SANTA FE › DI POLLINA ASUMIó AYER SU TERCER PERíODO CONSECUTIVO

Armonía política como un "signo de madurez"

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Di Pollina, asumió ayer su tercer período consecutivo en el cargo con el voto unánime de sus colegas y en medio de un clima distendido. Un acuerdo político de última hora selló la convivencia de unos y otros, que ahora comparten la mesa directiva del cuerpo: el Frente Progresista cedió la vicepresidencia primera a un diputado del PJ: el kirchnerista Ricardo Peirone y aceptó relegar a la vicepresidencia segunda al radical Víctor Hugo Dadomo. El consenso quedó a la vista: los tres fueron votados por unanimidad, un hecho que no se repetía desde el arranque del gobierno de Hermes Binner, en diciembre de 2007. Di Pollina destacó la armonía política como un "signo de madurez" y un compromiso en la búsqueda de una provincia "plural e inclusiva".

La sesión preparatoria comenzó con cierta demora. La reelección de Di Pollina estaba asegurada porque el PJ siempre reconoció que el cargo le corresponde a un representante del oficialismo. Pero la incógnita era el número dos. El año pasado, el Frente impuso a Dadomo y por lo tanto, el PJ no aceptó la vicepresidencia segunda que quedó como premio consuelo para una diputada del PDP. Ayer, Di Pollina volvió a demostrar su muñeca política. El Frente Progresista cedió el puesto de Dadomo a Peirone y desplazó al radical como vice segundo. Y todos contentos.

El jefe del bloque oficial, Raúl Lamberto, propuso a Di Pollina para un nuevo período en el cargo. Y ponderó el acuerdo de convivencia local como la supuesta contracara de lo que ocurre en el Congreso. "Los consensos logrados en la Cámara de Diputados de Santa Fe nos colocan en un grado de excepción de lo que hoy estamos viendo en el Congreso", exageró.

Su colega y líder del Frente para la Victoria, Luis Rubeo, aplaudió la reelección de Di Pollina porque "corresponde que esta Cámara esté presidida por un legislador del Frente Progresista". Pero discrepó con el intento de Lamberto de poner a la Legislatura santafesina en un altar político por encima del Congreso. "A veces en el funcionamiento de las instituciones tienen mucho que ver las personas que están al frente y en ese sentido quiero destacar que Di Pollina siempre ha tratado de privilegiar el diálogo y el consenso. Y seguramente esto seguirá sucediendo, en algunas cuestiones estaremos de acuerdo y en otra no", dijo Rubeo.

Di Pollina agradeció el voto de sus pares: "Nos reconocemos hombres y mujeres que representamos la voluntad popular de los santafesinos con un sentido cívico indiscutible y un compromiso de acercar el Estado a la sociedad y posibilitar mayores niveles de equidad, integración social y participación política y ciudadana. Y para lograrlo es imprescindible generar acciones legislativas por una provincia más justa y solidaria. La sociedad nos da señales alentadoras de cuál es el camino. Porque frente a situaciones que durante años parecían irrealizables, gracias al esfuerzo, el empeño y la participación, vemos que se han producido avances en la consolidación de un modelo de garantías de derechos, especialmente de derechos humanos".

"Hacemos referencias a los primeros juicios que se desarrollaron en Santa Fe y Rosario contra los genocidas de la dictadura que tuvo como objetivo implementar un modelo económico político y social que hoy se hace sentir. La posibilidad de hacer realidad el juicio y castigo a los responsables, ratifica la presencia y el compromiso del Estado en cumplir su obligación de investigar y sancionar los delitos de lesa humanidad, dando respuesta a la lucha que por más de 30 años llevaron adelante Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, organismos de derechos humanos y organizaciones sociales y políticas, desandando el camino de la impunidad con herramientas jurídicas, sociales y democráticas", sostuvo Di Pollina. El primer socialista que asumió la presidencia de la Cámara de Diputados, pero también el primero que alude al genocidio en su discurso al asumir el cargo. Un hecho que no es menor en un cuerpo que enroló a colaboradores de la dictadura, agentes civiles de la Inteligencia militar y hasta un acusado por delitos de lesa humanidad.

Di Pollina llamó a "encontrar un espacio de reflexión y acción para una Argentina plural e inclusiva. Y que más allá de nuestras diferencias, seamos capaces de desarrollar nuestro trabajo de manera tal que se impregne del deseo de una búsqueda incansable por la calidad democrática, el debate de ideas y un rumbo institucional cada vez más sólido".

Compartir: 

Twitter
 

Di Pollina fue reelecto como presidente de la Cámara baja.
Imagen: Daniel Dapari
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.