SANTA FE

Otro símbolo de la dictadura se convertirá en Museo de la Memoria

El intendente de Santa Fe le pidió al gobernador que ceda al
municipio el edificio de la comisaría 4ª, uno de los centros
de torturas más emblemáticos de los años de plomo en esa ciudad.

Desde Santa Fe

Santa Fe convertirá un símbolo de la dictadura en Museo de la Memoria. El intendente Martín Balbarrey le pidió al gobernador Jorge Obeid que ceda al municipio santafesino el edificio de la comisaría 4ª -uno de los centros de torturas más emblemáticos de los años de plomo- para convertirlo en un espacio popular que denuncie el genocidio. "Santa Fe tiene una deuda pendiente en este tema, pero nunca es tarde para saldarla. Las nuevas generaciones deben conocer que pasó en la ciudad en aquellos años oscuros. Por eso, es necesario transformar ese sitio manchado de espanto y horror en Museo de la Memoria", dijo Balbarrey.

La iniciativa pretende cumplir con la ordenanza 10.826 que el Concejo Municipal sancionó hace cuatro años, el 26 de marzo de 2002: así se creó el Museo de la Memoria y facultó al municipio a gestionar ante el gobierno de la provincia la cesión de un inmueble para que sea su sede. Ahora, el intendente propuso que ese lugar sea ni más ni menos que la seccional 4ª, la más denunciada por los sobrevivientes de la represión ilegal.

Balbarrey aprovechó la reincorporación de cuatro trabajadores municipales cesanteados por la dictadura para hacer el anuncio. "Le mandé una carta al gobernador Obeid para transformar la seccional 4ª en Museo de la Memoria", dijo durante el acto.

"Es una gran responsabilidad como intendente, ciudadano y dirigente político, presidir este acto en que el Estado municipal reincorpora a cuatro trabajadores injustamente despedidos en vísperas de la más cruel de las dictaduras que haya conocido nuestro país", expresó Balbarrey. Así, Graciela Oberlin de Pez, Anselmo Sánchez, Miguel Angel Rico y Juan Carlos Aguero recuperaron su puesto trabajo.

"La seccional cuarta fue centro operaciones de la represión ilegal, donde se torturó a decenas de militantes. Es nuestra intención convocar a todas las instituciones y organismos comprometidos con los derechos humanos y la democracia para transformar ese sitio manchado de espanto y terror en un monumento de la memoria, un espejo en donde mirarnos como ciudadanos y comprometernos con aquella consigna que nos unió fuertemente a los argentinos en los primeros años del advenimiento democrático: Nunca Más", reflexionó el intendente.

El proyecto para crear el Museo de la Memoria fue presentado por el ex concejal de la UCR, Carlos Iparraguirre en dos oportunidades, en 1998 y en el año 2000, pero no logró que el Concejo Municipal lo sancionara. En febrero de 2002, el actual concejal Leonardo Simoniello reactivó la iniciativa de Iparraguirre, pero ahora acompañado por algunos de sus colegas de la época, entre ellos el hoy secretario de Estado de Promoción Comunitaria de la provincia, Juan Carlos Forconi, los ex concejales Juan Carlos Bettanín, Pablo Farías, Darío Boscarol y Martín Alvarez, más tres concejales que hoy siguen en sus bancas: Jorge Henn, Marta Fassino y Julio Schneider. El 26 de marzo de 2002, el Concejo Municipal sancionó la ordenanza 10.826 que crea el Museo de la Memoria en la órbita de la Subsecretaría de Cultura.

Balbarrey admitió la mora oficial en el tema. "A Santa Fe le falta un Museo de la Memoria. Es una deuda pendiente, pero nunca es tarde para cumplirla. Creemos que las nuevas generaciones tienen que conocer lo que pasó en la ciudad en esos años oscuros", dijo.

Ayer, -en otro acto oficial- Balbarrey recordó que 24 de marzo de 1976, él "estaba en otro planeta. Cuando se produjo el golpe, yo era joven y estaba internado en el Liceo Militar General Belgrano, en Recreo, donde se tenía una lectura totalmente diferente a la real. Esos años fueron muy tristes, porque me tocó vivir de cerca experiencias de familiares detenidos que no sabíamos si estaban detenidos o desaparecidos. Fue muy triste y muy terrible", rememoró.

Balbarrey ponderó la lucha y la resistencia de las Madres de Plaza de Mayo que "tiene un significado muy profundo, porque mantienen viva la memoria", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

La seccional cuarta sería un espacio popular que denuncie el genocidio. "Santa Fe tiene una deuda pendiente en este tema", dijo el jefe comunal Balbarrey.
Imagen: Télam
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.