CIUDAD › EN ROSARIO CRECIó LA VENTA DE JUGUETES NACIONALES Y EN GENERAL SE VENDIó UN 20% MáS.

Gran momento para el juguete argentino

Años atrás los juguetes fabricados en el país no superaban en ventas en Rosario el 30 por ciento. En este día del niño llegaron al 50 por ciento. Desde la Cámara en la ciudad apuntaron también que la mayor parte de las ventas fue con tarjeta.

 Por Diego Fiori

"Este año creció la venta de juegos y juguetes entre un 15 y un 20 por ciento más que el año pasado", según el presidente de la Cámara de Jugueterías de Rosario Juan Benzi. Destaca que la venta de los juegos nacionales, en Rosario, llegó al 50 por ciento mientras que años atrás no superaba el 30. La mayoría de las compras fueron con tarjetas de crédito dando posibilidad a la adquisición de productos más costosos. El promedio de cada compra rondó los 130 pesos. También remarcan desde la Cámara que han mantenido reuniones con la cúpula policial para garantizar seguridad a los negocios y clientes y que las jornadas de ventas pasaron sin inconvenientes.

Quedó atrás el Pescalandia, el Family Doctor, el Ludomatic, como así también los Mazinger Z, He﷓man y los Thundercats porque los dibujitos animados cambiaron y el mercado juguetero/mediático logró una demanda renovada. Aunque las nenas se desviven por la rubia articulada más famosa y toda su serie de productos, entre ellos, una caja registradora. Los nenes, por su parte, con los muñecos del Hombre Araña y la Guerra de las Galaxias y los autos a control remoto. También la línea Ben 10, Hot Wheels y los surgidos de las películas Batman, Toy Story y Cars son los mas pedidos por los padres aunque reconocen que hubo un crecimiento importante de los juguetes que no tienen mecanismos fabricados en el país por la diferencia del costo.

Fue muy notable que en la última década se ha ido instalando la tecnología en el pedido de los no tan pequeños y la búsqueda gira en torno a la Wii, la Play 3, Tablets, netbooks, celulares y demás.

Menos importado y más nacional, es la apuesta de la industria del juguete argentino. La Cámara que agrupa a los fabricantes viene trabajando intensamente para reemplazar antes de fin de año, la menos, un 40 por ciento del stock que llega del exterior.

Según la ministra de Industria de la Nación, Débora Giorgi hoy dos de cada cinco juguetes que se venden en Argentina son fabricados localmente, y arrojó un dato comparativo interesante "el sector incrementó su producción un 140 por ciento desde 2000".

Aunque parezca teórico y lejano la mediatización de la sociedad tiene un efecto directo en la búsqueda de los niños y niñas en el momento de pedir elementos también para el ludo. Los diseños e imágenes versan sobre los dibujos animados y series mas vistas de la televisión infantil y también el cine. Verdaderos tanques que imponen sus modelos y líneas de productos con grandes y costosas campañas de marketing. Son los llamados juguetes o juegos "con licencia" que son irremplazables porque la manufactura total es y viene de China.

Otro de los puntos negativos de la industria nacional del juguete tiene que ver con el avance de la tecnología y la sofisticación de los productos que para ser mas atractivos necesitan incorporar nuevas formas de expresión y atracción. Nuestro país no es competente a la hora de pensar los gustos y demanda de niños (y grandes) teniendo en cuenta que los fabricantes tienen que incorporarle, por ejemplo, botones que disparan música, frases humanas grabadas o simplemente luces como así también controles remotos que activan acciones a distancia. Para lograrlo la mayoría de los implementos vienen del exterior y los jugueteros se ven en la encrucijada del proceso de sustitución de importaciones que encuentra varias piedras en el camino.

La crianza y entretenimiento de los mas chicos no gira sólo por el pedido de los menores sino también por la búsqueda educativa y de valores de sus padres. Este año tanto ongs como la Municipalidad de Rosario arremetieron con una campaña en contra de los juguetes bélicos y sexistas. Sobre esto cuentan desde la Cámara de la Industria del Juguete que "hay un cambio en la sociedad en general desde hace cinco años porque hay un cambio en el concepto del juego. Hoy le regalás a un nene un revólver y se lo asocia más a la delincuencia", dijo Miguel Faraoni presidente de la entidad. Hace una década que la industria nacional no fabrica juguetes bélicos porque los padres dejaron de pedirlos. Los que se venden son importados y están apoyados por fuertes campañas publicitarias". Los padres progres y snob compran en jugueterías didácticas o los diseños de las ferias de artesanos que en general son desechados por los niños.

Compartir: 

Twitter
 

En promedio, los padres gastaron 130 pesos en los regalos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.