SANTA FE › ARRANCó AYER EL ESCRUTINIO DEFINITIVO

La espera durará diez días

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

El escrutinio definitivo de las primarias del domingo arrancó ayer en el Tribunal Electoral en un mar de dudas que se aclaran a medida que avanza el recuento de votos. Anoche, ya se habían completado tres departamentos (Belgrano, Caseros y Castellanos, así que los resultados se conocerán en las próximas horas) y la tarea demandará diez días. El foco de las sospechas es el sistema informático que utilizó el gobierno para realizar el escrutinio provisorio que concluyó con "el 100 por ciento de las mesas informadas" (7.628), pero que a las 48 horas se supo que faltaba escrutar 807 mesas (el 12 por ciento), aunque según versiones podrían ser más.

La secretaria electoral Claudia Catalín ya dijo que la "responsabilidad primaria" del escrutinio provisorio era del Poder Ejecutivo y el encargado de la operación el secretario de Tecnologías, Javier Echaniz, que depende del ministro de Gobierno. Ayer, el diputado justicialista Mario Lacava recordó que Echaniz es uno de los dos funcionarios de la Casa Gris que "abrieron sin orden judicial" una computadora Mac del empresario Luis Medina horas después su asesinato, en diciembre de 2013. "Echaniz era la máxima autoridad en cargar datos del escrutinio, así que el domingo les dije a fiscales y autoridades partidarias que tuvieran cuidado", agregó.

Uno de los apoderados del Frente para la Victoria coincidió que "la duda está instalada en la carga informática y el programa que se utilizó". Dijo que aún en el escrutinio definitivo que comenzó ayer, la fiscalización de los partidos llega hasta la mesa de recuento de votos. Pero después, sigue -en otro ámbito del Tribunal la carga de los datos en el sistema informático, que es el mismo que se utilizó en el escrutinio provisorio. "Las dudas se plantean con este sistema. Por eso creemos que la única forma de transparentar los resultados es que también se publiquen en la web los facsímiles de las 7.628 actas electorales de cada mesa. Ya se lo hizo con los telegramas en el escrutinio provisorio, entonces bien se podría hacer lo mismo con las actas en el escrutinio definitivo", explicó.

"Acá hay una duda con el software y la imposibilidad de los fiscales de controlar la carga informática en el escrutinio definitivo en el Tribunal Electoral. Entonces, es necesario publicar las actas para que todo el mundo pueda tener acceso, hacer su propio escrutinio y sacarse todas las dudas. Ya hay un estado de sospecha, entonces lo mejor es publicar los documentos electorales para que se pueda saber los votos que logró cada fuerza política", apuntó.

Las dudas se agitaron por la misma secuencia de los hechos, que vale repasar:

1. El domingo 19, a tres horas del cierre de urnas, el gobierno anuncia el "claro triunfo" del candidato de la Casa Gris, Miguel Lifschitz, sobre su rival en la interna, Mario Barletta, por "70 por ciento a 30" y que el Frente Progresista era la "fuerza más votada en la provincia, entre un punto y medio y dos puntos", por encima del jefe del Pro, Miguel Torres del Sel. El anuncio lo hace el ministro Rubén Galassi, al lado del gobernador Antonio Bonfatti, Lifschitz y su compañero de fórmula, el ministro radical Carlos Fascendini.

2. Ya el lunes 20, alrededor de las cinco de la madrugada, cierra el escrutinio provisorio con otro resultado: Del Sel le gana a los dos rivales del oficialismo por 5.493 sufragios. El candidato del Pro obtiene 481.278 votos (32,2%), el Frente Progresista 475.785 (31,8%) por la suma de Lifschitz (335.808) y de Barletta (139.977). Y la fórmula de Omar Perotti 327.126. La secretaria electoral había dicho que la concurrencia a las urnas superaba el 70 por ciento, pero después se supo que era menor: 65.

3. Horas después, el Frente de Izquierda denuncia que faltaban escrutar "más de 100.000 votos en Rosario y miles más en el resto de la provincia". Y atribuyó "esta vergonzosa situación" al interés político de que sus candidatos "no superen" el piso electoral para llegar a las elecciones del 14 de junio, así los 40 mil votantes de la izquierda se queden sin representación que los empujen a votar a otras fuerzas.

4. El lunes a la noche, el Frente para la Victoria denuncia que no habían sido escrutadas 734 mesas en toda la provincia, la mayoría en Rosario (404) y en La Capital (107). Lo que representa más del 10 por ciento del total de las 7.628 habilitadas el domingo. El diputado Roberto Mirabella dice que "hay 52.000 votos no consignados en el escrutinio a gobernador".

5. El martes, 48 horas después de las elecciones, el subsecretario del Ministerio de Gobierno, José María Velázquez y Catalín reconocen que faltan escrutar 807 mesas en toda la provincia (el 12 por ciento de las habilitadas), lo que significa más de 200.000 votos que pueden variar el resultado.

Compartir: 

Twitter
 

Las urnas están en el Tribunal Electoral de Santa Fe.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.