SANTA FE › EL PJ ACEPTA SER MINORíA PARA PONER EN MARCHA UN MECANISMO DE CONTROL.

Es hora de revisar unas cuentas

Por el tironeo político en la Legislatura, la comisión bicameral Revisora de Cuentas no funciona desde que Binner llegó a la Casa Gris. Se trata de un organismo clave en el control institucional de la provincia.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

El gobierno y la oposición dejaron atrás esta semana la pelea por los espacios políticos en la Legislatura que el año pasado desató varios escandaletes. El bloque de senadores del PJ aceptó -finalmente- integrar en minoría la comisión bicameral Revisora de Cuentas que no funciona desde que Hermes Binner llegó a la Casa Gris y que es clave en el control institucional, porque allí deberían tratarse las observaciones legales del Tribunal de Cuentas a los decretos del Poder Ejecutivo que cada semana llegan a la Legislatura. Una de las impugnaciones que duerme en el cajón es la adjudicación directa del negocio de la Tarjeta Unica de Ciudadanía al Banco Municipal de Rosario. Binner quiere también que el mismo Banco Municipal maneje -en el futuro- otra fuente de recursos: la masa de depósitos judiciales de Rosario que hoy está en el Banco de Santa Fe, pero habrá que ver qué dice el Tribunal de Cuentas cuando se concrete el anuncio. "Aceptamos funcionar en minoría como gesto para que definitivamente esta comisión bicameral se ponga en marcha y comience a tratar la cantidad de observaciones legales del Tribunal de Cuentas que llegan al Senado y a la Cámara de Diputados todas las semanas", dijo el presidente del PJ y jefe de los senadores de su partido, Ricardo Spinozzi.

La comisión bicameral Revisora de Cuentas será constituída el miércoles próximo en el despacho de la vicegobernadora Griselda Tessio, según se acordó en el recinto del Senado, en la última sesión. La integrarán cinco diputados y cinco senadores. Pero el Frente Progresista controlará la mayoría con cinco diputados y el senador Felipe Michlig, por lo que el PJ quedará en minoría, con cuatro senadores. El presidente será un oficialista.

La pelea por el manejo de la comisión se remonta al año pasado, pero detonó después del rechazo en el Senado de la reforma tributaria que impulsaba el gobierno de Binner.

La Cámara de Diputados fue la primera que designó a sus cinco representantes para integrar la comisión. El 24 de abril, nombró a tres oficialistas: Joaquín Blanco (PS), Carlos Fascendini (UCR) y Luis Mauri (PDP) y a dos del PJ: Alberto Cejas y Jorge Lagna.

Seis meses después, a fines de octubre, el Senado completó la grilla con la designación de sus cinco delegados: cuatro del PJ: Rubén Pirola, Alcides Calvo, José Baucero y Alberto Crosetti) y uno de la UCR: Felipe Michlig. La decisión del Senado detonó el conflicto porque el PJ se reservaba la mayoría: 6 a 4. Y hasta intentó integrar la comisión, en una reunión en el despacho de Tessio a la que asistieron ocho legisladores, entre ellos los diputados Blanco y Mauri, pero ésta no llegó a constituirse y elegir autoridades.

El 6 de noviembre, el Frente Progresista contratacó con un proyecto que excluía de la comisión a los dos diputados opositores, Cejas y Lagna, y los reemplazaba por sus colegas oficialistas, José María Tessa y Marcelo Brignoni. Y estalló el escándalo. Los bloques del PJ se retiraron del recinto en medio de abucheos y una andanda de denuncias. "¡Esto es una barbaridad! ¡Una provocación! ¡Una infamia!", llegó a decir el diputado Mario Lacava antes del portazo. Y advirtió sobre sus consecuencias: "Esto trae un problema institucional en la Legislatura y en la provincia. Es muy grave porque ¿cómo creen que seguirá la historia?", se preguntó Lacava.

Dos semanas más tarde, el 28 de noviembre, el bloque oficial cumplió la orden de la Casa Gris de devolver golpe por golpe. La reforma tributaria ya era sólo un recuerdo. Así que el Frente Progresista echó a Cejas y Lagna de la comisión y los reemplazó por Tessa y Brignoni. El PJ consideró el hecho como "un atropello institucional", mientras los excluídos renovaban sus acusaciones.

El jueves pasado, la pelea derivó en un acuerdo: el bloque de senadores del PJ aceptó integrar la comisión en minoría. Spinozzi recordó que el Frente Progresista había impuesto su mayoría automática en Diputados (28 sobre 22) para echar a Cejas y Lagna, pero que ellos no harían lo mismo.

Compartir: 

Twitter
 

Los decretos del Ejecutivo que llegan a las Cámaras, no tenían una instancia de revisión.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.