SANTA FE › CAUSA INUNDACIONES: INDAGARON A ALVAREZ

El último día de la feria judicial

El ex intendente de Santa Fe logró lo que quería. Declaró como imputado en la causa por la catástrofe del río Salado en el último día de la feria judicial, así que su desfile por Tribunales pasó desapercibido para las víctimas y la prensa. Ya a fines de diciembre, dos días antes de Navidad, Alvarez presentó un escrito ante el juez Jorge Patrizzi (Instrucción 8ª), quien reemplazó a su colega Diego de la Torre (Instrucción 7ª) cuando éste resolvió apartarse del proceso ante la recusación de la defensa que en ese momento, noviembre de 2004, tuvo otro efecto: suspendió el llamado a indagatoria de Alvarez. Una fuente judicial bajó las expectativas por el tenor de la declaración del ex intendente de Santa Fe ante el juez Patrizzi. "No aportó nombres", dijo al referirse a una de las incógnitas de la causa: ¿por qué Alvarez dijo por la emisora LT10 que los barrios del oeste, entre ellos Chalet y Centenario no se iban a inundar unas horas antes de que fueran tapados por el agua? ¿Quién le aportó esa información?. "No dijo nada sobre eso", agregó la fuente.

El 22 de diciembre último, el ex intendente presentó un escrito ante el doctor Patrizzi por consejo de sus dos abogados: los penalistas Alejandro Paz y Pablo Guastavino. "Respecto a los hechos imprevistos que se produjeron en abril de 2003 y que causaron la inundación podría concluirse de la pericia que realizaron los peritos, más allá de la impugnación que hay sobre ella, que de haberse coordinado los datos dispersos en diferentes ámbitos con 24 horas de antelación podría haberse previsto la necesidad de evacuar toda la zona oeste que se inundó en Santa Fe", dice el documento.

"Lo paradójico es que quien debía reunir e interpretar estos datos y en consecuencia haber dato el aviso correspondiente era el Instituto Nacional del Agua (INA) o en su defecto, su sistema de alerta, que por el contrario el 29 de abril de 2003 afirmaba que el volumen del agua era ostensiblemente inferior al real. Es decir, que el INA estaba diciendo que el volumen del agua era mucho menor al que realmente estaba trayendo el río".

"El deber de monitorear y dar el alerta correspondiente no eran ni son funciones que la ley imponga al intendente de la ciudad. Pero sin perjuicio de ello, quiero dejar en claro que de haber conocido por cualquier medio lo que iba a ocurrir no hubiese demorado ni un instante en informar a la población. Así se hizo los días anteriores en el norte de la ciudad y en Barranquitas. Conjeturar lo contrario y sostener que a sabiendas no informé ni obré en consecuencia implica lo mismo que declararme demente", apuntó.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.