SANTA FE › EL MINISTRO DE LA CORTE ERBETTA SOBRE LA REALIDAD DEL CASTIGO PENAL EN SANTA FE.

"Se duplicó la tasa de encarcelamiento"

El prestigioso jurista comentó el trabajo del Instituto de Estudios Comparados (Inecip), que desnudó los números de la prisión preventiva en Argentina. "Esto cuestiona aquello de que los delincuentes entran por una puerta y salen por la otra".

 Por José Maggi

"Este trabajo termina con esa supuesta verdad tan repetida: que los delincuentes entran por una puerta y salen por la otra. En Santa Fe más de la mitad de los detenidos son presos preventivos", aseguró el miembro de la Corte Suprema de Santa Fe Daniel Erbetta en la presentación del trabajo del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (Inecip), que desnudó los números de la prisión preventiva en Argentina.

Erbetta aseguro ante Rosario/12 que este "es un trabajo que proporciona un insumo muy importante para poder comprender la realidad y la gravedad del problema del castigo hoy en Argentina. Cuando uno se pregunta cómo se administra una penalidad, cómo se administra el castigo en Argentina, este trabajo muestra que el sistema penal está funcionando un poco al revés, porque funciona cautelarmente, es decir que la situación típica de encierro es la situación de excepción, es decir el preso preventivo. Esto desnuda un problema realmente grave porque aparte pone en jaque muchas de las especulaciones que repetidamente se sostienen, y que es muy común escuchar: que los delincuentes entran por una puerta y salen por la otra. Sin embargo de un lado uno puede verificar que prácticamente se duplicó la tasa de encarcelamiento entre 1998 el 2009, y que la mayor parte de estos presos son presos preventivos con lo cual no solo se pone en evidencia de que ha habido un crecimiento geométrico en la tasa de encarcelamiento sino que se pone en evidencia de que restringir las excarcelaciones y tratar de usar la prisión preventiva como una suerte de anticipo de pena, con el objetivo de reducir el delito es una especulación que no tiene ninguna respaldo en la realidad del sistema. Evidentemente uno puede acreditar con esta investigación que el impacto de esta utilización inconstitucional de la prisión preventiva, de este abuso de la prisión preventiva en Argentina, respecto de la reducción del delito, es prácticamente nulo, no tiene ninguna incidencia. El tema de la reducción del delito evidentemente pasa por otro lado pero no por este tipo de reclamos.

-¿Qué otros puntos aborda este trabajo?

-También es un segundo apartado el trabajo plantea un estudio comparado de las distintas regulaciones provinciales y del orden federal y fundamentalmente un relevamiento de las prácticas y de los criterios jurisprudenciales que están dominando la aplicación de la prisión preventiva. Este relevamiento indica que tenemos un problema serio, tenemos un número muy elevado de presos preventivos, y que no siempre la fundamentación de la restricción de la libertad responden a criterios que puedan considerarse adecuados a las pautas que marca la Constitución nacional.

-¿Comparada con los otros tres distritos como está ubicada Santa Fe?

-Del informe surgen algunos datos como el nivel de presos preventivos en Buenos Aires, en un porcentaje elevadísimo donde claramente la regla se ha subvertido y la prisión preventiva es una regla general y excepcionalmente se encuentra con un preso condenado. La provincia de Santa Fe se encuentra en el lote del medio, con un porcentaje superior al 50 por ciento, pero esto no es auspicioso porque cuando hablamos de presos preventivos, se supone que deberían ser casos excepcionales por lo cual los porcentajes deberían estar mucho más bajos. O sea que en alguna medida estas investigaciones sirven para que podamos tomar una poco más de conciencia y para que tengamos más evidencia de cómo esta funcionando el sistema penal. No es bueno que el sistema penal funcione utilizando casi como respuesta principal una medida que se supone que debe ser excepcional y que además se esta aplicando a una persona que todavía es inocente, esto no es bueno. Por otro lado tampoco está probada, ninguna utilidad en este tipo de recursos. Esto sin contar el impacto que estas situaciones provocan en el sistema penitenciario, porque bien podría mejorarse la etapa de ejecución de la pena así como las condiciones de detención de los penados, si en las cárceles estuvieran los presos condenados y excepcionalmente hubiese presos preventivos", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

"La situación típica de encierro es la situación de excepción, es decir el preso preventivo".
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.