SANTA FE › RUBEO FUE REELECTO AYER COMO PRESIDENTE DE LA CáMARA DE DIPUTADOS

María Eugenia Bielsa perdió otra vez

Cuando se pensaba que Rubeo iba a ser elegido por unanimidad, la diputada decidió postularse, pero no le alcanzó.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

El presidente de la Cámara de Diputados, Luis Rubeo, fue reelecto ayer por un año más en el cargo, pero lo que parecía una elección sin sobresaltos, terminó en otro duelo con su colega María Eugenia Bielsa, el segundo en cuatro meses. En diciembre, Rubeo había ganado por un voto -el suyo﷓ al radical Darío Boscarol (16 a 15) y Bielsa quedó tercera con 11. Ayer, amplió su ventaja: le ganó a Bielsa 40 a 4 al sumar tres votos más en el PJ, 14 del Frente Progresista y 7 del partido de Macri. La sorpresiva postulación de Bielsa quebró el interbloque justicialista porque cuatro legisladores que responden al ex gobernador Jorge Obeid y al diputado Omar Perotti optaron por abandonar el recinto antes de oponerse a Rubeo o votar a Bielsa. Otra astilla en el acuerdo que sus jefes firmaron hace menos de una semana con el líder del Frente para la Victoria, Agustín Rossi y el mandamás de UPCN, Alberto Maguid, para cerrar una lista de unidad en la interna del PJ. "Rubeo garantiza la gobernabilidad y una oposición responsable", lo definió uno de sus colegas del FpV, Darío Mascioli al proponerlo para el cargo. Bielsa insistió que el ascenso de su rival era "un acuerdo de cúpulas" La Cámara ratificó también a los dos vicepresidentes: la socialista Bertero y Federico Angelini, del Pro, ambos por unanimidad.

La preparatoria arrancó con una gentileza. La diputada del PJ, Silvia De Césaris propuso como presidente provisional al socialista Eduardo Di Pollina porque "supo ganarse la confianza y el respeto de todos nosotros cuando presidió esta Cámara durante cuatro años". Y le tiró más flores. "El siempre privilegió el diálogo y el consenso. Los hombres y mujeres de la política valoramos esto". Di Pollina volvió entonces al sillón que ocupó durante el gobierno de Hermes Binner, pero sólo por media hora, la que demandó la elección de Rubeo.

El jefe de la bancada kirchnerista, Darío Mascioli, propuso a Rubeo porque es una garantía de "gobernabilidad" y "oposición responsable". "La máxima virtud de un presidente de la Cámara es buscar los consensos en función de los intereses de los santafesinos. Rubeo encarna estos atributos", ponderó.

Hasta ahí, el PJ tenía un solo candidato. El radical Darío Boscarol y luego el presidente del bloque del Pro, Norberto Nicotra, anunciaron entonces que votarían a Rubeo. En diciembre, ante la división del peronismo entre Rubeo y Bielsa, el Frente Progresista propuso a Boscarol y el Pro se abstuvo. "Hoy la situación es distinta, el justicialismo tiene un solo postulante y por lo tanto, lo vamos a acompañar. Sería desacertado producir un cambio y una ruptura de la administración de la Cámara", dijo Boscarol. "La continuidad es razonable, lo que no significa un cheque en blanco", advirtió.

Parecía todo dicho, hasta que el diputado Oscar Daniele propuso a Bielsa como candidata a presidir la Cámara. Sorpresa. Y un murmullo que se extendió por el recinto. "Nosotros somos coherentes con lo que planteamos en diciembre", sacó pecho el legislador. Y planteó la "legitimidad política" de Bielsa para acceder al cargo. En las últimas elecciones, la lista que encabezó la ex vicegobernadora produjo un hecho inédito en la historia institucional de la provincia: por primera vez, la mayoría de la Cámara de Diputados no responde al partido del gobierno.

Bielsa le reprocha a Rossi el operativo que la despojó en diciembre. "Fue un arrebato a la voluntad popular", dijo. Y ayer, lo ratificó en los hechos. El Frente Progresista y el Pro trataron de digerir la postulación de la legisladora. "Esto no fue informado en la comisión de Labor Parlamentaria", se molestó el socialista Raúl Lamberto. "Estamos sorprendidos, no esperábamos que exista otra postulante", saltó Nicotra. Pero la protesta quedó ahí. Los dos coincidieron que Rubeo "había juntado una mayoría superlativa dentro de su bloque" como para sumarles sus votos.

A esa altura, ya había cuatro bancas vacías en el PJ. Los dos diputados de Obeid (Mario Lacava y Alejandra Obeid) no ingresaron al recinto y los dos de Perotti (Roberto Mirabella y Rosario Cristiani) se fueron antes de votar. Todos conocían la decisión de Bielsa de ratificar sus convicciones políticas, aún a riesgo de perder 40 a 4 -como ocurrió ayer﷓, pero esta vez no la acompañaron. Mirabella fue el primero en irse. "¡Uyyy, cómo se vino!. Después te hablo", le dijo a uno de sus colegas del PJ que tenía cerca. Y se fue. El confidente entendió que se refería a Bielsa. Lo siguió Cristiani. Y el tercero del bloque de Perotti, Ricardo Olivera, se quedó y votó a Rubeo.

Bielsa tomó el guante que arrojó Lamberto, cuando protestó porque no le habían informado que sería candidata. "No fuimos a Labor Parlamentaria porque estábamos reunidos en el bloque. Esto no es una picardía. Hace mucho tiempo, que no hablamos con el presidente de la Cámara", pasó la factura.

"Es altamente extraño lo que dice la diputada Bielsa porque el resto de los bloques sí participaron", le contestó Rubeo. Y deslindó su responsabilidad en el Secretaría Parlamentaria, a sabiendas que el subsecretario Gustavo Peters, fue propuesto por Bielsa. "Quiero aclararlo porque si no parece que hubo una omisión ex profeso de mi parte y no fue así", agregó. Peters quedó en el medio del duelo.

"Lo que yo dije y parece que Rubeo entendió mal es que no fuimos convocados a Labor Parlamentaria, y me consta porque estábamos reunidos los tres presidentes del interbloque, diez minutos antes de empezar esta reunión. No fuimos convocados", insistió Bielsa. Los tres jefes del interbloque son Mirabella, Lacava y ella.

La votación fue nominal: Rubeo sumó 40 votos: 19 del PJ (incluido el suyo), 14 del Frente Progresista y siete del Pro y Bielsa los cuatro de su bloque (Oscar Daniele, Pablo Di Bert, Jorge Abello y Adriana Panella) porque ella se abstuvo.

Rubeo agradeció con el último discurso: "Voy a trabajar con mucha responsabilidad y humildad para todos los sectores políticos, para los que me votaron, para los que no me votaron y para los que no estuvieron y teniendo en claro que nuestro accionar incide directamente en la realidad de todos y cada uno de los santafesinos".

"Extremaré los esfuerzos en pos de buscar consensos con todos los sectores que integran este cuerpo, llevando adelante una gestión de puertas abiertas, de diálogo y conciliación, aspiro a ser un generador de espacios de encuentro, de opiniones enriquecedoras y factor de acuerdos superadores", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Di Pollina le toma juramento a Rubeo, tras ganar la votación en el recinto.
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.