrategias del ministerio de trabajo de otorgar subsidios "no alcanzan".

Desde la CGT local, Néstor Ferraza avizora "un conflicto latente". Por ahora el único sector que discute mejoras salariales es el que pertenece al estado. "En el sector privado se está acordando continuar con el mismo salario mientras no despidan a nadie, lo cual es extorsivo porque implica una pérdida del poder adquisitivo, pero se repite en casi todos los rubros", se lamentó.

Respecto al fantasma de la desocupación las cifras oficiales de la AFIP que registran altas y bajas permite ver una caída sostenida en la creación de fuentes de empleo en toda la provincia: mientras que en febrero de 2008 hubo 28.100 altas, en el mismo mes de 2009 sólo se registraron 18.044, unas 10 mil menos. El quiebre se produjo en noviembre del año pasado ya que hasta octubre se mantenía un promedio de 29 mil altas, en noviembre cayó a 25 mil y continuó el descenso hasta las 18 mil registradas en febrero de este año. Diciembre fue el primer mes en el que el movimiento laboral arrojó un saldo negativo: hubo 24 mil nuevos empleos registrados, contra 28 mil que fueron dados de baja. Desde entonces ha aumentado notablemente la cantidad de empresas que llegan al Ministerio de trabajo presentando argumentos para reducir su planta. "Llegan entre cinco y siete empresas todas las semanas", admitió una fuente de esa dependencia. De todas formas, estas cifras son sólo un parámetro, ya que en muchos casos las altas corresponden a trabajadores que ingresaron a la economía formal, es decir, que fueron blanqueados y por otro lado no reflejan lo que pasa en la economía informal. "Conocemos que muchas empresas han despedido a los empleados que estaban en negro y que otras están acordando una serie de retiros voluntarios, pero es imposible contabilizar esos datos", reconoció Siciliani.

El propio Ferraza advirtió que "la desocupación volvió a los dos dígitos lo cual es muy preocupante". Y disparó: "Hay clima tenso, estamos alertas por posibles despidos. Si los hay, organizaremos protestas para defender las fuentes de empleo". También argumentó que en este marco los planes sociales para desempleados, de 150 pesos, "son irrisorios" y pidió que el Gobierno nacional revea esa cifra.

Evitando llegar a los extremos, las más de 200 empresas que se presentaron ante el ministerio en los últimos tres meses adoptaron diferentes medidas: reducción de la jornada laboral, adelanto de las vacaciones, suspensiones rotativas y en algunos casos también hubo despidos.

Igual, la viceministra aseguró que en las reuniones que mantienen con los industriales perciben "una clara responsabilidad social" por lo cual la mayoría prefiere buscar alternativas a la reducción de personal. Una, podría ser la recuperación de fondos fiscales adeudados por el gobierno nacional a las empresas.

Pero el metalúrgico no es el único sector afectado. El próximo martes 17 de marzo el ministro de trabajo de la provincia Carlos Rodríguez participará de una reunión entre la mesa de enlace provincial y UATRE nacional, el sindicato que nuclea a los trabajadores rurales. El objetivo es diseñar un plan de permanencia laboral, ya que desde hace tres meses hay un pedido sostenido de seguros de desempleo en ese sector.

Compartir: 

Twitter
 

Hay unas 80 empresas que están en Proceso Preventivo de Crisis.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.