SANTA FE › NO HAY ANTECEDENTES DE UN PRESIDENTE DE LA CáMARA QUE ACCEDA AL CARGO POR UN VOTO DE DIFERENCIA

Rubeo accedió a la presidencia gracias a su voto

A la hora de la elección, Bielsa pidió abstenerse. Siguió el radical Boscarol que se votó a sí mismo. De esa forma, se aseguró 15 votos. Rubeo apeló a la misma figura y se aseguró el voto 16, el que necesitaba para ganar la presidencia.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

María Eugenia Bielsa lo hizo. Luis Rubeo asumió ayer la presidencia de la Cámara de Diputados en una disputa política en la que ambos llegaron hasta el final. Rubeo ganó por un voto de diferencia, el suyo: 16 a 15, al tercero en discordia, el radical Darío Boscarol, que también se votó a si mismo, en una aventura del Frente Progresista por retener el cargo, que no prosperó. Bielsa terminó tercera, con 11 voluntades y una abstención, la suya. La pelea fracturó a los 28 diputados del PJ en dos espacios (16 por un lado y 12 por el otro), pero ni bien se proclamó resultado, Rubeo se dio vuelta hacia Bielsa, que estaba justo detrás de su banca y le tendió las manos. Los dos se confundieron en un abrazo, mientras el resto de sus colegas aplaudían. "No tener unanimidad en la elección del presidente de la Cámara, no significa que no vamos a asumir la responsabilidad que nos cabe como fuerza mayoritaria", advirtió Bielsa. Las restantes minorías se repartieron las vicepresidencias: la primera, para la socialista Inés Bertero (21 votos a favor y 29 abstenciones, la suya y la de todos los peronistas) y la segunda para su colega del Pro, Federico Angelini (38 a favor y 12 abstenciones porque también lo votó el Frente para la Victoria).

La de ayer fue una sesión preparatoria récord. Estaba convocada para las 10.30, arrancó al mediodía y terminó a las seis de la tarde. Casi ocho horas de cabildeos y operativos políticos cruzados, con versiones para todos los gustos. Hasta las más disparatadas, como un supuesto acuerdo entre el Frente Progresista y el Pro para despojar al peronismo de la presidencia de la Cámara, que resultó fallida. Entre ambas minorías tenían 22 votos, pero no se sumaron: los 15 diputados del Frente votaron a Boscarol y los siete del Pro se abstuvieron. "Antes de perder la presidencia, votamos a María Eugenia", aseguraban los seguidores de Rubeo. No llegaron a ese punto. Pero el gesto del Pro fue retribuido con la vicepresidencia segunda.

Las presiones de la Casa Rosada extendieron la espera varias horas. Y si Bielsa pensaba que podían tener éxito o que Rubeo podía declinar su candidatura, se equivocó. Ella llegó hasta el final y Rubeo también, al extremo de votarse a si mismo, obligado por Boscarol, que un rato antes inauguró el voto propio. No hay antecedentes de un presidente de la Cámara que acceda al cargo por un voto de diferencia y, encima, el suyo.

Fue el momento culminante, ya pasadas las cinco de la tarde, cuando la votación era nominal. El orden de la lista es por abecedario, así que Bielsa fue la primera y pidió abstenerse. La Cámara la autorizó. Después, siguió Boscarol que eligió una fórmula curiosa para votarse a sí mismo: "Voto por la moción del diputado Raúl Lamberto", dijo el radical. Y algunos se rieron porque Lamberto lo había propuesto como candidato. De esa forma, Boscarol se aseguró 15 votos, así que Rubeo tenía dos opciones: se votaba a si mismo, igual que su colega o dejaba que la votación termine en un empate: 15 a 15. La encargada de desempatar con doble voto era la vicegobernadora Griselda Tessio, que presidió la preparatoria y bien podía elegir a su correligionario. Rubeo ya tenía la ventaja del abecedario, le tocó votar después de Boscarol, así que se aseguró el voto 16:

"Voto por la moción de la diputada (Silvia) De Césaris. Voto por el diputado Rubeo, para que no queden dudas", dijo el legislador del PJ. De Césaris fue quien lo postuló al cargo. Una carcajada general en el recinto subrayó la ocurrencia. Pero era el voto que necesitaba para ganar.

Unos minutos después, el secretario de la Cámara formalizó el resultado: Rubeo 16 votos, Boscarol 15, Bielsa 11 y ocho abstenciones, las de los siete diputados del Pro y la de Bielsa. "Ha resultado electo presidente de la Cámara el señor diputado Rubeo", proclamó Tessio. Una ovación bajó desde las barras colmadas por kirchneristas. El elegido se levantó, aprovechó que Bielsa estaba justo detrás de su banca y cerró la disputa. Los dos se confundieron en un abrazo, mientras el resto de los diputados del PJ, de uno y otro sector, aplaudieron el gesto. Después, Rubeo encaró hacia el estrado, donde Tessio le tomó el juramento del cargo.

En la previa, algunos diputados del Pro habían anunciado que votarían al justicialista que tuviera más consenso, que era Rubeo. Hasta que llegó a la Legislatura el ex candidato a gobernador, Miguel Torres del Sel y los dio vuelta. "¿Es cierto que van a votar a Rubeo?", le preguntaron. "Ni en pedo", contesto el cómico, rodeado de micrófonos y cámaras de TV. Y le sugirió a los legisladores de su espacio que se abstengan. Más tarde, en el recinto, uno de ellos explicó por qué. "El bloque del Pro no quiere participar de ninguna interna. Para nosotros hubiera sido bueno e importante que el peronismo hubiera consensuado un candidato de la mayoría, pero dadas las circunstancias, vamos a solicitar nuestra abstención", dijo Norberto Nicotra.

Ya antes, el justicialista Roberto Mirabella había propuesto a Bielsa, De Césaris a Rubeo y Lamberto a Boscarol. Otro radical, Santiago Mascheroni, aprovechó para patalear porque el PJ llegó al recinto dividido y con dos candidatos y agitó sospechas sobre el futuro y si el peronismo estaba en condiciones de garantizar la gobernabilidad. Mascheroni es uno de los que sonaba como supuesto candidato a presidir la Cámara antes de que el Frente Progresista decidiera postular a Boscarol. Le contestó Bielsa: "Nosotros nos sentimos muy honrados y agradecidos por la cantidad de santafesinos que pusieron en nuestra responsabilidad conducir la Cámara de Diputados. Somos 28, más allá de no hayamos logrado acuerdo para la presidencia, esto no significa que no nos vamos hacer cargo de aquello a lo que nos comprometimos cuando recorrimos la provincia, en la campaña. Estoy segura que los 28 justicialistas nos vamos a hacer responsable para lo que nos ha elegido el pueblo. Vamos a dar el quórum, el debate y la gobernabilidad", aseguró Bielsa.

"Este episodio nos duele a todos, pero tiene que ver con una posición ante la ciudadanía. Dijimos que la íbamos a sostener hasta el final de la elección, aún ante la posibilidad de perder, pero honrar el resultado del 24 de julio", agregó.

Bielsa le habló al Frente Progresista: "Ustedes están conformados por sectores y si pudieron darle gobernabilidad a la gestión (de Hermes Binner) que termina el 10 de diciembre, nosotros también podemos tener sectores internos en el PJ y garantizar la gobernabilidad. Así que quédese tranquilo, diputado Mascheroni que nuestro compromiso está puesto en estas palabras y estoy seguro que todos mis colegas lo comparten".

Compartir: 

Twitter
 

Rubeo escucha el resultado de la votación, mientras Bielsa estaba justo detrás de su banca.
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.