SANTA FE › EL MES QUE VIENE, EL RADICALISMO DEFINE LA ESTRATEGIA ELECTORAL

En búsqueda de un candidato

A mediados de agosto, la UCR tomará una decisión orgánica para disputar la gobernación en 2011. La segunda, definir el nombre del candidato, aunque ya picó en punta el intendente Barletta. Y la tercera, sentarse a negociar con los socialistas.

La interna del Frente Progresista sigue a todo vapor. Y más, la del radicalismo. Todas las vertientes de la UCR ya comenzaron a negociar un acuerdo político para que el próximo candidato a gobernador del Frente Progresista el año que viene sea un radical. La estrategia incluye tres etapas. La primera, será una decisión orgánica del partido para disputar la gobernación en 2011, que podría madurar a mediados de agosto. La segunda, definir el nombre del candidato, aunque ya picó en punta el intendente de Santa Fe, Mario Barletta. Y la tercera, sentarse a negociar con los socialistas, y si no aceptan un candidato radical, definir la fórmula en las primarias abiertas. "Es legítimo que la UCR intente gobernar la provincia", dijo el diputado Darío Boscarol.

Boscarol metió más presión política en la interna del frente oficial al revelar la estrategia de su partido para convertir a Barletta en el sucesor de Hermes Binner, en la Casa Gris. "Estamos trabajando para que los distintos sectores de la UCR confluyan en un candidato común. La primera instancia será que el radicalismo orgánicamente tome la decisión de salir a disputar la gobernación en 2011", dijo el legislador.

¿Y cuándo se tomaría esa decisión? preguntó Rosario/12.

A mediados de agosto. Estamos trabajando para esa fecha, para que el conjunto del partido postule un solo candidato.

Pero ya hay un candidato que picó en punta: Barletta.

En principio, lo que queremos es que el radicalismo dispute ese espacio y luego veremos el candidato contestó Boscarol.

La tercera etapa será acordar con el socialismo que ya tiene tres candidatos a gobernador: el ministro Antonio Bonfatti, el senador Rubén Giustiniani y el intendente Miguel Lifschitz. "¿Cómo resolverán las diferencias?", se le preguntó. "Como siempre, habrá un espacio de negociación y discusión para llegar a un consenso. Y si no hay acuerdo, la ley electoral prevé el sistema de elecciones primarias, abiertas y simultáneas para definir los candidatos. Creemos que para la salud del Frente Progresista es conveniente la alternancia en las candidaturas, por lo tanto, si no hay acuerdo, la situación se resolverá por una interna abierta", explicó.

Así como Binner fue candidato de la alianza gobernante en 2007, en 2011 le tocaría a un radical. "La alternancia en el poder fortalecerá al Frente Progresista y, además, es legítimo que el radicalismo intente gobernar la provincia. Hoy, la UCR está en mejores condiciones que el socialismo para interpretar la territorialidad y, en cuanto a la participación, hemos reclamado que queremos estar en los espacios de definición política. En este último tramo el gobierno se lo ha entendido así y hemos tenido mayor protagonismo".

Según Boscarol, el pedido para que un radical encabece la fórmula de 2011 es un "clamor" partidario. "Es una demanda que proviene de las propias bases, como les gusta decir a los justicialistas. Los militantes, los presidentes de comuna y los intendentes entienden que ha habido un crecimiento dentro del radicalismo que hace que la demanda de intentar gobernar la provincia de Santa Fe sea legítima. Y en lo personal, como integrante dentro del Frente Progresista, entiendo que la posibilidad de la alternancia lo fortalece. Sería imposible sostener un frente de varios partidos a lo largo de muchos años sin una alternancia en las candidaturas", agregó.

"Además, la alternancia dentro del Frente es una buena señal para el ARI, para el PDP y para todos los partidos que lo integran, porque cuando tengan un candidato posicionado y con el volumen suficiente pueden ser una alternativa de poder dentro del Frente Progresista y eso es bueno para todos".

¿Cuáles son las críticas del radicalismo al socialismo? le preguntó una colega del portal de noticias El Protagonista Web.

No hay una crítica específica, pero sí consideramos que el radicalismo está en mejores condiciones para interpretar la territorialidad de la provincia. Las dificultades que ha encontrado el socialismo en el gobierno están vinculadas a trasladar su experiencia urbana desde Rosario al resto de Santa Fe y, en este manejo territorial, el radicalismo tiene una amplia experiencia que puede ser un aporte interesante. Y esa experiencia del manejo territorial hay que capitalizarla en el gobierno provincial en el cual se ha realizado un avance sustancial en lo ético, en lo moral y en el manejo de la cosa pública.

Compartir: 

Twitter
 

"Es legítimo que la UCR intente gobernar la provincia", dijo el diputado Darío Boscarol.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.