DEPORTES › USANDIZAGA QUIERE SEGUIR HASTA FIN DE AñO

Los próximos pasos

Los Usandizaga tienen pensado postergar el acto electoral
para fin de año, contradiciendo al síndico, Vicente Cuñado,
quien había señalado que debían hacerse el 5 de setiembre.

 Por Alejo Diz

Como el futuro de Central está estrechamente ligado a que el primer equipo pueda mantener su lugar en la máxima categoría, las agrupaciones opositoras optaron por demorar la carrera electoral para no afectar el delicado frente deportivo del club. Pero el oficialismo no duda en pergeñar los próximos pasos electorales, urdiendo una última movida política que llevará a postergar el acto electoral para fin de año, contradiciendo así el presidente Horacio Usandizaga al síndico del club, Vicente Cuñado, que en marzo anunció que los socios irán a las urnas el 5 de septiembre.

Es aspiración de Usandizaga seguir al frente de Central durante todo el corriente año, anhelo por el cual trabaja su hijo Manuel, quien además todos los días se dedica a pensar en cómo seguir en la conducción del club luego de los comicios y el alejamiento de su padre. La pretensión del asesor legal es elaborar su propia plataforma política para el segundo semestre del año, para lo cual lo urge mostrar algún acierto en el área del fútbol profesional, donde acumula tres años de frustraciones. Y para eso Manuel se asesoró en Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ) sobre la posibilidad de llamar a elecciones a fin de año, amparándose en la reforma que dejó el gobierno de Pablo Scarabino.

En rigor, el mandato del Vasco viene a completar el de Scarabino, que se impuso en las elecciones de 2006. El Capítulo VI del estatuto, en su Artículo 35º, reformado lustro atrás, contempla que "las elecciones ordinarias tendrán lugar cada cuatro años dentro de los 180 días posteriores al cierre del ejercicio económico al año que corresponda", siendo el 30 de junio la fecha límite de dicho análisis contable.

De tal manera Manuel Usandizaga le anticipó a su padre que los comicios bien pueden ser convocados para fin de año, es decir hasta el último día plazo que permite el estatuto, quedando todo el torneo Apertura, que comenzará el 8 de agosto, bajo gobierno del oficialismo. Con esto el asesor legal, que no podrá formar parte de ninguna lista porque se hizo socio de Central en 2006 y carece de la antigüedad requerida, sueña con formar el equipo competitivo que no supo confeccionar en los últimos tres años, incluso a pesar de los más de 30 millones de pesos anuales que dispuso el actual gobierno para cada invertir en el equipo.

El hijo del presidente, que asume funciones como empleado dado que carece de cargo directivo alguno, proyecta seguir en el club con la lista que sea bautizada por su padre. Pero para poder sostener su nombre ante los socios es perentorio ostentar alguna decisión acertada en lo futbolístico.

La ambición del asesor legal hizo quebrar una añeja amistad entre su padre y el síndico Cuñado, quien el mes pasado convocó a los socios por los medios de comunicación para ir a las urnas el 5 de setiembre. De igual modo, todas las conjeturas políticas del oficialismo permanecen rehenes de la suerte que corra el equipo que dirige Leonardo Madelón en la presente temporada, donde probablemente Central tenga que volver a jugar la Promoción. Es que en caso de fallar en esa instancia decisiva no sólo el Vasco no llegará a diciembre, sino que tendrá dificultades para organizar comicios en setiembre, como dispuso la Sindicatura.

Compartir: 

Twitter
 

Manuel, el hijo del presidente, proyecta seguir en el club con la lista bautizada por su padre.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.