SANTA FE › DETUVIERON A LOS QUE INGRESARON A LA VIVIENDA DE ANA VIGLIONE.

"Parece que sólo fue un robo más"

Lo dijo el Jefe de la Policía de Santa Fe, descartando que el ingreso al domicilio de la titular de Delitos Complejos tuviera relación con el narcotráfico o las bandas violentas. Los detenidos son dos chicos de 14 y 16 años. Recuperaron lo robado.

Desde Santa Fe

Dos chicos de 14 y 16 años que viven en el mismo barrio de la secretaria de Delitos Complejos, Ana Viglione, son los que entraron a su casa, en Santo Tomé. Otros cuatro muchachos de 20 a 25 años fueron demorados porque compraron las cosas robadas, pero ya están en libertad. Viglione recuperó todo lo que le habían sustraído: La notebook (sin "información sensible", según se encargó de aclarar), la máquina de fotos, un televisor y dos video cámaras de seguridad con la memoria; lo único que falta es la tablet. En 48 horas, la Policía esclareció el caso, que desmiente la hipótesis conspirativa que agitó el gobierno. Viglione lo había interpretado como un mensaje mafioso: Un "intento de intimidarla" por sus investigaciones contra el narcotráfico y hasta lo asoció con los 14 balazos en la casa del gobernador Antonio Bonfatti. El ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, lo atribuyó a "bandas violentas" y a los "nostálgicos de la vieja policía". Y Bonfatti, pidió a los jueces que "sigan atando cabos". Ayer, el jefe de la Unidad Regional I, Rafael Grau, ahuyentó los fantasmas: "Fue un robo más", dijo. Uno de los tantos que azotan a los barrios alejados del centro de Santo Tomé.

Los dos pibes habían ingresado al chalecito de Viglione el martes pasado, entre las siete de la mañana y las 19, cuando una vecina le avisó por teléfono que habían violentado la reja del frente. Ella estaba en Rosario. El jueves, la Policía ya sabía quienes eran los supuestos responsables del hecho: un niño de 14 años y un adolescente de 16, que viven muy cerca de la casa de la funcionaria. Un barrio de casas bajas, con calles de tierra, mechado de baldíos y problemas de inseguridad, como otros. "Se trata de dos menores, uno de 14 años y otro de 16, que detuvimos el jueves a la noche", informó el comisario Grau.

El paso siguiente fue encontrar las cosas. La Policía le pidió al juez Jorge Pegassano (Instrucción 1º) tres órdenes de allanamientos en la misma ciudad de Santo Tomé y éste las firmó. Dos de los domicilios no están lejos de la casa de Viglione y el tercero, en el barrio Las Vegas, pegado a la autopista. Y allí, ya en la madrugada del viernes, recuperaron la notebook, el TV, las video cámaras y la máquina de fotos, que los chicos habían vendido por pocos pesos. Los compradores ûentre 20 y 25 años﷓ tendrán que afrontar ahora una imputación penal por supuesto encubrimiento, tras ser demorados y recuperar la libertad.

-¿Pudieron hablar con los chicos? -le preguntaron ayer los periodistas al jefe de la Policía capitalina.

-Indudablemente, si llegamos al secuestro de las cosas es porque teníamos pruebas que nos permitieron recuperarlas -contestó Grau. Quedó claro que los pibes dijeron a quiénes se las habían vendido.

Ayer, Grau y uno de los segundos de Lamberto, Diego Poretti, subsecretario de Coordinación Operativa, se encargaron de anunciar que el robo en la casa de Viglione estaba aclarado. Un operativo exitoso, según Poretti, quien ponderó la investigación de la Policía y de la justicia porque "hemos encontrado ﷓dijo﷓ una idea de trabajo, que es la que bregamos desde el Ministerio de Seguridad: la prepotencia del trabajo. La investigación permanente".

﷓¿Fue un robo común o tiene alguna connotación política?

﷓A priori, parece ser un robo más -admitió Poretti. Pero hay un juez que va a avanzar en la investigación. No es un hecho menor que haya personas detenidas (los dos pibes), saber que son de la misma zona donde reside la doctora Viglione y haber secuestrado los elementos. Son todos elementos que ayudan. Esto pasó hace muy pocas horas y ya tenemos atados un montón de cabos que estaba sueltos. Esto se da, cuando hay un marco de trabajo entre la justicia y la Policía.

﷓Entonces, ¿desmiente totalmente la hipótesis del mensaje mafioso o de algún sector de la Policía que intentó amedrentar?

﷓Eso va a seguir su curso, según lo que decida el juez (Pegassano) que está a cargo de la investigación y los elementos que tenga arriba de la mesa para llegar a las conclusiones definitivas en este caso. Siempre le decimos a la Policía que no sirve de nada llevar personas detenidas si no se aportan las pruebas a la justicia. Y esto es lo que sucedió en este caso- sacó pecho Poretti.

Compartir: 

Twitter
 

En un primer momento el gobierno vinculó el robo a Viglione con el ataque al gobernador.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.