SANTA FE › EL VICEPRESIDENTE AFIRMó QUE "NO HAY PROYECTOS LOCALES SIN UN PROYECTO NACIONAL"

Caminar la huella que dejó San Martín

Boudou y Bonfatti encabezaron los actos por el Bicentenario del Combate de San Lorenzo. Ante los abucheos, el presidente del Senado recordó a Raúl Alfonsín para calificar como "actitud fascista no escuchar lo que otros tienen para decir".

El vicepresidente Amado Boudou trazó una línea histórica entre el Combate de San Lorenzo y la actual política nacional al afirmar ayer que "las batallas de hoy son las mismas, en otros campos, con otras armas". A esa altura del discurso gritaba con fuerza, casi desencajado: "Son las mismas batallas que venimos dando contra los fondos buitres, que como los españoles asolaban y robaban estas tierras, pretenden asolar y robar a los 40 millones de argentinos", ahondó. El recibimiento no fue el mejor: hubo insultos y abucheos. Inmutable, el presidente del Senado hizo una encendida defensa del gobierno nacional y fustigó a los sanlorencinos que lo abucheaban en el acto oficial por el Bicentenario de la única batalla que San Martín libró en suelo nacional. "Lo dijo un gran presidente (Raúl Alfonsín), es una actitud fascista no escuchar lo que otros tienen para decirnos", bramó en el Campo de la Gloria, al costado del río Paraná. Unos minutos antes, el gobernador Antonio Bonfatti convocó "a la unidad y el trabajo conjunto" para enfrentar "la exclusión social, la pobreza, la violencia, las economías del delito", justo cuando el cruce de acusaciones entre socialistas y kirchneristas se encuentra en un punto de ebullición. Unas 35 mil personas presenciaron el festejo.

Era todo sonrisas entre Boudou y Bonfatti cuando el vice apenas arribó al cordón industrial. Posaron para las fotos, recorrieron el Convento San Carlos junto al Párroco Angel Gaite y firmaron el libro de visitas del histórico sitio. Descubrieron placas en el pórtico del Campo y ofrendaron una corona en homenaje a los caídos en combate. Aún no se habían encontrado con el público. Pero apenas pusieron un pie en el césped y caminaron a unos metros de las vallas de contención, Boudou sufrió fuertes críticas y epítetos. No así el gobernador y el intendente local Leonardo Raimundo, radical perteneciente al Frente Progresista Cívico y Social, a quienes los retribuyeron con aplausos. Ubicado en la segunda fila del palco oficial, el diputado nacional Agustín Rossi le reclamaba a Bonfatti el no haber aplacado los ánimos del público.

Cada mención de los locutores hacia el vice era respondida con chiflidos. Luego de escuchar los primeros dos discursos, Boudou precisó de la antesala de Raimundo, que ante los abucheos, pidió a los 35 mil asistentes: "Demostremos a todo el país que acá somos sanmartinianos y patriotas, pido un aplauso para el vicepresidente de la Nación". El presidente del Senado arrancó con calma, recordando que, al igual que hace dos siglos, "estamos construyendo todos juntos un destino común". Aunque rápidamente aclaró que "no hay proyectos locales sin un proyecto nacional, y no hay proyecto nacional sin un proyecto latinoamericano. Eso nos señaló el General San Martín", ganándose la primera ráfaga de gritos negativos.

Boudou ponderó la "valentía" con la que el Libertador de América enfrentó a "fuerzas superiores". "Valentía" fue una palabra que repitió en varias oportunidades en la misma oración, ya que sin ese atributo "no se consigue nada", y quienes trascienden en la historia ﷓-para Boudou-﷓ lo logran con "liderazgos como el de San Martín, como el de Belgrano, Yrigoyen, Rosas, Perón, como el de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner". Ahí fue cuando emuló a Alfonsín en el discurso que el ex presidente pronunció en la exposición de la Sociedad Rural, en Buenos Aires, en el año 1988. "Ese gran presidente de los argentinos luchaba contra las corporaciones, y eso es lo que encarna nuestra presidenta, lo que encarnó Néstor Kirchner", aseguró.

El vicepresidente subrayó políticas nacionales como el destinar el 6,5 por ciento del presupuesto a educación, la entrega de netbooks "para los chicos" y la aplicación de la Asignación Universal por Hijo.

No obstante, "es mucho lo que falta", reconoció. "San Martín nos alumbra desde el fondo de la historia", aseveró, al tiempo que pidió bajar "los decibeles con las agresiones hacia aquellos que queremos a la Argentina". "Nosotros formamos parte de un gobierno lleno de amor, que tenemos mucho para dar, que tenemos el acompañamiento del pueblo, que decimos viva San Martín, viva San Lorenzo, viva la patria", finalizó el vice, en un clima de tensión que invadía a todo el predio.

Con un poco más de calma, aunque en un discurso también cargado de contenido político, el gobernador pidió "enfrentar la fuerza que nos amenaza sin perder de vista nuestros grandes objetivos". Y en ese sentido, de modo más encriptado que en los últimos días, reclamó la ayuda del gobierno nacional. Bonfatti dijo que pretende dejar de lado las diferencias "para vencer al enemigo en común, quiero eso para Santa Fe, quiero eso para mi país". Por ese motivo, convocó a la "unidad y al trabajo en conjunto" a Nación y provincia, provincia y municipios y organizaciones de la sociedad civil con el Estado, con el objetivo de "garantizar derechos", entre los que mencionó a la salud, la educación, al trabajo, a la vivienda y un sorpresivo "derecho a la vida".

Compartir: 

Twitter
 

En el Campo de la Gloria, Boudou, Bonfatti, el intendente de San Lorenzo y el ministro de Defensa.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.