CIUDAD › CONCLUSIONES DEL JEFE DE LOS FISCALES DE HOMICIDIOS DOLOSOS, ADRIáN SPELTA

Esa costumbre de salir armado

La mitad de los asesinatos en Rosario se originan en conflictos que antes se dirimían de otro modo. La proliferación de armas de fuego hizo habitual el desenlace más extremo. Muchas veces, el homicida ni siquiera tenía previsto matar.

 Por Lorena Panzerini

Casi la mitad de las muertes violentas que investiga la Unidad de Homicidios Dolosos del Ministerio Público de la Acusación ﷓regional Rosario﷓, tiene como motivo aparente los conflictos interpersonales, que suelen solucionarse arma de por medio. "La gran mayoría de los crímenes está vinculada a esta cuestión, porque son problemas que antes se solucionaban de otra manera, menos violenta, pero hoy ante cualquier conflicto menor se genera un homicidio y eso viene de la mano del elemento que se utiliza para resolverlo: las armas de fuego", reflexionó el jefe de la unidad, Adrián Spelta. Ese flagelo, preocupa sobremanera a los fiscales de la regional Rosario. "Hay una gran cantidad de armas de fuego y muchos de los delitos se comenten con una. Los conflictos interpersonales se resuelven empuñando un revólver, y lo más probable es que en mucho de los casos la muerte no haya sido la intención directa", lamentó.

Al analizar los casos, Spelta consideró que "se busca la muerte, muchas veces, como consecuencia de un hecho anterior". Y agregó: "En algunos casos, se trata de responder a un crimen de la misma manera; y nos encontramos con dos conflictos interpersonales con resultado muerte, como respuestas a un primer hecho". Frente a ello, el fiscal señaló que se buscan alternativas de resguardo, por ejemplo, para la familia del autor de un hecho, cuando se encuentra que el conflicto se origina en un enfrentamiento previo.

Según las estadísticas de la unidad de Homicidios Dolosos de la regional Rosario, hasta la semana pasada eran 109 los homicidios investigados desde el 10 de febrero, cuando se puso en marcha el nuevo sistema procesal penal en la provincia. De ellos, 42 no tienen imputados individualizados. Al menos 45 tienen como motivo aparente los conflictos interpersonales; y casi una veintena se cometió en ocasión de robo (aparece en los casos de crímenes resonantes como el de Jorge Lavezzi y el comisario Guillermo Morgans). En tanto, más de media docena de legajos judiciales por homicidios dolosos está relacionado con búnkers de droga, cuyas copias son remitidas a la Justicia Federal.

A modo de balance, Spelta calificó de "positivo" el resultado del trabajo que están realizando. "Somos seis personas que están interactuando, intercambiando información". Y diferenció: "En el viejo sistema, había 15 jueces de instrucción y diez correccionales que pocas veces se veían la cara. Nosotros estamos los seis juntos, casi en la misma oficina, y si hay nombres que surgen de causas, se tiran en las reuniones y esto permite el trabajo de cotejo y en conjunto; porque llega un momento en que los autores o sospechosos se empiezan a repetir y hay que vincularlos; a lo mejor no al autor, pero sí a una banda", planteó.

Spelta aclaró que "no hay causas estancadas, se investigan todas", aunque muchas estén como NN; y destacó que a más de cinco meses de trabajo, ya se están preparando legajos para ir a juicio, estimativamente, en setiembre. "Esto demanda mucho tiempo, entonces nos encontramos haciendo lo mismo que ahora, pero hay que agregar etapas de juicio y se siguen agregando homicidios", señaló.

Entre las causas más avanzadas, hay más de una docena de homicidas "identificables"; casi una veintena con pedido de captura, y unos 24 en prisión preventiva, a la espera del juicio. En tanto, tres expedientes fueron archivados y en la misma cantidad de legajos judiciales se dictaron sobreseimientos. Al mismo tiempo, se llegó a dos condenas; mientras que para la semana que viene se están cerrando otros tres juicios abreviados (acuerdo entre la fiscalía y la defensa) que deben ser avalados por un juez penal.

En cuanto a la casi veintena de homicidios en ocasión de robo, Spelta consideró que son los que "de alguna manera marcan las cuestión de inseguridad, porque el homicidio no se procura como objetivo principal".

A la fiscalía llegan también casos de tentativas de homicidios que "generan prácticamente la misma carga de trabajo que un homicidio consumado, y a veces más, porque en la mayoría de los casos hay un autor individualizado. Hay un número importante de estos casos, aunque en menor medida que los homicidios consumados, que engrosan el trabajo".

Compartir: 

Twitter
 

Cualquier pelea hoy se dirime a los tiros, y genera venganzas similares, advierten.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.