CIUDAD › UNA MUJER DENUNCIó A SU PROGENITOR POR ABUSOS DURANTE 15 AñOS

Más que padre es un violador

La joven de 30 años tiene cuatro hijos de la relación incestuosa, la mayor de 13 años. Además, la víctima dijo que el acusado abusaba también de dos de sus hermanas, y la justicia investiga si tuvo un hijo-nieto con una de ellas.

Gladys Sandoval juntó coraje, buscó una excusa para salir de su casa, y concurrió el lunes pasado a la comisaría 7ª de Tartagal, para denunciar a su padre, Viviano, por violaciones reiteradas durante 15 años. La mujer, de 30 años, tiene cuatro hijos fruto de esos abusos cometidos por su progenitor, de 60. El hombre también violó a otras dos hijas, y se investiga si tuvo otro hijo-nieto con una de ellas. Todo ocurrió en Tartagal, una pequeña localidad de 2000 habitantes, ubicada a 170 kilómetros de la ciudad de Vera, en el extremo norte de la provincia. Allí viven los Sandoval, una familia numerosa y humilde, que se muda con frecuencia y hace cinco años llegó hasta el poblado. El acusado fue detenido de inmediato por la policía y trasladado ayer por la tarde a la alcaidía de la Unidad Regional 19 de Vera, según indicó a Rosario/12 Jorge Villasboa, el jefe de la seccional 7º.

El juez de instrucción de Vera, Luis Octavio Silva, tiene a su cargo la causa judicial. Por su parte, la presidenta comunal de Tartagal, Noemí Cuellar, explicó a este diario que se trata de una "familia humilde, que hace no más de cinco años reside en la comuna". La denuncia fue radicada el lunes pasado por la víctima, quien se presentó en la comisaría.

Según relató Cuellar, la mujer logró recurrir a la policía tras mentirle a su padre para poder salir de su casa. "Le dijo que salía a hacer unos trámites en la Comuna", relató. Al llegar a la seccional, "expresó que su progenitor la violaba desde hacía años y adujo que sus hijos son producto de esos abusos". Además, la joven indicó que lo mismo sucedía con sus dos hermanas, quienes inmediatamente fueron llamadas a declarar.

Gladys declaró que las agresiones sexuales empezaron hace 15 años, cuando ella era una adolescente de 15. El primero de sus embarazos se produjo un año después, de modo que la hija mayor de Gladys, de 13 años, es producto de esos abusos. El menor nació hace menos de dos años. En tanto, se investiga si la hermana mayor, Estela, de 33 años, también fue abusada por su padre, ya que ella misma manifestó que el menor de sus tres hijos -Adán- es fruto de los abusos.

Por su parte, La madre de las víctimas argumentó que "estaba amenazada de muerte por su marido", según explicó Cuellar. Sin embargo, Villasboa indicó que se le abrió una causa por encubrimiento, pero que el Juez dispuso dejarla en libertad, de manera que el único detenido es el acusado.

Mientras se realizan las pruebas de ADN que confirmarían la paternidad, y por ende los abusos, el juez Silva expresó que "lo lamentable en estos casos es que (las víctimas) realizan las denuncias, habiendo pasado 15 años". Además, señaló que en casos como éste, "si el imputado no confiesa es muy difícil descubrir la violación", en declaraciones al diario El Litoral de Santa Fe.

Luego de la denuncia de Gladys, el acusado fue detenido rápidamente, pero debió ser asistido en el SAMCO de la localidad. Por estas horas, Sandoval se encuentra "incomunicado y deberá declarar ante la Justicia", explicó la presidenta comunal, quien agregó que "hasta ayer el hombre estuvo internado en el centro de salud de Tartagal por problemas de diabetes e hipertensión". Alrededor de las 15.30 de ayer fue trasladado a la Unidad Regional 19, y "quedó a disposición del Juez", según confirmó Villasboa.

Al mismo tiempo, y después de escuchar a la joven, la policía convocó a la trabajadora social de la comuna, según comentó Cuellar. "Es un hecho aberrante que nos conmueve a todos", dijo la presidenta comunal, quien detalló las condiciones de vida de la familia Sandoval. La misma vivienda, una habitación con cocina comedor, alberga a 16 personas. Los padres de Gladys, sus hermanos, así como hijos y nietos, compartían el techo. "Es una familia humilde que reside hace cinco años en la comuna de Tartagal, ya que antes vivía en la zona de campo. Se dedican al corte de leña y carbón. Los vecinos no habían comentado nada raro. Era una familia normal, tranquila, gente de campo", abundó la funcionaria.

Informe: Lorena Panzerini

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.