CIUDAD

"Crece el compromiso de la sociedad con la memoria"

 Por Alicia Simeoni

La marcha más importante para repudiar el golpe de estado de 1976 desde el comienzo de la democracia y los actos y expresiones oficiales por la fecha fueron evaluados ayer por la vicegobernadora María Eugenia Bielsa y el diputado nacional Agustín Rossi que encabezaron el espacio del Frente para la Victoria. Bielsa opinó que la de ayer fue una "marcha reparadora y con un fuerte espíritu de conciliación" y Rossi insistió en que la importancia de la declaración de feriado nacional para el 24 de marzo se podrá ver en toda su proyección en los próximos años. También el intendente Miguel Lifschitz hizo el trayecto de la marcha con la idea de que "con el correr de los años crece el compromiso de la sociedad y de esta ciudad por la memoria y la Justicia". En la columna del Partido Socialista el diputado Hermes Binner y el senador Rubén Giustiniani reclamaron la anulación de los indultos dados por el ex presidente Carlos Menem.

"Aquí hay un fuerte espíritu de conciliación, el mismo que creo que hay en el país por eso entiendo que esta conmemoración no es igual a ninguna de las anteriores. Es una marcha reparadora, hace mucho que no veía que la gente tomaba la calle como un lugar de representación ciudadana". La vicegobernadora habló también sobre la anulación de los indultos. "Creo que el Presidente no quiero tomar atajos legislativos porque sabe que esos caminos tienen la posibilidad de ser revertidos... Como le ha pedido a todos los sectores distintos esfuerzos le pide ahora a la justicia la responsabilidad que le toca respecto de juzgar sobre estos casos".

Hace 30 años, Bielsa tenía 17 años: "Hoy pienso que tal vez no estaba en el lugar donde tenía que estar, pertenecía a una familia donde la política tenía un espacio pero yo no había militado. Viví aquel momento con enorme angustia pero por mi hermano Rafael, él sí militaba y quería transformar la realidad", dijo la vicegobernadora.

El diputado Rossi tenía 18 años al momento del golpe de 1976 y vivía en Vera. Rossi puso el acento en la declaración de feriado del 24 de marzo. "Creo que es muy importante contar con este feriado y que se va a ponderar mucho más cuando pase el tiempo. Los gobiernos no sólo gobiernan por sus leyes y por sus obras sino también por los símbolos que instituyen y este es un símbolo muy fuerte. El Estado argentino le dice al pueblo que el 24 no es lo mismo que el 23, porque el 24 pasaron muchas cosas que merecen ser recordados con más fuerza".

Lifschitz recordó que en la madrugada del 24 de marzo volvía a su casa y la ciudad estaba casi desierta con camiones del Ejército que iban de un lugar a otro. "Creo que con el correr de los años, lejos de que se extinga el recuerdo de esa fecha y de esa etapa de la Argentina, crece el esfuerzo y el compromiso de la sociedad con la memoria, con la recuperación de la historia, por la verdad y la Justicia". Para Lifschitz la conmemoración de los 30 años en todos los actos logró convocar a los distintos sectores de la ciudad tanto en el Monumento como en la Plaza Cívica. "Se puede tener una visión optimista y esperanzada de que avanzamos en la construcción más democrática, más tolerante y desde ese lugar podemos albergar la esperanza de que no vuelvan a repetirse situaciones como la de 30 años atrás", dijo.

Binner recordó ayer que el día del golpe "quienes teníamos un trabajo social queríamos estar a resguardo y estuve en casa de mi hermano, en Casilda. Después de 30 años es importante que sigamos con la memoria en estos hechos, es importante que el pueblo argentino siga diciendo 'Nunca más'". También habló sobre el indulto y dijo que si bien él no estaba en el Congreso los integrantes de su partido sostenían que cuando se anularon las leyes de obediencia debida y punto final debería haberse anulado los indultos. "No se hizo en aquel momento y la visión de los juristas señala que esa vía no sería considerada constitucional, así que es oportuno que lo haga la Corte Suprema". Binner insistió en que no debe "haber ningún resquicio en que puedan ocultarse los genocidas".

Giustiniani evaluó que la participación popular que se vio en la marcha de ayer es un "salto de conciencia importante para que el nunca más sea una realidad". Y señaló "que falta la nulidad de los indultos, esa es la materia pendiente al avance logado con la nulidad de las leyes de impunidad".

Compartir: 

Twitter
 

La vicegobernadora opinó que fue una "marcha reparadora y con un fuerte espíritu de conciliación". Binner insistió en que no debe "haber ningún resquicio en que puedan ocultarse los genocidas".
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.