SANTA FE › EL ROL DEL FLAMANTE "SECRETARIO DE ANALISIS Y ARTICULACION DE PROCESOS INTERMINISTERIALES"

Las fronteras de un área de inteligencia

El designado es un gendarme retirado experto en lucha contra el narcotráfico. Sin embargo en el gobierno provincial dijeron que sólo "hará una lectura de la información que circula por las redes sociales". Sus antecedentes al lado de López Murphy.

 Por José Maggi

José Ricardo Spadaro es el flamante "Secretario de análisis y articulación de procesos interministeriales" designado en los últimos días bajo la órbita del Ministro de Gobierno Rubén Galassi. El hombre fue asesor en seguridad del fallido candidato presidencial de la derecha vernácula Ricardo López Murphy, con un paso más que polémico por la Sedronar donde llevó a un comisario enjuiciado por graves torturas. La nueva secretaría tendrá como objetivo "la toma de decisiones vinculadas, entre otros temas, a emergencias naturales, políticas de salud y seguridad e indicadores económicos que permitirán mejorar la acción del Estado provincial".

En rigor hay quienes dudan si va a competir con el IPEC, con Marcos Escajadillo en Defensa Civil o con el subsecretario de investigación criminal, Andrés Ferrato. Pero lo que nadie seriamente cree es la explicación que dio el ministro de Seguridad Raúl Lamberto a un grupo de diputados oficialistas "Quédense tranquilos, va a hacer una lectura de la información que circula por las redes sociales, para evitar por ejemplo que dos grupos se enfrenten por un partido de fútbol. Nada más que eso" les dijo a un auditorio un tanto incrédulo.

Según se esfuerza en remarcar la gacetilla oficial Spadaro es abogado (UNR), comandante general de la Gendarmería Nacional (retirado) y veterano de la Guerra de Malvinas, como jefe del grupo Alacrán, que resultó diezmado en la aquella guerra. Fue jefe del Escuadrón 20 Orán (Salta), de la Agrupación VI Formosa y de Operaciones de la Región II (Rosario, 1986/1988). También estuvo a cargo de la Dirección de la Escuela de Gendarmería y de la Escuela Superior.

En abril de 2003 Spadaro tuvo despliegue mediático al salir a defender a su jefe de entonces: el candidato Ricardo Lopez Murphy. Es que el Página/12 había revelado el plan del candidato de Recrear para devolver a la policía las facultades de interrogación, en combinación con un cierre de campaña en el que prometió combatir a los "sediciosos". A pesar de la desmentida, "no hay un plan represivo" dijo Spadaro, este agregó que "hay que darle más atribuciones" a las fuerzas represivas.

La propuesta de López Murphy, que figuraba en el sitio en Internet de Recrear, sostenía que la premura en la investigación puede ser clave para esclarecer los delitos. El plan dice textualmente: "Es fundamental que luego de la comisión del delito no haya demoras en tomar las declaraciones de los presuntos autores". Se trataba de un intento de devolverle a la policía la facultad de interrogar a los detenidos, lo que suele conducir a torturas y abusos de todo tipo. Entonces Spadaro se quejó por algunos límites legales. "Hay que darle más atribuciones (a las fuerzas de seguridad) en el sentido de que, por ejemplo, acá en un secuestro de un menor la policía no puede hacer ninguna pregunta porque invalida el procedimiento." Es decir, la prohibición legal de que la policía interrogue a un detenido sin la presencia de un fiscal.

Otro de los ejes del discurso de López Murphy era la tolerancia cero en el control de la protesta social. De hecho, en su plan de seguridad se mezclaban alegremente el delito común, los secuestros y los cortes de calle. "Lo que nosotros hacemos es distinguir la vía de los reclamos con los límites del ejercicio de ese derecho", explicó Spadaro. "Si hay interrupción de los caminos el juez y la policía deben actuar directamente", agregó en sintonía con el candidato, quien calificó de "sediciosos" a los piqueteros. Un discurso que encastra perfecto con la ultima adquisición del gobierno provincial: la compra de dos camiones hidrantes.

Otro hito de su trayectoria remarcada por la información oficial "lo constituye su paso por la Sedronar, entre 2009 y 2010 donde se desempeñó como subsecretario técnico de Planeamiento y Control del Narcotráfico, donde conformó un equipo de profesionales y lideró un área que estaba destinada a cortar la cadena de fabricación de estupefacientes".

Justamente este es el paso menos rescatable de su gestión : allí colocó a un ex comisario proceso por torturas al frente del Registro de Precursores Químicos. Se trataba del comisario general retirado Eduardo Alfredo Pérez Rejón, quien fuera secretario general e ideólogo de la ex policía bonaerense durante la gestión del comisario general Pedro Anastacio Klodczyk. En 1998 la Cámara de San Martín confirmó

su procesamiento ser el comisario a cargo de la comisaría de San Miguel el 31 de mayo de 1989, cuando un grupo de 18 detenidos (incluidos cuatro menores de 16 años) fueron atormentados con "submarino seco, agua hirviendo, picanas de mano, patadas, una violación, quemaduras de cigarrillos y simulacros de fusilamiento", según la denuncia original del abogado Ernesto Julio Moreau, entonces representante de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.

Para refrendar su postura ideológica, Perez Rejón fue abogado defensor de terroristas de estado juzgados en la causa "Atlético, Banco y Olimpo".

Este diario pudo recoger testimonios de ex funcionarios de la Sedronar que recordaron la forma en que Spadaro se manejaba al momento de controlar el área de contorl de precursores, al filo de la legalidad, con la excusa de "luchar contra el narcotráfico".

Compartir: 

Twitter
 

José Spadaro va a colaborar con el gobierno de Bonfatti. Tiene un paso polémico por la Sedronar.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared