SANTA FE › EN VíSPERAS DE LA ASAMBLEA PúBLICA POR LA TARIFA DE AGUA

Aumentar no será sencillo

Distintas voces anticipan el rechazo a la intención de encarecer el servicio. Acusan a la provincia de no haber invertido. Desde Assa aclaran que el incremento no está decidido y que "hay 400 millones que los pone el Estado, no el usuario".

 Por Pablo Fornero

Para las organizaciones que van a participar mañana de la audiencia pública convocada por el Enress, el aumento tarifario del servicio de agua potable es "improcedente" y "no razonable". Por ese motivo, expresarán su voz de rechazo al incremento del 42 por ciento que solicitó Aguas Santafesinas SA en la actividad que se realizará en la sede de Gobierno de la UNR. "El Estado ha desinvertido en Assa en forma permanente a partir del 2011", aseguró Alberto Muñoz, titular de la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor, y ex miembro del Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress). En tanto, el director de la Cátedra Libre del Agua, Aníbal Fascendini, sostuvo que el pedido de aumento "no corresponde a una solución de fondo, sólo es un paliativo". Por su parte, desde la empresa prestataria insisten con que "hay que trasladar (la suba de costos) a la tarifa, porque es parte del servicio que recibe la gente", ya que "el Estado ya pone mucho dinero", sostienen.

La primera de las tres audiencias convocadas por el Enress se llevará a cabo mañana a las 10 en la sede de Gobierno de la Universidad, ubicada en Maipú 1065. Los encuentros continuarán el miércoles en ciudad de Santa Fe y el jueves en Reconquista. En esa ronda de consultas públicas, organizaciones sociales y políticas y vecinos en general podrán manifestar su opinión respecto de la suba tarifaria que pidió el directorio de Assa. Si bien es el gobierno provincial quien resolverá si aplica o no el incremento, el foro es una oportunidad para analizar el funcionamiento de la empresa estatal que opera de manera directa en 15 localidades.

Dos organizaciones civiles consultadas por Rosario/12 ya adelantaron su disconformidad con el aumento. Por un lado, remarcan que no coincide con los índices inflacionarios públicos y privados que se miden a nivel país, pero por el otro también denuncian desinversión estatal y falta de mantenimiento. "En 2011, el Estado aportaba a ASSA el 1,22 por ciento del presupuesto provincial. La cifra prevista ahora es 0,47 por ciento, tres veces menos. Se le pide al usuario mayor aumento y el Estado aporta menos. Como consecuencia, la plata del acueducto Gran Rosario ha estado dos años paralizada y recién se retomaron los trabajos hace tres meses", indicó Muñoz.

Muñoz, a la vez, reconoció que Aguas culminó obras en la región, como las plantas potabilizadoras de Cañada de Gómez o Rufino, pero aseveró que eso no puede "considerarse un éxito" ya que "tendrían que haber estado terminadas dos años antes". Al mismo tiempo, señaló que cada vez se instalan menos medidores: "en 2010 fueron alrededor de 8 mil, en 2011 7 mil, en 2012 5.500 y en 2013 3.300". Muñoz dijo también que el mantenimiento de la firma "deja mucho que desear", algo que se observa en "problemas en instalaciones, roturas, corralitos, obstrucciones cloacales".

En las localidades por fuera de Rosario se percibe un "cambio" en la asistencia de la empresa para con los gobiernos locales a partir del año pasado, a raíz de un "mayor compromiso y predisposición en inversiones". Pero también remarcan críticas, como la necesidad de "reforzar personal" y, en algunos casos, elevar las delegaciones locales a nivel de agencia.

El gerente de Relaciones Institucionales de ASSA, Guillermo Lanfranco, aclaró que el incremento "no está resuelto" y es el Ejecutivo quien "lo tiene que decidir". No obstante, explicó que el porcentaje se calculó en base a un estudio de costos y no al índice inflacionario. "Es todo lo que hace a la prestación diaria, la incidencia en costos de producción, insumos químicos, energía, personal, combustible, cañerías, piezas especiales, bombas, mantenimiento de redes, reparaciones", apuntó el directivo, quien sumó que algunos valores tienen "indicadores propios", como la "planificación del agua", que trepó un 58 por ciento en el último año.

"Este año hay 400 millones de pesos de inversión y esa plata la pone el Estado, no el usuario. Si lo incorporás como el subsidio que además tiene el gasto de la empresa, que es lo que intentamos bajar, es mucho más dinero que esos 400; llega a más de 500 millones el aporte al sistema de ASSA. Sin llegar a cubrir la totalidad de los costos, creemos que debe mantenerse la relación que existía en 2012, que de cada 4 pesos que gastábamos en operación, 3 surgían del pago del servicio", concluyó Lanfranco.

Compartir: 

Twitter
 

Según Muñoz, Assa recibía 1,22% del presupuesto provincial. "Hoy es tres veces menos", dijo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.