SANTA FE › APROBARON PLIEGOS DEL DEFENSOR DEL PUEBLO Y CUATRO DIRECTORES DEL ENRESS

En medio de reproches y acusaciones

Bistoletti obtuvo 30 votos a favor, 23 en contra y 11 abstenciones. No se aprobó el nombramiento de Bermúdez al Enress.

 Por Juan Carlos Tizziani

Los legisladores del Frente Progresista aprobaron ayer los pliegos del defensor del pueblo Edgardo Bistoletti y de cuatro directores del Ente Regulador de Servicios Sanitarios: Alberto Muñoz, Oscar Pintos, Héctor Brachetta y el kirchnerista Juan José Giani y voltearon el quinto, el de Carlos Bermúdez, en un acuerdo político con siete diputados del Frente para la Victoria que lidera Luis Rubeo que garantizaron el quórum, aunque se abstuvieron en las votaciones. Bistoletti salió con 30 votos a favor, 23 en contra y 11 abstenciones y los demás con 32 a favor y 7 abstenciones. Pero fue un triunfo pírrico. Una Asamblea Legislativa caliente, cargada de reproches y acusaciones cruzadas, en las que seis bloques del PJ abandonaron el recinto y denunciaron la "ilegalidad" de las designaciones en el Enress porque no tenían despacho de la comisión de Acuerdos. "La asamblea es nula, que quede claro que no se puede prestar acuerdo sin dictamen", les advirtió el presidente de la comisión, Ricardo Kaufmann. En represalia o para atajarse de futuros pleitos, el oficialismo volteó el pliego de Bermúdez con una votación que no tiene precedentes en la historia legislativa de la provincia: 38 asbstenciones, sin ningún voto a favor y ninguno en contra. Después del debate, el PJ contratacó con una denuncia conocida. "Este es un nuevo un nuevo capítulo del pacto Kirchner Binner", afirmaron los jefes de los seis bloques del peronismo anti K.

De entrada, Rubeo anunció que la bancada kirchnerista se abstendría en la votación. Pero lo que no dijo es que él y sus colegas Ricardo Peirone, Claudia Saldaña, Gerardo Rico, Enrique Marín, Graciela Bonomelli y Martín Labbé romperían la estrategia del PJ que se retiró de la Asamblea y denunció la "nulidad" de las designaciones en el Enress. El gesto no es nuevo. Los K ya le había garantizado al oficialismo el quórum en la aprobación del presupuesto del año pasado y en la sanción de la ley de paritarias docentes. Ayer, el jefe del bloque del Frente Progresista, Raúl Lamberto, les volvió a agradecer "a los legisladores de otras bancadas que aún no votando favorablemente posibilitan con su abstención que el tema se trate".

El ataque al pliego de Bistoletti fue despiadado. Y de eso se encargó el diputado reutemista Jorge Lagna, quien mechó ironías, una investigación de la Corte Suprema, sospechas de morosidad judicial y hasta citas de sus colegas del oficialismo. Lagna arrancó la mención de algunos avalistas que apoyaron a Bistoletti. "Una amiga, dos martilleros, el médico que lo operó que mandó su adhesión en el recetario, el proctólogo, un club policial, el personal trainer y dos peluqueros", dijo. Una carcajada se extendendió por el recinto. "Esto puede mover a risa pero es tragicómico", tiró el legislador. Y siguió con la impugnación del Colegio de Abogados de Rosario, el sumario judicial, las sospechas de mora y la actuación del ex juez en causas polémicas como el desplome del muelle del parque España. "Entonces, dado los antecedentes, tranquilamente podríamos pensar que estamos en presencia del pago de un favor político", planteó Lagna.

"Y por si esto fuera poco, la figura de Bistoletti ha provocado tremendas grietas incluso en el Frente Progresista. Es lapidario el diputado electo del Frente Progresista, Carlos Favario, que fue un fuerte crítico de esta postulación. Pero hay una declaraciones que son muy fuertes. Entiende que el defensor del Pueblo debería ser un miembro de la oposición y luego dice que el doctor Bistoletti carece de antecedentes a tal punto que jamás se presentó a un concurso de ascenso a la justicia en su larga carrera de 35 años". Y arrojó la crítica más dura: "Tendrá una buena relación con el gobernador, por eso ha sido propuesto porque no tiene otro mérito para ser elegido en esta función", machacó Lagna.

A la lista de abstenciones se sumaron después cuatro diputados del oficialismo: tres del PDP y Marcelo Brignoni, que más tarde se fue del recinto y no votó ninguno de los pliegos del Enress. Ya eran once los legisladores que no votarían a Bistoletti.

El jefe del bloque del Frente Progresista, se enojó con Lagna porque había dicho que a Bistoletti lo apoyaban "su personal trainer", "un proctólogo" y "dos peluqueros". Esas imputaciones "son discriminatorias" y "chocantes", se quejó. "Descalificar a un avalista por su profesión es de mal gusto", sostuvo Lamberto y le pasó la factura cuando Carlos Reutemann designó jueces comunales a parientes y amigos "y no se dijo una palabra en esta Legislatura".

Lamberto defendió la designación de Bistoletti porque no tiene pertenencia partidaria. "Nosotros queremos dar una señal diferente", exageró. "Nuestra bancada siempre acompañó las postulaciones que hicieron los gobernadores, aún estando absolutamente en contra de los postulados. Pero ahora, da la casualidad que los que generaron todo este sistema hoy nos votan en contra por lo que ellos hicieron. Es kafkiano. Hay cosas que deberían hacerlas por lo menos por pudor".

Cerrado el debate, la vicegobernadora Griselda Tessio puso el pliego de Bistoletti a votación y anunció el resultado: "31 votos a favor, 22 en contra y 11 abstenciones", dijo. Un murmullo comenzó a crecer en el recinto hasta que el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Di Pollina pidió un cuarto intermedio. Tenía razón. Tessio tuvo que rectificar el fallido: eran 30 votos a favor, 23 en contra, 11 abstenciones y cinco ausentes: los senadores Hugo Terré (aliado a los diputados K), Eduardo Rosconi (amigo de Bistoletti), José Baucero (con licencia médica), Alberto Crocetti y el diputado Federico Reutemann (que llegaron tarde).

Después comenzó el otro tira y afloje por los pliegos del Enress. El PJ pidió un cuarto intermedio hasta la semana que viene porque no había dictamen de la comisión de Acuerdos, pero el oficialismo rechazó el pedido. El senador Juan Carlos Mercier solicitó entonces que se lea el acta de la reunión de la comisión de Acuerdos del miércoles a la noche. "Es la prueba de que no hay dictámenes", dijo. Sin embargo, el diputado del ARI, Pablo Javkin, lo cruzó con una moción de orden "para que se ponga a consideración un despacho que habían firmado los cuatro legisladores del oficialismo en la comisión de Acuerdo que aconsejaban la aprobación de los pliegos".

Brignoni saltó desde la banca. "El presidente de la comisión de Acuerdos acaba de informar que la comisión no emitió dictamen. Entonces, no sé cuál es la moción de orden". Sin embargo, Javkin insistió. Y Tessio intentó poner a votación el dictamen oficial. Pero Mercier, la apuró. "Señora presidenta, le pedí la palabra. No apresure la votación. Le pedí que lea el acta porque es el documento que prueba que no hay dictamen", dijo Mercier.

Tessio intentó poner paños fríos, pero el debate ya estaba caliente. Tras la lectura del acta, el PJ se retiró del recinto, con la advertencia que las designaciones en el Enress serían nulas. "No vamos avalar un acto que está viciado de nulidad absoluta", dijo Mario Lacava. "Hay una flagrante violación al reglamento de la Asamblea Legislativa. Quedaron ocho kirchernistas en el recinto, pero uno de ellos también se fue". "Me voy porque esto deja un antecedente muy feo en esta Legislatura", dijo Oscar Urruty, del PPS.

Los legisladores oficialistas votaron entonces los pliegos de Muñoz, Pintos, Brachetta y Giani (32 a favor y siete abstenciones) y rechazaron el de Bermúdez (38 abstenciones, porque una diputada K ya se había ido), con lo cual quedó otro antecedente, ni siquiera votaron el dictamen que invocaba Javkin y que el PJ desconoció.

Compartir: 

Twitter
 

La de ayer fue una Asamblea Legislativa caliente.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.