SANTA FE › MáS DETALLES DEL FALLO DE LA CáMARA QUE RATIFICó LA PRISIóN PARA HUGO TOGNOLI

"Hasta podría intentar fugarse"

Es lo que conjeturaron los camaristas a la hora de denegarle la excarcelación en la causa que se le sigue como supuesto "partícipe necesario del delito de comercio de estupefacientes agravado por su condición de funcionario".

(Desde Santa Fe)

El ex jefe de Policía de la provincia, Hugo Tognoli, deberá esperar el juicio oral y público entre rejas. La Cámara Federal de Rosario que esta semana confirmó su procesamiento, le negó la excarcelación con el mismo criterio que planteó el juez que lo investigaba, Carlos Vera Barros: la "peligrosidad procesal" del imputado. "El desempeño de Tognoli hasta el momento de su detención" ﷓cuando estuvo prófugo 48 horas antes de entregarse, en octubre del año pasado﷓, permite conjeturar que si "recupera su libertad, podría impedir la acción de la justicia, obstaculizar la investigación, o bien intentar fugarse a fin de evadir el proceso", dice el fallo que firman los camaristas Elida Vidal y Edgardo Bello. Lo que significa que una de las primeras decisiones que debería tomar el juez Marcelo Bailaque ﷓que se hará cargo de la causa﷓ será resolver si Tognoli sigue alojado en la cárcel de Las Flores, que depende de la provincia, o lo manda a un penal federal. La Cámara ratificó el procesamiento de Tognoli como supuesto "partícipe necesario del delito de comercio de estupefacientes agravado por su condición de funcionario" y advirtió que "en caso de ser condenado, le podría corresponder un máximo superior a los ocho años de prisión" de cumplimiento efectivo. Otra razón para que siga preso.

En un fallo de 99 páginas, más de 30 dedicadas a Tognoli, la Cámara ponderó todas y cada una de las pruebas de la causa, entre ellas las escuchas telefónicas secretas; resolvió la situación procesal de Tognoli, el comisario Néstor Fernández, el cabo Carlos Quintana y el empresario Carlos Andrés Ascaíni. Y ordenó a Bailaque "profundizar" algunas líneas de investigación, incluso sobre tres consultas al Registro de Propiedad Automotor que se hicieron para verificar la titularidad de un automóvil Fiat que se utilizó en la investigación de Ascaíni.

El último punto del fallo, rechaza la excarcelación de Tognoli. La Cámara coincidió con Vera Barros al ponderar "la situación personal" del ex jefe de Drogas Peligrosas de Hermes Binner, ascendido a jefe de Policía de la provincia por Antonio Bonfatti, en diciembre de 2011 y la "gravedad" de los delitos que se le imputan. Y ratificó el "pronóstico" que hizo el juez al negarle la libertad provisional, el 8 de marzo último. "Tognoli podría valerse de las mismas relaciones de poder para sustraerse del proceso e influir en la producción de las pruebas que se encuentran pendientes, muchas de ellas ﷓probablemente﷓ testimoniales, las que por su naturaleza se muestran especialmente sensibles ante presiones como las que podrían mediar en este caso", explicó.

"El desempeño de Tognoli como jefe de Policía de Santa Fe hasta el momento de su detención" ﷓cuando estuvo prófugo 48 horas﷓ y su carrera en la fuerza "permite conjeturar como probable que, en caso de recuperar su libertad, podría impedir la acción de la justicia y obstaculizar la investigación, o bien intentar fugarse a fin de evadir el proceso", agregó.

Para la Cámara, la carrera de Tognoli en la Policía santafesina, su paso por Drogas Peligrosas y el ascenso a la máxima jerarquía en la provincia, "debe ponderarse especialmente en contra (...) ya que, por su labor en una fuerza policial, mayor es su deber de conocimiento y acatamiento de una ley penal y compromiso en combatir cualquier modalidad de tráfico de estupefacientes y velar por proteger los intereses de la sociedad que se ve asediada por el comercio de tales sustancias ilícitas". Y en cambio,"habría actuado ﷓prima facie﷓ en transgresión a la norma que reprime dichas conductas antijurídicas, lo que hace presumir la existencia de peligrosidad procesal" y "una posibilidad real de entorpecimiento de la investigación".

En esa línea, la Cámara ratificó "el criterio del fallo plenario 'Díaz Bessone' para cuantificar la peligrosidad procesal de un imputado: "el riesgo de presión sobre los testigos". "La posibilidad de que el acusado coarte a los testigos u otros sospechosos, o los induzca a falsear su declaración o a sustraerse a su deber de presentarse al llamado judicial, debe necesariamente ser analizada a la luz de su real capacidad para obrar en tal sentido. Así, son factores que permiten suponer ese extremo... el acceso de éste (Tognoli) a estructuras formales o informales de poder ﷓especialmente, cuando se sospeche de la posible connivencia entre el encartado y agentes de esas estructuras o del Estado, que pudieren tener interés en encubrir el delito, entre otros".

"Lo expuesto autoriza a concluir que además de la calificación legal del delito atribuido a Tognoli en esta causa, y su gravedad, existen razones que hacen presumir, fundadamente, que el imputado podría llegar a eludir la acción de la justicia y/o entorpecer la investigación y/o sustraerse al cumplimiento de una eventual condena que, en su caso, no sería de cumplimiento condicional sino efectivo, por lo que se presentarían en esta etapa instructoria ﷓en el marco de una causa que cuenta con varios cuerpos y numerosos imputados y que de acuerdo con las constancias que se tienen a la vista aún no ha concluido pudiendo ampliarse hacia otros eventuales imputados﷓, supuestos de peligrosidad procesal que hacen inviable la concesión de la excarcelación solicitada".

"Es deber del tribunal asegurar el descubrimiento de la verdad y la aplicación de la ley", apuntó la Cámara. "Y además, el tiempo de encierro de Tognoli, desde el 7 de marzo de 2013, no se advierte irrazonable ni excesivo!", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

El juez Bailaque deberá resolver si Tognoli sigue preso en Las Flores o lo manda a una cárcel federal.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.